El laboratorio de Compostela no ha podido obtener ADN de los huesos de Las Quemadillas

1

Pintadas en el exterior de la finca de las Quemadillas. (Pedro Funes)

(Texto y foto: cordopolis.es)  Ya habían advertido de que iba a ser casi imposible. Y así ha sido. El laboratorio de Santiago de Compostela que iba a tratar de extraer el ADN de los restos dentales encontrados en la hoguera de Las Quemadillas, ha fracasado. Así lo ha avanzado este viernes Televisión Española. Ha sido imposible determinar genéticamente que esos dientes pertenezcan a los niños Ruth y José, presuntamente asesinados y calcinados por su padre, José Bretón, el 8 de octubre de 2011 en Córdoba.

No obstante, todos los informes científicos coinciden en señalar que los restos de las piezas dentales y los huesos encontrados pertenecen a dos niños que coinciden en la edad con los desaparecidos.

Encontrar ADN no era fundamental para el sumario y el posterior juicio, ya que el juez cuenta con los informes periciales de destacadísimos expertos que confirman que los huesos son de dos niños. El juez y la policía están seguros de que Bretón terminó con su vida a las dos semanas de saber que su mujer y madre de los pequeños, Ruth Ortiz, tenía la firme convicción de separarse de él.

Bretón sigue afirmando que él perdió a Ruth y José mientras paseaba con ellos por un parque de Córdoba. Hace casi un año fue sometido a un peritaje psiquiátrico que determinó que no sufría ninguna patología. Lo que los expertos detectaron fue un coeficiente de inteligencia superior a la media y una gran frialdad en su personalidad, prácticamente carente de empatía alguna.

Bretón se negó el jueves a ser sometido a nuevas pruebas psicológicas, tal y como le había aconsejado su abogado. Con ello el acusado cierra una de las principales líneas de defensa planteadas por el letrado que le representa, José María Sánchez de Puerta. La otra, basada en una posible ruptura de la cadena de custodia de las principales pruebas -entre las que se encuentras las piezas dentarias halladas en Las Quemdadillas y algunos huesos- se convierte en la herramienta básica con el que el abogado quiere tumbar un caso que se le ha puesto muy cuesta arriba.

Compartir.

1 comentario

  1. JOSÉ MANUEL NÚÑEZ Y DOMÍNGUEZ. on

    Otra cuestión no menos importante y complementaria , sería DATAR LOS RESTOS ÓSEOS, esto se hace cuando se encuentran restos óseos en cualquier excavación de interés científico, siempre se datan esos restos, al margen de que correspondan con restos óseos de una edad determinada, pueden ser restos óseos de niños ó adultos (según puntos de osificación) datados en 7-8 años de antigüedad ,pero también podrían ser datados en 80 años (guerra civil Española) ó 30 años, también si tuvieron roturas, golpes significativos ó pérdidas de dientes que sean significativos y puedan ser constatadas por sus respectivos dentistas ó cualquier radiografía realizada que constate algún tipo de alteración que se mantenga en los restos óseos encontrados. Aunque el sentido común haga pensar el trágico fin, no está de más corroborar científicamente todos los datos. Tampoco hay que darse por desanimados por lo del ADN, hay que seguir buscando sin cejar en el empeño.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies