Propuesta para que la plaza de toros de Campofrío sea declarada Bien de Interés Cultural

0

Plaza de toros de Campofrío.

La Junta de Andalucía está ultimando la documentación técnica que sustente los valores patrimoniales de la plaza de toros de Campofrío para elevar una propuesta a la Dirección General de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas para su incoación efectiva como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de ‘Monumento’.

El delegado Territorial de Educación, Cultura y Deporte, Vicente Zarza, que ha visitado la plaza de toros de la localidad, ha recordado que el coso se encuentra inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como bien de catalogación general desde 1996, estando así significada como bien integrante del Patrimonio Histórico Andaluz.

Según las últimas investigaciones arqueológicas realizadas a propuesta de la Consejería de Cultura y Deporte, se trata de una de las plazas de toros más antiguas de España aún en uso y es sensible de elevar su nivel de protec-ción a BIC con la categoría de monumento.

En la visita institucional, el delegado ha hecho entrega la alcaldesa de Campofrío, Mercedes López, de un proyecto de restauración de su plaza de toros redactado con financiación de la Junta de Andalucía, que contempla la eliminación de las patologías dañinas para el inmueble. El mismo postula la restauración de los muros del coso taurino y gradas, recuperando su confor-mación primitiva y manteniendo sus soluciones constructivas originales, una mejora del terreno, un refuerzo de la cimentación así como la disposición de drenajes que permitan la evacuación de aguas pluviales del ruedo.

Su incoación como BIC Monumento permitirá acceder a financiación preferente proveniente de 1% cultural, que podrá ser requerida desde el Ayuntamiento de Campofrío, aportando el proyecto redactado por los arquitectos Pedro Rodríguez Pérez y María Luisa Marín Martín.

Historia de la plaza

Buscando consolidar la costumbre de lidiar toros el día del Patrón, la Cofradía de Santiago Apóstol, por suscripción popular, planteó la construcción de la actual plaza de toros de Campofrío, en terrenos de su propiedad. Así, el mayordomo de la Cofradía solicitó ante el Cabildo de Aracena, al que pertenecía administrativamente Campofrío hasta su independencia en 1753, tras obtener el villazgo, licencia para la edificación del coso taurino, el cual se comenzó a construir en el verano de 1716, inaugurándose, como se cita en la puerta de entrada de la misma, en 1718, probablemente el 25 de julio, día del Patrón.

Las primeras restauraciones documentadas de la plaza de toros se llevaron a cabo en los años 1936 y 1977. En el año 2004, la entonces Consejería de Cultura realizó estudios arqueológicos que permitieron conocer con mayor detalle las técnicas y materiales constructivos originales, su disposición y relaciones estratigráficas, así como documentar las distintas fases constructivas y de acabados del inmueble.

La inversión de la Junta de Andalucía desde el año 2002 en reformas, estudios y proyecto de intervención en la plaza de toros de Campofrío supera los 90.000 euros. Se llevó a cabo, de igual forma, un estudio de las fuentes documentales y bibliográficas, localizándose legajos en los archivos municipales de Campofrío, Aracena, Aroche y Almonaster la Real, que refieren datos históricos de interés para la caracterización del inmueble. La gran dimensión del ruedo viene a asociarse al uso primitivo de la plaza para el toreo a caballo o rejoneo, aunque en el s. XVIII está también documentado el toreo a pie.

Aunque primitivamente la plaza estuvo situada a las afueras del pueblo, rodeada de espacios libres, actualmente se emplaza en un extremo de su núcleo urbano con edificaciones cercanas, siendo, no obstante, aún patente su concepción originaria netamente rural. El inmueble presenta un ruedo circular (de dimensiones superiores al de la propia Real Maestranza de Sevilla) con capacidad para 1.500 personas, con seis burladeros dando al mismo, callejón concéntrico y de ancho suficiente para permitir el paso de las personas, y dos líneas, asimismo concéntricas de graderío.

El palco de presidencia y banda de música se sitúa en la orientación oeste y frente a ellos los chiqueros. Exteriormente presenta un cerramiento liso consistente en un muro de unos dos metros y medio de altura con varias perforaciones para dar acceso al público y al ganado bravo. La tribuna destaca del conjunto, elevándose sobre el resto y presentando una parte al exterior.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies