CSI-F se encierra en la Agencia Tributaria como protesta contra las políticas de recortes del Gobierno central

0

Protesta del CSIF en la Delegación de Hacienda.

Después de casi cuatro horas de encierro, la veintena de sindicalistas de CSI-F ha abandonado la Delegación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria sin que se haya producido ningún incidente.

Momento en el que el responsable provincial del CSIF entrega el escrito de protesta.

La protesta ha transcurrido con normalidad y sin la necesidad de intervención de las fuerzas de seguridad que ni siquiera han acudido a las oficinas del Paseo Santa Fe de la capital.

Antes de terminar, el presidente de CSI-F, Rafael Gavilán, ha entregado un manifiesto en el registro de la Agencia Tributaria en el que se recoge que “la necesidad de controlar el gasto público que ha generado las políticas de derroche y despilfarro se está traduciendo en graves recortes de servicios públicos esenciales para los ciudadanos, en la merma del número de trabajadores y en la precarización de las condiciones laborales, retributivas y sociales”.

El encierro se ha dado por concluido pasadas las dos y media de la tarde después de que los representantes de CSI-F iniciaran la protesta poco antes de las once de la mañana.

El encierro comenzó a las 11.00 horas y una vez en el interior, y de forma pacífica, se desplegó una pancarta que llevaba por lema “Por desproporcionadas, arbitrarias e injustas; Rotundamente No” en clara alusión a las medidas de ajuste llevadas a cabo por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Entre la sorpresa y el aplauso de los trabajadores y los ciudadanos que se encontraban en la Agencia Tributaria, los sindicalistas de CSI-F han animado a los asistentes a sumarse a la protesta y seguir realizando acciones de presión en los centros de trabajo para frenar “los abusos” del Gobierno.

Los manifestantes han recordado las consecuencias que están teniendo los recortes para la sociedad y los servicios públicos en general y han dado un toque de atención al Ejecutivo central que debe “gobernar para los ciudadanos y no contra ellos”.

El lugar elegido para el encierro ha sido una administración pública para escenificar cómo este sector ha sido el más afectado por las diferentes medidas de recorte y que han supuesto -en los últimos dos años- una merma del sueldo de los trabajadores en más del 30%. Una situación que se agrava si se tiene en cuenta que los empleados públicos en su gran mayoría son mileuristas. A esto se ha sumado la no renovación de contratos, la no cobertura de bajas, la reducción de la contratación al 10% para reponer plazas y solo en determinados sectores, y el tijeretazo en servicios públicos esenciales como la sanidad o la enseñanza. Unos recortes que han servido, según CSI-F, para seguir sustentando a una banca que sigue sin mover el crédito.

Por otra parte, el máximo responsable de CSI-F en Huelva, Rafael Gavilán, participante en el encierro junto con el Comité Ejecutivo de la Unión Provincial ha explicado que se deben promover este tipo de iniciativas de presión “sin llegar al extremo de una huelga general que el país no puede soportar y que nos lleva a una peligrosa senda que recuerda mucho al camino seguido por Grecia y que puede alentar un rescate que nos entregaría totalmente a la Unión Europea”. Gavilán explica que estas protestas están dando sus frutos ya que el Gobierno central ya ha abierto la comisión para reformar las Administraciones Públicas y se ha comprometido por escrito a convocar las mesas de negociación para abordar el tema de las condiciones laborales de los trabajadores.

En este sentido, el Presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha asegurado que “desde este sindicato vamos a continuar con las movilizaciones en contra de los recortes porque el país no puede sostenerse más tiempo con una política de reducción de inversión y nulos incentivos” al tiempo que alienta a la ciudadanía a no desmotivarse “en esta lucha”. La reforma laboral que está facilitando y abaratando el despido, la subida del IVA, la reducción de las prestaciones y los nuevos Presupuestos Generales del Estado son algunas de las razones que “nos motivan para seguir pelando y evitar que los ajustes sigan recayendo sobre los trabajadores y el ciudadano medio a los que se les exige más sacrificios con escasas perspectivas de mejora en los próximos años”.

 

 

Compartir.

Leave A Reply