La Junta alerta de la pérdida de 1.200 empleos por la paralización de las renovables

0

La paralización de las primas a las energías renovables impuesta por el Gobierno central en enero de este año está poniendo en peligro más de 1.200 empleos futuros y una inversión inicial de 394 millones de euros. La supresión temporal del mecanismo de preasignación y de las primas para nuevos proyectos que utilicen tecnologías renovables para la producción de electricidad y cogeneraciones afecta a 68 instalaciones previstas en ocho municipios onubenses ya priorizados por la Junta de Andalucía.

Así lo ha denunciado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Eduardo Muñoz, quien ha precisado que proyectos de biomasa en Calañas, de biogás en Almonte, de cogeneración en Almonte, Palos y Huelva capital, eólicos en El Almendro, Ayamonte y La Granada de Riotinto y termosolar en Puebla de Guzmán, así como instalaciones fotovoltáicas menores, se encuentran priorizados y sin preasignar.

Además, ha recalcado que el Proyecto de Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética que está impulsado el Gobierno central perjudicará especialmente al medio centenar de empresas que opera en la provincia de Huelva y que emplea a más de 2.100 trabajadores, ya que la futura reforma energética afectará a la rentabilidad de los proyectos y pueden suponer un riesgo para su continuidad.

Por ello, ha criticado los recortes impuestos por el Gobierno de Mariano Rajoy al sector de las renovables, claramente fundamental para la generación de empleo de calidad y estable en el tiempo en la provincia de Huelva, y limitando la implantación de instalaciones de renovables frente a las convencionales de origen fósil.

Según ha argumentado, la moratoria hará que las empresas abandonen sus proyectos presentes y futuros por la inseguridad jurídica de la medida, al tiempo que mermará y pondrá en riesgo la posición de liderazgo que tiene la región en la I+D del sector. Por ello, ha alertado de sus efectos en el tejido económico provincia, que se verá gravemente afectados por este parón y al que ahora se va a sumar una reforma energética que no acaba con el déficit tarifario y solo tiene una finalidad recaudatoria a costa de los ciudadanos y las empresas.

Eduardo Muñoz ha insistido en que la moratoria de las renovables impuesta por el PP y la futura reforma energética paralizarán inversiones multimillonarias en Huelva y propiciarán la destrucción de empresas medianas y pequeñas del sector, a la par que frena el aprovechamiento de los recursos renovables que posee la provincia sin que ello suponga ahorro económico para el ciudadano.

En contraposición, ha asegurado que la Junta de Andalucía entiende el desarrollo de este sector como prioritario para la provincia, implantando en los últimos tiempos medidas que han ayudado a ello. Ha recordado que desarrollos normativos y la planificación energética de la Administración autonómica consensuada con los agentes económicos y sociales, unido a la creación centros tecnológicos y a la apuesta por un cambio de cultura en la ciudadanía han posibilitado que hoy la provincia de Huelva sea un referente el desarrollo de las energías renovables.

Tal y como ha anunciado el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, la Junta de Andalucía estudia la declaración de Proyectos Estratégicos, por su especial relevancia para el desarrollo económico, social y territorial de aquellas inversiones que posibiliten la implantación de grandes Plantas de Energías Renovables en Régimen Ordinario que vayan unidas a la puesta en marcha de un Plan Industrial.

Del mismo modo, ante la falta de regulación por parte del Gobierno de España respecto al Balance Neto (potestad exclusiva del Estado), Andalucía va a impulsar en el ámbito de sus competencias una normativa que posibilite el autoconsumo en Andalucía. La apuesta es que los ciudadanos y empresas puedan consumir la energía que generen, especialmente a través de la tecnología fotovoltaica, toda vez que el autoconsumo es una oportunidad para mejorar el sistema energético que posibilita acercar la generación eléctrica a los centros de consumo, consiguiendo una mayor eficiencia al evitar, entre otras cuestiones, las pérdidas en la red eléctrica. El Real Decreto 1699/2011 abrió la puerta a estas instalaciones asociadas a centros de consumo.

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply