Taxistas onubenses que operan legalmente en el aeropuerto de Sevilla sufren “agresiones”

0

Taxis en los accesos del aeropuerto de Sevilla.

Juan Antonio Millán, presidente de Fenadismer, y Antonio Perea, presidente de la Asociación de Transportistas Onubenses (ATO), han remitido sendas cartas al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y a la consejera de Obras de Públicas de la Junta, Elena Cortes -a la que también piden una reunión-, en las que denuncian que taxistas de la provincia de Huelva y de otros puntos de Andalucía que ejercen con total legalidad están sufriendo agresiones en el aeropuerto de Sevilla por parte de compañeros que pretenden intimidarlos para que dejen de prestar sus servicios en esa zona.

Tanto Millán como Perea consideran que esta problemática es del máximo interés informativo para todos los taxistas de Huelva y sus clientes: ciudadanos, turistas y trabajadores de empresas que utilizan el aeropuerto y la estacion del AVE de Sevilla, que “son regionales”.

Aseguran que el conflicto afecta a todos los taxistas de la capital y pueblos que pasan por el aeropuerto, que “están soportando coacciones, que cada vez se acercan más a las agresiones, por parte de una pandilla organizada y mafiosa” que opera en el aeródromo sevillano.

Ambos dirigentes mantienen que los taxistas foráneos que operan en el aeropuerto lo hacen amparados en el Decreto Ley 11/85, pero que a pesar de ello son “coaccionados para que no vayan más”.

Asimismo aseguran que “impunemente arremeten contra los taxistas de fuera de Sevilla e incluso meten miedo a los viajeros, que en ocasiones solicitan ser trasbordados a otros vehículos”. Fenadismer y ATO han denunciado que han llegado “a destrozar los taxis con pinchazos de ruedas, roturas de lunas o arañazos en chapa”.

En el AVE aseguran que la situación es “aún mas injusta ya que el decreto todavía no les permite recoger clientes y cuando va un taxista foráneo a llevar a algún usuario prefiere quitar los distintivos de taxi rural”.

ATO, con el apoyo de Fenadismer, ha anunciado que está dispuesto a luchar para “acabar con esta injusticia, mejorar el decreto obsoleto, exigir protección y llevar a los tribunales a quienes coaccionen”. Por lo pronto, ya han pedido tanto al alcalde de Sevilla como a la consejera de Obras Públicas que tomen medidas urgentes que pongan fin a esta situación.

Por último, han puntualizado que numerosos taxistas sevillanos están avergonzados de “la imagen que da esta pandilla que se dedica a agredir y a coaccionar”.

Compartir.

Leave A Reply