CSI-F critica la reducción de personal sanitario en la zona de El Condado

0

Centro de Salud de Matalascañas.

El sindicato CSIF asegura en un comunicado que la provincia de Huelva está acusando las consecuencias de los planes de ajuste en la sanidad pública con graves deficiencias en la atención al paciente derivadas de los recortes en la inversión y en personal. El sector de Sanidad del sindicato CSI-F lleva semanas advirtiendo de los problemas que se están produciendo en diferentes zonas de la provincia, como la sierra y el área de Almonte y Matalascañas, a causa de la disminución de efectivos.

En esta ocasión, CSI-F ha alertado de la reducción de personal sanitario en la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Niebla, Rociana y Bonares. La Central Sindical ha sabido que de los dos equipos de guardia, cada uno de ellos conformado por un médico y un enfermero, que prestaban servicio los viernes solo uno seguirá operativo. Con esta medida, cuando el equipo debe salir para atender a un paciente el centro queda totalmente descubierto en un día de especial problemática como es el viernes.

Pero los recortes no acaban aquí. En el servicio de Urgencias de Rociana han prescindido de un médico y de un enfermero, ambas plazas contempladas en los presupuestos para ser cubiertas por personal interino.

El caso de la pediatría también es “preocupante” según el sindicato CSI-F. En la UGC hay actualmente tres médicos pero los que trabajan en Rociana y Bonares han visto reducida su jornada al 75% por lo que el horario de consulta también ha quedado limitado. En concreto, en ambos municipios de 8 a 8 y media de la mañana y de 2 a 3 de la tarde no cuentan con pediatra en caso de urgencia y, si falta uno de ellos por cualquier circunstancia, el compañero tiene que cubrir las dos poblaciones al mismo tiempo. El responsable de Sanidad de CSI-F, César Cercadillo comenta en tono irónico que “los pacientes tendrán que elegir el día y la hora para ponerse enfermos si quieren ser atendidos”.

Problemas de plantilla

Estos recortes en las plantillas, “a pesar de que la Administración los sigue negando” puntualiza Cercadillo, están derivando en “abusos” por parte de los cargos de dirección para poder cuadrar horarios y cubrir la atención sanitaria. En este sentido, CSI-F denuncia que a los auxiliares administrativos -encargados de organizar las citas y las consultas- se les obliga a desplazarse a otros centros de trabajo sin pagar los traslados y, lo más grave, realizando funciones que no les competen como las de celador conductor.

Otro caso similar se dio durante la pasada jornada de huelga del personal médicos. En esta ocasión, explica César Cercadillo, a los sanitarios que tenían reducida su jornada al 75% se les exigió permanecer de servicios mínimos para cubrir a los compañeros que secundaron la convocatoria de paro.

El responsable de CSI-F ha lamentado que “estos problemas son habituales en el día a día de los centros de salud con pacientes que acuden a su médico y encuentran enormes dificultades para ser atendidos”. En esta misma línea ha recordado cómo se está dejando de invertir en la sanidad pública que ya, de por sí, es un sector saturado con importantes sobrecargas de trabajo. “Está en juego la salud del ciudadano, un tema con el que no se debe frivolizar, y además los profesionales sanitarios se encuentran cada vez más desprotegidos tanto por la falta de apoyo de la Administración como por la escasez de recursos, la merma de sus condiciones laborales y la presión constante de los pacientes que deriva, en ocasiones, en agresiones verbales o físicas”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies