Valderas subraya que la nueva Ley de Participación Ciudadana refleja la “apuesta decidida por gobernar con la gente”

1

Valderas, en el centro, durante el encuentro en La Rábida.

El vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, en la inauguración en el Foro Iberoamericano de la Rábida (Huelva) del encuentro de Voluntariado ‘Caminando hacia una Democracia Participativa’, donde se debate sobre la futura Ley de Participación Ciudadana, ha subrayado que este nuevo texto normativo, que se prevé inicie el trámite parlamentario en el mes de febrero, reflejará la apuesta decidida del Gobierno andaluz de “gobernar con la gente”.

Valderas ha señalado que en cumplimiento del acuerdo de legislatura , que se concreta en 250 medidas y 28 leyes, la Ley de Participación Ciudadana ocupa un lugar destacado, siendo uno de “nuestro grandes compromisos con la ciudadanía”.

“Es una decidida apuesta política que nos permitirá, con un marco legal adecuado, transitar desde la democracia representativa hacia la democracia participativa, que permitirá empoderar a la ciudadanía, construyendo un poder popular que acabe con la percepción que ahora se tiene de una democracia de baja intensidad” ha comentado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que este proceso de consultas que se inicia hoy con esta jornada ”profundizará y nos acercará a la raíz de las cosas, nos permitirá cuestionarnos otras muchas, nos hará reflexionar sobre donde queremos llegar como ciudadanía responsable y nos facultará para creer que es posible gobernar de otra manera”.

El vicepresidente también ha hecho alusión en su intervención al momento que se está viviendo “ estamos inmersos en varias crisis que lastran nuestro desarrollo como sociedad y estas no se van a superar con un mero cambio en la sociedad sino que se requiere un cambio de sociedad. Una sociedad más justa, más solidaria, que reparta mejor y que priorice lo importante”.

En este sentido ha comentado que la crisis ha puesto de manifiesto que nuestras democracias están gobernadas por los mercados y no por la voluntad y soberanía de los pueblos, y que desde el Gobierno de la Junta de Andalucía se apuesta sin ambages por el reconocimiento y el fortalecimiento de la participación social, defendiendo un Estado Social Participativo que supere a un estado asistencial en el que el Bienestar Social no se ha completado nunca.

Se trata de alcanzar un nuevo estadio en el que se produzca una suerte de “asalto democrático” de las instituciones por la ciudadanía para garantizar la participación y el control, alterando la democracia a favor de la mayoría social.

“Dicen que los hombres y mujeres de izquierda han aprendido a no rechazar nunca ni un vino viejo ni una verdad nueva .Y estamos en el tiempo de verdades nuevas que den respuesta a tanta emergencia social creada por un sistema tan injusto como indeseable” ha concluido el vicepresidente.

En el Encuentro ‘Caminando hacia una Democracia Participativa’ se han inscrito más de 180 personas que proceden del movimiento asociativo onubense, de los municipios , asi como de otros foros, plataformas, colectivos y ciudadanía en general, inscritos a título individual y que se han descrito como miembros del 15M.

MALESTAR DE FACUA

FACUA Huelva, que ha participado en este foro, ha emitido una nota en la que asegura que el éxito de este cónclave “no ha pasado del aspecto estético, puesto que desde las 10 de la mañana hasta pasadas las 6 de la tarde, no se dedicaron ni cinco minutos para que los asistentes pudieran exponer sus aportaciones sobre lo que debería recoger una Ley Andaluza de participación ciudadana”.

Para FACUA Huelva, se ha desaprovechado una ocasión muy importante, dado el número de personas asistentes y la cantidad de organizaciones representadas, para poder haber expuesto en común los aspectos más importantes que cada cual considera necesarios se vean reflejados en esa futura Ley, cuyo borrador se quiere tener preparado para Febrero de 2013.

Además, Antonio Romero tuvo que interrumpir el plenario, para que los asistentes pudieran conocer las propuestas, porque el portavoz del grupo 3º ignoró dos de las cuatro que FACUA Huelva había presentado por escrito en ese grupo de trabajo y solicitado que fueran expuestas en pleno. Una de estas propuestas consistió en que se expusiera en el pleno que a los grupos de trabajo se nos ha inducido y limitado a opinar sobre tres aspectos: 1) ¿Para qué una Ley? 2) ¿Quiénes deben ser los sujetos de la ley? 3) ¿Cómo dar cauce de participación en la elaboración de la Ley?, todos ellos son aspectos formales o justificativos de la necesidad de la Ley, pero ninguno sobre sus contenidos.

FACUA Huelva lamenta que ninguna de las personas con responsabilidades en la organización del encuentro, saliera al paso contra el atropello cometido por el portavoz del grupo 3 al ignorar esas dos propuestas que Antonio Romero había entregado en el grupo 3.

Para Antonio Romero, siendo importante la oportunidad de opinar sobre los aspectos formales, lo más importante sobre todo es poder proponer y opinar sobre los contenidos. Y en ese sentido, se proponía que fuera incluido un cuarto punto: 4) ¿Qué contenidos debe tener la Ley? , para los sucesivos encuentros, ya que para este no quedaba más remedio que lamentarnos por la oportunidad perdida y por haber desaprovechado tanto esfuerzo material y humano.

A FACUA Huelva le recogieron las propuestas por escrito, pero los organizadores no permitieron la posibilidad de que al pleno llegara ni siquiera un resumen o extracto de las mismas, a pesar que en el protocolo entregado en la carpeta a los participantes sobre la metodología del trabajo en grupo, se decía: “ 7) Al final el grupo podrá señalar algunas propuetas concretas a la Ley, y preparará la idea central que se quiere comunicar en la Puesta en común”.

Las propuestas concretas a la Ley de FACUA Huelva son:

1. Promocionar desde los poderes públicos la vertebración de la sociedad fomentando el fortalecimiento de organizaciones sociales sin mediatizaciones de tipo partidista.

Es necesario un cambio de cultura en las fuerzas políticas en la que, sin cuestionar el papel fundamental atribuido constitucionalmente a los partidos políticos, se fomente la consolidación y crecimiento de organizaciones sociales fuertes e independientes, superando la vieja cultura de la promoción de organizaciones afines o dóciles que provoca raquitismo en el proceso de vertebración social e impide o hace más lento su propio crecimiento.

2. Fomentar la participación activa y real de las organizaciones sociales en la toma de decisiones que afecten a la ciudadanía, revitalizando los órganos de participación social existentes.

Es necesario que los partidos políticos con responsabilidades de gobierno, se conciencien de la necesidad de conseguir una participación real de la sociedad civil, a través de las organizaciones ciudadanas, en la toma de aquellas decisiones que les afecten. Y ello, porque el desarrollo de una sociedad genuinamente democrática no se consigue exclusivamente con la mera convocatoria de los ciudadanos cada cuatro años para que elijan a sus representantes políticos, ya que dicho voto no debe entenderse como un cheque en blanco a los partidos políticos, sino como parte de un compromiso de contar con la ciudadanía que lo ha elegido para ese ejercicio del poder. Mediante características unas veces vinculantes y otras preceptivas.

3. Promover la participación de las organizaciones de consumidores y usuarios en los Consejos de Administración de las Empresas y Agencias Públicas Andaluzas.

Si aún es preciso avanzar en el ámbito de la participación social en el seno de la propia Administración autonómica, aún se hace más necesario contemplar la posibilidad de intervención de las personas ante los órganos de gestión de los entes instrumentales, y en concreto en los Consejos de Administración de las Empresas y Agencias Públicas que prestan servicios públicos y/o de interés general. Como por ejemplo: Servicios Públicos, Suministro como el agua o medios de comunicación.

4. Garantizar los procedimientos de participación ciudadana en el ámbito parlamentario.

Propiciando un mayor grado de interrelación de los parlamentarios con la ciudadanía y con las organizaciones que la representan, promoviendo y haciendo posible preguntas de iniciativa ciudadana y garantizando la comparecencia de agentes sociales en la tramitación de leyes que les afectan.

5. Facilitar el reconocimiento como entidades de utilidad pública de las organizaciones de consumidores como instrumento para el mejor desarrollo de sus fines.

Este reconocimiento, además de ser de justicia y corresponderse con la realidad de la labor de estas entidades, suponen una herramienta fundamental para diferenciar estas entidades de interés social general, cuyas funciones y cometidos se recogen en nuestra propia Constitución, de otras que representan intereses más sectoriales o particulares (legítimos, pero de un alcance más limitado), permitiéndoles acceder a un estatus legal y fiscal que es el que le corresponde en función del trabajo que desarrollan en beneficio de la Sociedad.

6. Fortalecer el papel del Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía.

Debe fortalecerse el papel del máximo órgano de participación y consulta de los consumidores y usuarios andaluces como tal, dotándolo de mayores competencias y recursos y reconociéndole legalmente personalidad jurídica propia, al objeto de contar con mayor autonomía e independencia para el cumplimiento de sus cometidos en beneficio de la sociedad andaluza. Y en el ámbito provincial otros como: Los Consejos económicos sociales, Provinciales

Compartir.

1 comentario

  1. Aurelio Pino Domínguez on

    Valderas cuando habla, me recuerda lo que dicen los mentecatos. Es curioso que sin serlo, se comporta como tal.
    Queda bien eso de la “Participación Ciudadana”…y tal y tal, que diría el fenecido Jesús Gil y Gil.
    Resulta que cualquier partido que se precie en una Democracia Moderna, lo que debe incitar a las personas con derecho a voto, es a ejercitar ese derecho. Pero el Sr. Valderas estima que es mejor este otro sistema, que es mucho más representativo. Y yo le digo al Sr. Valderas, que a parte de ser una aberración en Derecho, es una postura anti constitucional. Pero aunque contra todo Derecho, impusiera esta “modalidad sui géneris”, le diré que duraría menos de una legislatura, y para ello le voy a poner un ejemplo muy gráfico.
    Valderas, imagínese que usted está encomendado por la Cruz Roja o por la FAO, si esto le prestigia más, a mitigar el hambre en un país tercermundista. Usted va montado en un camión lleno de hogazas de paz, y llega a un poblado de refugiados (de esos que vemos en la tele con niños famélicos y comiditos de moscas), y congrega al rededor del camión a muchas personas que alargan sus manos y le suplican un poco de pan. Entonces usted pone en marcha su “ley de participación ciudadana” y empieza a lanzar pan entre la multitud. Al poco rato se agotó el pan y lo más curioso, ningún niño famélico alcanzó algún pan. Todos los panes están en poder de los más fuertes, hombres y mujeres jóvenes y ágiles, dispuestas a todo por conseguir su pan. Es más, Sr. Valderas, ha tenido que observar como en algunos grupos se daban golpes por conseguir la hogaza que usted con su mejor voluntad les lanzara poco antes. Y al día siguiente, repite de nuevo otro reparto de pan. Observará que el resultado es el mismo. Los débiles quedan sin pan, los fuertes vuelven a tener pan.
    Quiero esto decir, que esa Ley que usted entiende como muy positiva, de que un escaño “popular” sea ocupado por “el más fuerte entre los fuertes”, dejando la voz de la calle de los más débiles, de nuevo y siempre, en la calle. Al final los que no consiguen ese “escaño” regalado por su Ley, renegarán de “sus bondades” y exigirán acaloradamente y con toda razón y justicia, que se derogue su “flamante Ley”, aunque para ello, tengan que ir a votar a las urnas.
    Ve, Sr. Valderas porqué creo yo que está actuando igual que los mentecatos, sin serlo. Pues rectifique y pida el voto para su Partido, que además para eso le ponen en sus listas. ¡Sea más listo!.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies