Las depuradoras de Almonte y Bollullos entrarán en funcionamiento en el mes de febrero próximo

1

La reanudación de las obras de las depuradoras pendientes de finalizar en el entorno de Doñana ha sido recibida con alivio en los municipios afectados, con prudencia por los ecologistas y con disparidad de criterios entre socialistas y populares.

El alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez, ha resaltado cómo ha tenido que se un Gobierno del PP el que haya tenido que resolver un problema creado por la Junta de Andalucía cuando tenía las competencias sobre el Guadalquivir, mientras que el secretario de Organización del PSOE, Jesús Ferrera, ha señalado que el anuncio de la reanudación de las obras de las duporadoras de Almonte y Bollullos, realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, no ha hecho sino confirmar que el asunto era de su entera responsabilidad. Las obras estaban al 95% cuando se entregaron en 2011 por la Junta al Gobierno, según explica el responsable socialista, al que replican desde el PP que efectivamente era así, sólo que había pendiente una deuda con la empresa adjudicataria.

Sea como fuere, el caso es que las obras paralizadas de las dos depuradoras van a reanudarse y en el mes de febrero entrarán en funcionamiento, toda vez que lo que quedaban de las mismas para su conclusión era muy poco. Las denuncias públicas de los ecologistas, con vídeos incluidos de cómo se estaban vertiendo aguas sin depurar en Doñana, han acabado por surtir efecto y tras las reuniones entre responsables de la Junta y el Gobierno central se ha acabado por despejar un conflicto que ha tenido como telón de fondo un impago de la Junta a la empresa constructora en la etapa en la que el Guadalquivir dependía de la administración autónomica.

PARTIDO POPULAR

El Partido Popular de Huelva ha celebrado que sea un Gobierno del PP el que haya puesto solución al problema de la depuración de aguas en la comarca de Doñana con la reanudación de las obras de las dos Estaciones de Depuración de Aguas residuales (EDAR) de Almonte-Rociana y Bollullos, instalaciones “imprescindibles” y que llevaban años paralizadas por la gestión de las competencias de agua por parte de la Junta de Andalucía.

Así lo ha manifestado el alcalde de Almonte, el popular José Antonio Domínguez Iglesias, una vez que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la Dirección General del Agua, ha reanudado esta semana las obras de depuración del entorno de Doñana para garantizar en el primer trimestre de 2013, cuando concluyan los trabajos y se inicien las pruebas de funcionamiento, la correcta depuración de las aguas que vierten en las proximidades del Parque Nacional.

Domínguez ha resaltado que “ha tenido que ser un Gobierno del PP el que, en menos de un año, resuelva el problema de la depuración de aguas residuales en una comarca tan sensible como es el entorno de Doñana”.

Por ello, ha destacado así el “compromiso con el medio ambiente” del Ministerio y su “celeridad y diligencia”, ya que “una vez asumidas de nuevo las competencias en esta obra, se hace cargo así de los trabajos que faltan por ejecutar en las estaciones depuradoras de Almonte-Rociana y de Bollullos, para que en los próximos meses funcionen a pleno rendimiento y tengan la capacidad suficiente para tratar una carga contaminante de 50.000 habitantes equivalentes y un caudal de tratamiento de 8.000 metros cúbicos al día”.

La estación depuradora de Almonte-Rociana tendrá una capacidad de tratamiento de 5.576,8 metros cúbicos de agua al día mientras que la de Bollullos podrá depurar 2.713,4 metros cúbicos de agua al día.

Domínguez ha recalcado que las obras de estas depuradoras incluyen cuatro actuaciones principales. En concreto, ha recordado que en la de Almonte-Rociana se actuará sobre los colectores agrupadores, el emisario y la propia estación depuradora, con tratamiento biológico con eliminación de nutrientes mediante carrusel aireado por difusores y fangos deshidratados.

En cuanto a las actuaciones en la EDAR de Bollullos Par del Condado, las obras abarcan los colectores agrupadores, el emisario y la estación depuradora, con tratamiento biológico con eliminación de nutrientes mediante carrusel aireado por difusores y fangos deshidratados.

En definitiva, el alcalde almonteño ha subrayado que “el Gobierno central del PP ha sido el que, de una vez por todas, ha puesto solución a un problema sobre el que el PSOE, durante años, se ha mostrado indiferente e insensible”

PARTIDO SOCIALISTA

Por su parte, el parlamentario andaluz y secretario de Organización del PSOE de Huelva, Jesús Ferrera, ha indicado que el anuncio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente lo que deja en “evidencia es que el Gobierno del PP era el único responsable de su ejecución y finalización”.

Ferrara considera que ahora “se desmonta la mentira del Partido Popular, intentando buscar culpables cuando la competencia era única y exclusivamente del Gobierno central, que ha vuelto a dejar constancia de su política de crispación y confrontación para eludir todo tipo de compromisos y obligaciones”.

El responsable socialista ha declarado que, “aunque tarde, estamos asistiendo a una buena noticia que esperemos que no se quede en otro titular y una foto en los medios de comunicación como ya ha sucedido con otras promesas del PP”.

A su juicio “las obras han sufrido un retraso inadmisible por la dejadez de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Gobierno central”. “Ha tenido que salir una denuncia pública de los vertidos en Doñana para que la administración competente se plantee asumir de una vez por todas la responsabilidad que le corresponde”.

 

 

Compartir.

1 comentario

  1. la mosca cojonera on

    DDdvvvDDDDvvvvv Todo arreglado por la denuncia. Bien por los ecologistas. Ahora toca la de La Palma señores ecologistas que aunque las aguas no va a doñana lleva parada desde hace tres años.

Leave A Reply