El voluntariado de Cruz Roja Huelva crece más del 10%

0

El voluntario de Cruz Roja Huelva ha pasado de 3.200 personas en 2010 a superar las 3.700 en lo que va de 2012, lo que supone un aumento de alrededor de un 10% por ciento en los dos últimos años, datos que demuestran que la solidaridad está creciendo en la provincia y que el voluntariado responde a las necesidades generadas en este tiempo de crisis.

Con motivo del Día Internacional del Voluntariado, que se celebra hoy, 5 de diciembre, Cruz Roja Huelva quiere agradecer la implicación, el trabajo y el esfuerzo solidario de sus voluntarios y voluntarias, sin los que no sería posible llevar a cabo los más de 60 programas de ayuda social que se llevan a cabo desde Huelva.

Para reconocer la labor del voluntariado y seguir animando a la participación, Cruz Roja Huelva celebrará el próximo 14 de diciembre un acto de reconocimiento a todos sus voluntarios y voluntarias, en especial a los que trabajan en los programas ‘Un baño sin barreras’, Cooperación Internacional, Lucha contra la Pobreza, Socorros sociales, Unidad de Emergencia Social y Ludoteca, que hacen posible que cientos de personas vulnerables tengan oportunidades para superar barreras y mejorar sus condiciones de vida.

Cruz Roja Huelva atendió el pasado año a más de 47.000 personas, 3.200 más que en el ejercicio de 2011, una labor que fue posible gracias a los voluntarios y voluntarias –en concreto, 3.642, 1.919 hombres y 1.723 mujeres- que participan en los más de 60 programas sociales que la institución desarrollo en toda la provincia de Huelva y que llegan a personas mayores, infancia en riesgo, desempleados, enfermos, mujeres maltratadas y cualquier otro colectivo en dificultad.

Pero todavía queda un largo camino por recorrer, el riesgo de exclusión sigue aumentando, por lo que Cruz Roja tiene en marcha la campaña ‘Ahora más que nunca’, con la que pretende llegar a 5.000 personas más que el pasado año, por lo que se necesitará que el número de voluntarios y voluntarias siga creciendo.

La difícil situación económica que estamos atravesando ha provocado el aumento del riesgo de exclusión y ha llevado a un incremento de las personas que necesitan asistencia social. Así, a través de las áreas de Intervención Social y Empleo se prestó atención a 27.811 personas pertenecientes a colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión, de las cuales, 2.342 participaron en proyectos específicos para luchar contra la crisis.

En lo relativo a Socorros y Emergencias, el voluntariado contribuyó también a que Cruz Roja pudiera realizar el año pasado más de 300 servicios, en los que atendió a más de 8.600 personas, en servicios preventivos terrestres, en servicios preventivos acuáticos y en servicios de asistencia psicosocial a víctimas de accidentes y otras situaciones de emergencia.

En el apartado de Formación e información y orientación laboral para colectivos vulnerables, especialmente dirigida a inmigrantes a través del Plan de Empleo, Cruz Roja atendió a cerca de 2.000 personas, que mejoraron así sus posibilidades de acceder al mercado laboral.

En cuanto a Formación para la población en general, los técnicos y voluntarios de la Asamblea Provincial de Cruz Roja capacitaron a cientos de personas en materias como Socorrismo Acuático y Terrestre, Auxiliar de Salud Mental y Toxicomanías, Auxiliar en Geriatría, Transporte Sanitario, Formación Básica Social, Apoyo Psicológico, Celador Sanitario, VIH/Sida, Formación Básica Institucional y Monitor Sociocultural.

Por su parte, Cruz Roja Juventud trabajó con alrededor de 5.700 niños y jóvenes, a los que acercó sus programas de Promoción y Educación para la Salud, Intervención e inclusión Social, Perspectiva de Género y Coeducación, Educación para el desarrollo y Educación ambiental y Sostenibilidad, proyectos con los que transmiten a los más jóvenes valores de solidaridad, paz y cooperación con los más desfavorecidos.

 

Datos nacionales

Durante 2011, Cruz Roja Española atendió a más de 2 millones de personas a través de sus diferentes programas sociales, lo que supone un incremento cercano al 20 por ciento sobre la población atendida el año anterior. De estas personas, más de 1.100.000 fueron beneficiarias de las medidas específicas relacionadas con la actual crisis socioeconómica, como la distribución de alimentos, de vestuario y enseres, el apoyo sociosanitario en asentamientos y núcleos deprimidos, los puntos de información sobre empleo o las ayudas económicas de carácter puntual.

El elemento clave de esta respuesta de Cruz Roja ante la crisis es la participación del voluntariado. “Nos permite articular y canalizar la solidaridad de la población y nos permite responder a las necesidades de la población de una forma eficaz y necesaria”, recalca Carlos Capataz, director de Voluntariado de Cruz Roja Española.

Y es que el incremento del número de personas voluntarias de la organización (actualmente más de 200.000) están suponiendo una mayor capacidad de acción para la institución, lo que se traduce en un mayor número de personas y horas dedicadas a ofrecer apoyo a aquellos que más lo necesitan. “En todo tiempo el compromiso de la comunidad con las personas menos favorecidas es fundamental, pero en el contexto actual los voluntarios y voluntarias realizan una labor fundamental y son claro ejemplo para todos nosotros y nosotras”, apunta Carlos Capataz.

La participación del voluntariado es además el eje del Llamamiento de Ayuda lanzado por Cruz Roja a la sociedad española con el fin de incrementar su capacidad de respuesta a las situaciones de vulnerabilidad acrecentadas por la crisis. El objetivo del llamamiento es atender a unas 300.000 personas más que se encuentran en situación de ‘extrema vulnerabilidad’. Los colectivos a los que se dirige esta intervención son los más fragilizados, como familias con todos sus miembros en paro; niños que viven en hogares pobres; personas mayores con responsabilidades familiares sobrevenidas por la precarización familiar, personas paradas de larga duración; personas sin hogar; o jóvenes en paro.

 

 

Compartir.

Leave A Reply