Los tres Reyes Magos eran de Huelva, Paterna y Niebla

2

(Texto: Juan del Valle, concejal de Paterna del Campo)) Hace unos 2.000 años en el Oeste de la Hispania Romana había tres importantes ciudades que acuñaban monedas por aquel entonces; Itucci (hoy “Tejada la Nueva”, aún perduran sus ruinas), Ilipla (hoy Niebla) y Onuba (hoy Huelva).

Las tres se encontraban unidas por la  Vía XXIII del itinerario Antoniano que, partiendo del Oeste en la desembocadura del Río Guadiana, pasaba por Onuba, Ilipa e Ituci y continuando hacia el Este, a la altura de Itálica, se unía con la Vía Argenta que cruzaba la península de Norte a Sur.

Hace unos 2.000 años, según el calendario Gregoriano, coincidieron dos hechos singulares que cambiarían la historia del mundo. Uno de ellos fue el nacimiento, en un establo de Belén, de un niño al que pusieron por nombre Jesús (Jesús de Nazaret), el otro fue la aparición por el este de una SUPERNOVA que se mantuvo en el cielo unos 8 meses y que se podía ver a simple vista (Estrella de Oriente).

En aquellos tiempos, hace casi unos dos mil años, las tierras del antiguo Tartessos eran prolíferas en grandes “Magos”, por aquel entonces personajes muy influyentes que con sus conocimientos de la herboristería, los minerales y sus preparados medicinales curaban a sus conciudadanos, ejerciendo sobre ellos una notable influencia y poder. Como ejemplo tenemos “Paymogo” pueblo del Andévalo Onubense del que derivó el nombre de “País del Mago”.

Pues bien, en la Onuba de aquellos tiempos un mago llamado MELCHOR fascinado por la repentina aparición de la SUPERNOVA e interpretando una señal divina de tal hecho, decidió ir a su encuentro, cruzándose en su camino con otro mago que vivía en Ilipla llamado BALTASAR (en Niebla ha habido siempre personas de color y Baltasar lo era) el cual decidió compartir camino con Melchor. Continuando su camino hacia Oriente, al hacer noche en la Ciudad de Itucci, conocen a otro mago llamado GASPAR que procedía de una arquería llamada Pingüe, hoy “Pinguete” en Paterna del Campo, Huelva, bajo la influencia en aquellos tiempos de Itucci, el cual también había emprendido su marcha hacia el camino que la “Estrella de Oriente” le marcaba.

Los tres habían interpretado que la aparición de la Supernova en el firmamento era una señal inequívoca de que algo maravilloso tenía que ocurrir y decidieron ir en busca de la estrella, la cual  los condujo, cargados de presentes, hacia un humilde establo de Belén donde había nacido un niño que cambiaria el mundo y la Historia.

Recientemente el Papa Benedicto XVI,  en su último libro publicado en España y del cual lleva vendidas más de 10 mil copias llamado “La Infancia de Jesús”, deduce que los Reyes Magos procedían de TARTESSOS  y en aquellos tiempos Onuba, Ilipla y Itucci era lo más florido del antiguo Tartessos.

Trabajo realizado por el Departamento de Medio Ambiente y Turismo del Excmo. Yto. Paterna del Campo

Fdo. Juan del Valle Bermudez, Concejal de Turismo y MA.

Compartir.

2 comentarios

  1. afindemesnollego on

    Ole ahí el materialismo científico. Y el caganet era de Bonares, que se fue a Belén a vender vino y terminó poniendo una taberna, el cerdo lo introdujo en esas tierras semidesérticas un mago del Repilao, el pato y el cisne del laguito de papel de plata, un guarda jurao de Doñana, los pajes de los reyes venían del per y el pastor con el jace de leña en las espaldas todavía está buscando al que le hizo el pedío… Juanito de la Crú, la culpa la tienes tú. Un abrazo

Leave A Reply