La Empresa Municipal de la Vivienda de Huelva aprueba una batería de medidas para evitar desahucios

0

El Consejo de Administración de la Empresa Municipal de la Vivienda ha aprobado esta mañana, con mayoría absoluta, una batería de medidas destinadas a seguir evitando desahucios en la ciudad. Se trata de una serie de fórmulas sociales para conseguir que la vivienda en Huelva sea asequible, en todas sus modalidades (venta, alquiler, alquiler con opción a compra y sociales) para todos los onubenses con dificultades de acceso. En este sentido, el presidente de la Empresa Municipal, Francisco Moro, ha señalado que “en el Ayuntamiento de Huelva queremos ayudar a los que más lo necesitan, pero protegiendo a los vecinos y propietarios que afrontan sus pagos con mucho esfuerzo”.

Entre las medidas adoptadas destaca el acuerdo alcanzado para abrir una negociación con todos los afectados por procesos de desalojos, con el objetivo de alcanzar una solución bajo la premisa, ha asegurado Moro “de que el Ayuntamiento de Huelva, ni ha ejecutado ningún desahucio hasta el momento, ni se van a ejecutar”. Para avanzar en este objetivo, destaca la bajada del precio de todos los alquileres al 50% en las promociones del Seminario y el Parque Moret, para establecer rentas asumibles por los inquilinos que oscilarán entre 164 euros a los 243 euros al mes, cubriendo el alquiler, la comunidad y el IVA.

 

En cuanto a las viviendas de RAPPA, de iniciativa Municipal y Autonómica, de las calles Jazmín y Limón de la Rosa en la barriada del Torrejón, se amplían las subvenciones actualmente vigentes, para rebajar el precio del alquiler hasta un 60%, estableciendo la renta mensual de alquiler en 61 euros.

Asimismo, el Ayuntamiento de Huelva va a sacar a la venta las 8 viviendas que quedan en estas dos promociones, con una rebaja del 20% sobre el valor final de la Hipoteca. Esto supone poner en el mercado viviendas nuevas, con garaje, trasteros, IVA y gastos de tramitación a unos precios que oscilan entre 63.853 euros y los 82.839 euros, garantizando asimismo la posibilidad de una financiación al 100%.

“Se trata de unos precios muy por debajo del mercado, que permitirán a los onubenses con menos recursos, adquirir una vivienda en propiedad a un precio de hipoteca muy similar al de los alquileres actuales”, apunta Francisco Moro adelantando que además, actualmente “el Ayuntamiento de Huelva está negociando con distintas entidades bancarias, para poder ofrecer una actuación similar, con precios y condiciones de venta parecidas, para las 10 viviendas que quedan libres en la promoción de El Polvorín”.

En esta misma línea, la Empresa Municipal de la Vivienda ha dado luz verde esta mañana a la revisión de las normas de adjudicación de las viviendas protegidas en régimen de alquiler con opción a compra, con el objetivo de ampliar las posibilidades de acceso a los onubenses con menos ingresos.

Francisco Moro ha asegurado esta mañana que el objetivo del Ayuntamiento de Huelva es ocupar todas viviendas municipales, para evitar que existan viviendas vacías, mientras haya personas con problemas de acceso. “Las viviendas que gestiona el Ayuntamiento de Huelva tienen que estar ocupadas, tienen que ser para los onubenses que las necesitan”, por ello, el teniente de alcalde ha advertido que “la adopción de estas medidas supone un tremendo esfuerzo para el Ayuntamiento de Huelva, al tratarse de una empresa que, aunque municipal, debe ajustarse por Ley al funcionamiento de una sociedad anónima”.

Asimismo, Francisco Moro ha explicado que los acuerdos no se refieren a viviendas sociales, ya que no estaban destinadas a personas en riesgo de exclusión social, sino a familias normalizadas, “para que con el apoyo de las administraciones, precios asequibles y facilidades en la financiación, pudieran ejercer su derecho a una vivienda digna, cuando los precios estaban por las nubes”. Sin embargo, la crisis económica, especialmente el paro, ha llevado a muchas de estas familias normalizadas a encontrarse actualmente al borde de la exclusión social, sufriendo carencias que les dificultan el pago de los alquileres. Por ello, la Empresa Municipal de la Vivienda, ha adoptado esta serie de medidas especiales, “con el fin de ayudar a los que más lo necesitan, pero protegiendo y salvaguardando los derechos de los vecinos y propietarios que siguen haciendo frente a sus deudas”.

 

Compartir.

Leave A Reply