EL LABERINTO.
Desde los consistorios.
[Javier Berrio]

1

Javier  BerrioTras la profunda decepción provocada por el gobierno popular en cuanto a la prometida regeneración se refiere, insisto en la necesidad de la refundación del Estado. Los partidos mayoritarios, enquistados en sus irregularidades económicas y en su asunción de la política como una forma profesional de ganarse la vida, han quedado descalificados repetidamente para avanzar hacia el sistema plenamente democrático que no es el régimen español.

Hemos visto cómo con insolencia y desprecio por la fe democrática, los partidos y su endogamia han cerrado las puertas a la evolución del régimen de la restauración borbónica. Es más, perdieron la gran oportunidad que tuvieron de abrirse a la sociedad en los distintos comicios
electorales ya pasados, y ahí quien más erró fue el PP. Por activa y por pasiva fuimos no pocos los
que aconsejamos al PP esa actitud abierta, pero la brutal endogamia que he mencionado antes, les llevó a lo contrario, al cierre de filas internas y al silencio mediático, muy notable por cierto en el caso de los comicios andaluces.

Pero ahora la gran oportunidad se presenta en los ayuntamientos. Desde muchos puntos de vista, los consistorios pueden ser el germen de la reforma completa del Estado. Romper el bipartidismo para acercarnos a la posibilidad de que partidos que procuren un sistema diferente se hagan con los ayuntamientos, es una posibilidad auténtica. No creo que sea por casualidad que los partidos mayoritarios quieran reformar la Administración pública reduciendo el número de concejales de forma muy notable; es, sencillamente, una forma de perpetuar el bipartidismo. Esa drástica reducción sólo sería razonable si fuese acompañada de una reforma de la ley electoral, algo
que no creo que suceda.

El acceso a los ayuntamientos de organizaciones no parlamentarias, centradas en la gestión limpia y honrada de los problemas de los consistorios, pueden marcar el núcleo de los futuros nuevos partidos empeñados en la refundación democrática del Estado. Me parece llamativo que la líder de UPyD, Rosa Díez, también esté pidiendo Cortes constituyentes, algo absolutamente nuevo en su discurso. Ella ha sido una mujer que ha participado del régimen en muchos frentes, desde su presencia muy activa en gobiernos vascos juntos al PNV como representante socialista, a parlamentaria europea y naturalmente, diputada en el Congreso. Su actitud resulta poco creíble.

La proliferación de partidos independientes o de plataformas ciudadanas en las ciudades y pueblos, podría ser la gran sorpresa en las elecciones locales de 2015, tal como Ciudadanos lo ha sido en los últimos comicios catalanes. De qué forma se organicen después para acceder a otras convocatorias, será asunto que los mismos partidos vean, pero tras el paso a los municipios, habrían de comenzar a redactar los programas regeneracionistas y de un nuevo régimen para España en el que la democracia sea sagrada desde la elección del jefe del Estado hasta los exhaustivos mecanismos de control del dinero público y la financiación de los partidos políticos.

Compartir.

1 comentario

  1. Cinta Zambrano Ruiz on

    Javier, mientras que persistan las mismas reglas del juego, nada va a cambiar. Es más, lo que antaño se llamó partido bisagra, renace con más fuerza si cabe mediante las alianzas que al día de hoy existen. Solo basta con asomarnos al patio político. Empecemos, por ejemplo, por la “indignada” Cataluña. Perdió Convergencia y Unió, ya con Mas como “Conseller en Cap”, y se pasó al primer Gobern Tripartit, es decir, una alianza cuasi a natura entre el PSUC; IULV y ERC. Digo casi a natura, pues los de ERC siempre han recelado, no sin falta de razón, de que sus socios recibieran “órdenes de Madrit”, por mucho que presuman de “federalismo asimétrico”. Fue tal el desastre en la administración de semejante bodrio político, que forzosamente les ganó al fin la partida “el Conseller en Cap”. Pero este Molt Honorable, recurrió a la estrategia del perfecto perdedor, es decir: Emprender la huida hacia adelante. Y disolvió El Parlament, nuevas elecciones, y de nuevo a “ganar palmando”. De nuevo, alguien no quiere romper el bipartidismo, y ese es ERC, que le da el apoyo (que otros también le quisieron dar ¿a cambio de qué? y luego le negaron). Dignamente salvo a Ciutadans-Ciudadanos y le pregunto al PPC ¿A que juega la Sra. Camacho?, es tan imprevisible como Carme Chacón (andaluza en Almería y catalana en Barcelona).
    Pero este pecado, se repite hoy día en Asturias, donde con el voto de UP y D, vuelve a gobernar el PSOE, con el permiso de los hermanos antropófagos del PP-Asturias y Foro por Asturias. Es decir, las minorías son para lo que son, para que gobierne uno de los dos “fuertes”…luego Bipartidismo. En el País Vasco, se arrojó a los brazos de Urkullu, Pachi López, pero Urkullu prefiere sentarse solo en su sitial, teniendo por su más fiel escudero, a los chicarrones y chicarronas de Bildu, que las malas lenguas dicen son confraternizadores con ETA. Y el PP-Vasco, en deriva por su falta de definición. Algo parecido, ya pasó y sigue pasando en Navarra. Pero vengamos más cerca, ¿Qué es lo que pasa en Andalucía?, pues que perdura el bipartidismo más descarado si cabe, y la culpa no es más que la de querer tocar poder. ¿Cuando se ha visto en éstas IU-Los Verdes (Es decir, el PCE-A y sus palmeros)? Que por cierto, me podrías referir algún “avance social” logrado por este Gobierno Autonómico. Que yo sepa, seguimos en el ranking del desempleo nacional con la cifra cercana al 36 % de parados. Parados que desgraciadamente no provienen del sector industrial, pues quitando lo que fuera Land-Rover Santana y luego Suzuki, en Linares y los Astilleros de la Carraca, mermados en Navantia, sin olvidar los que en su día existieron gracias a las subvenciones millonarias de la Junta, de los de Huelva y Sevilla. Es decir, que industria para tirar del carro cuando toque, industrias casi no hay, y las que se quieren “iniciar”, siempre bajo el manto protector de las subvenciones. Esto no es serio. Así, querido Javier, si seguimos con el tema de romper el Bipartidismo, te puedo señalar, que en muchas ciudades, sobre todo al comienzo de este paréntesis democrático, proliferaron las Candidaturas de Independientes, cuyos cabecillas, unos tras otros, resultaron ser unos feroces caciques como aquellos que nos pintan en las pelis que hacen referencia a la II República. ¿No será mejor cambiar de arriba a bajo todo el actual Régimen?….pero ¿quién le pone el bozal al león?.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies