El Norte sigue allí

0

¿Qué camino seguir? El Norte sigue ahí.

(Texto y fotos: Federico Soubrier)  En mi juventud y algunos años después tenía, y espero que de esto me quede algo, un espíritu bastante aventurero, lo cual me llevó a devorar cualquier tipo de lectura sobre la supervivencia que se pusiese a tiro, tanto en la mar, en la que incluso realicé un curso con prácticas en piscina y a mar abierto, con balsas salvavidas, botes de humo, bengalas y un traje de neopreno hipotéticamente impermeable, toda una experiencia, como en selvas y desiertos; cosas como conseguir agua potable o prender fuego sin medios, parecían extraordinarias y quién sabía si algún día aquel tesoro de conocimiento te podría salvar la vida.

Hoy paseando por Huelva, para ser exacto por la calle Sanlúcar de Barrameda, que desemboca al Odiel en esquina con la Comandancia de Marina, todo aquello aprendido y olvidado, me ha venido a la memoria al observar las palmeras. Estaban marcándome el Norte, sí, la primera y más básica de aquellas normas, “en la parte norte de rocas y árboles, crece el musgo y los líquenes”.

Me he preguntado si como ha pasado tanto tiempo ¿no lo habremos perdido? Valiéndome de la brújula de mi reloj de pulsera, he podido comprobar que sigue allí, que no se ha movido; si la sitúo mirando hacia los líquenes, oscila sobre los ciento ochenta grados de un lado hacia otro de su línea central; luego, estaría mirando hacia el sur y el norte quedaría justo a mi espalda. Aunque esto es una obviedad, me resulta grato saber que los políticos, especialmente los del gobierno, son los únicos que no saben dónde está.

He dedicado la última década a profundizar en temas político-económico-sociales, y, ni yo, ni ninguna persona con un poco de sentido común, necesitaría una brújula para saber que aquí se ha perdido el norte y andamos sin rumbo a la deriva.

En cualquier caso, como las palmeras se encuentran justo en un lateral del conocido “parque de las palomas”, resulta una curiosidad simpática para explicársela a nuestros niños, que sin duda debido a una mente abierta, lo pillarán en un segundo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies