El joven muerto de un disparo en Ayamonte alertó en 2010 de la desaparición de un hombre que aún no ha sido hallado

0

Un agente de la Policía Científica recoge pruebas en el lugar donde apareció el cadáver. (Julián Pérez)

El hombre cuyo cadáver apareció este pasado miércoles en un camino cerca de Ayamonte, con un disparo en el pecho, fue el que había alertado a una familia ayamontina de la desaparición de uno de sus miembros, cuyas iniciales son R.P.A, en el año 2010, según una información hecha pública por la periodista Rosa Font a través de su perfil de facebook. Diversas fuentes relacionan la muerte del primero y la desaparición del segundo con el mundo del tráfico de estupefacientes.

Por la desaparición de R.P.A. el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Ayamonte matiene una investigación abierta en la que, en el verano de 2011, declaró el ahora fallecido, conducido desde la cárcel, aunque en la actualidad estaba en libertad y pendiente de juicio. La voz de alerta por la desaparición de R.P.A., de la que se cumplen 33 meses, la dio a la familia el joven cuyo cadáver fue localizado este miércoles.

LA DESAPARICIÓN

Guardia Civil, en Huelva, y las fuerzas de seguridad de Portugal continúan aún investigando a uno y otro lado de la frontera el paradero de un vecino de Ayamonte, cuya identidad es R.P.A., de 36 años, desaparecido de su domicilio desde hace ya 33 meses, noticia de la que dio cuenta también Rosa Font a primero del año 2010 en el diario Huelva Información.

El cuerpo fue hallado en el lugar que aparece en la foto con un disparo en el pecho. (Julián Pérez)

A R.P.A. se le vio por última vez el 17 de febrero de 2010 y se le perdió la pista prácticamente al lado de su casa y a plena luz del día (eran aproximadamente las 18:00 horas). Aquella tarde estuvo en casa de su familia, salió a un local próximo, desde donde se encaminó a su casa. Sin embargo, no llegó al domicilio ni cogió el coche, y fue un íntimo amigo el que alertó de la ausencia de R.P.A. sin explicación alguna para todo su entorno.

Llevaba consigo el documento de identidad, llaves y su teléfono móvil. Poco más. No cogió ropa ni tampoco el pasaporte, lo que para su entorno indica que no tenía intención alguna de marcharse, y su domicilio se encontraba tal y como él lo había dejado (no había nada revuelto ni habían entrado a robar).

El móvil fue desconectado poco después de su desaparición y desde entonces no hay ninguna noticia de este vecino de Ayamonte. Como si se lo hubiera tragado la tierra.

En su entorno se descarta que se marchara por voluntad propia y se cree, por contra, que a R.P.A., que no había dado muestras antes de su desaparición de tener algún problema, se lo llevaron por la fuerza o alguna persona conocida lo engañara para llevárselo.

La familia presentó denuncias tanto ante la Guardia Civil como en Portugal y desde entonces se mantiene abierta una investigación que hasta el momento no ha dado resultados y, al menos que haya trascendido, no se ha encontrado rastro alguno de R.P.A.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies