Conmoción en La Palma tras saberse que la niña de 16 meses desaparecida en Almería y su madre son vecinas de la localidad

0

Declaraciones del alcalde de La Palma del Condado sobre la niña secuestrada.

La población de La Palma del Condado se encuentra en estado de conmoción tras conocerse que la niña de 16 meses desaparecida hace seis días y su madre son vecinas de la localidad. La noticia ha caído como una verdadera bomba en unos vecinos que no encuentran explicación alguna a lo sucedido y que esperan que esta pesadilla acabe cuantos antes de forma satisfactoria. El alcalde, Juan Carlos Lagares, ha mostrado a la familia su apoyo y solidaridad en nombre de todos los palmerinos. 

La niña de 16 de meses desapareció junto con el compañero sentimental de la madre el pasado 20 de diciembre por la tarde. Según el relato que la madre, Gema Cuerda Rodríguez, de 34 años edad, realizó a los propietarios de la venta adonde fue trasladada por un matrimonio de jubilados tras ser abandonada por su pareja, los hechos ocurrieron en la comarca almeriense de Nacimiento cuando el hombre ahora identificado como Jonathan Moya González, de 26 años, fingió una avería en el coche y le pidió a Gema que empujara al vehículo. El presunto raptor aprovechó ese momento para poner el vehículo en marcha y continuar su camino con la bebé en su interior. Desde entonces no ha vuelto a saber nada de ellos.

La Guardia Civil busca a Jonathan Moya como presunto autor del rapto de la niña palmerina de 16 meses desaparecida en Almería.

El alcalde de La Palma, Juan Carlos Lagares, nada más tener conocimiento del caso, ha manifestado todo su apoyo y solidaridad a la familia de la niña. Juan Carlos Lagares se ha puesto a disposición de la familia para atenderla en cuanto esté en su mano a la vez que le ha trasladado el dolor de todo el pueblo, cuyos vecinos se encuentran conmocionados por la noticia.

Según ha podido saber HuelvaYa.es a través de conocidos de la familia palmerina, Gema Cuerda había estado viviendo con quien supuestamente ha raptado a su hija durante un mes en La Palma del Condado. De hecho, los datos que han trascendido apuntan que la relación que mantenía con quien ella creía que se llamaba Juan era bien vista por ser una persona en apariencia correcta y atenta. La chica había conocido a su actual pareja por internet y se había trasladado en varias ocasiones a Almería para encontrarse con él.

Actualmente tanto la madre de la niña desaparecida como la abuela, que tienen fijado su domicilio habitual en la barriada Summers de La Palma del Condado, se encuentran en Almería en una casa de acogida siguiendo en todo momento la evolución de los acontecimientos.

Gema Cuerda, que trabaja esporádicamente de camarera y ha pasado determinados periodos de tiempos en Sevilla, es madre de otros tres hijos de dos relaciones. El primero de ellos, de diez años, ha estado fundamentalmente al cuidado de la abuela. Los dos siguientes son fruto de su relación con un vecino de San Juan del Puerto, que tiene la custodia de ambos. La niña desaparecida pertenece a una tercera relación con un súbdito marroquí y convive con la madre en la casa de la abuela en La Palma.

La Guardia Civil ha distribuido carteles con la fotografía del supuesto secuestrador por toda la comarca almeriense. Al mismo tiempo ha desplegado un amplio dispositivo de búsqueda por tierra y aire por medio de helicópteros y todoterrenos que de momento ha resultado infructuoso. El territorio donde más intenso es el rastreo se encuentra situado entre los municipios de Abrucena, Abla, Fiñana y Gérgal. Concretamente intervienen en la búsqueda la Unidad de Helicópteros, los perros del Servicio Cinológico, la Unidad de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial y los Puestos de Seguridad Ciudadana de la zona.

Barriada Summers de La Palma, zona donde se encuentra el domicilio familiar de la niña desaparecida en Almería.

El presunto secuestrador fue identificado por Gema Cuerda en el puesto de la Guardia Civil de Gérgal cuando le mostraron fotografías de varias personas y pudo reconocer a quien había sido su pareja, que resultó ser Jonathan Moya González, un joven que según consta en los archivos de la Benemérita tiene antecedentes penales por robo.

De momento se desconocen las razones que puede haber detrás de la desaparición y, según ha podido saber HuelvaYa.es, el juez que se ha hecho cargo del caso ha decretado el secreto de sumario.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han solicitado la colaboración ciudadana para que cualquier persona que tenga algún dato que piense pueda tener relación con la desaparición de la niña lo comunique de manera urgente a los responsables de la invetigación ya que es funtamente actuar con suma rapidez para intentar aclarar el caso lo antes posible.

En La Palma del Condado se sigue el caso con sumo interés y angustia. De hecho, el alcalde ha realizado unas declaraciones a través de La Palma TV, de Radio Voz del Condado y la página www.lapalmadelcondado.org, medios de comunicación municipales, para hacer llegar a la opinión pública la indignación de los palmerinos por lo sucedido y atender las numerosas peticiones de un posicionamiento que han llegado al Departamento de Prensa del Ayuntamiento.

El alcalde también ha confiado en que las investigaciones que llevan a cabo actualmente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado den resultado cuanto antes y la bebé regrese al seno de su familia. En este sentido ha manifestado que “uno de los peores trances por los que pueden pasar unos padres es verse separados injustamente de sus hijos, y por desgracia en la provincia de Huelva hemos vividos a lo largo de los últimos años por varios casos que han relevado la dureza de la situación”.

Asimismo, ha anunciado que el próximo pleno de la Corporación Municipal, que tendrá lugar el próximo viernes, va a proponer para su aprobación una declaración institucional para hacer llegar a la familia el decidido respaldo de todos los vecinos.

La noticia ha provocado en la provincia una profunda preocupación ya que en los útimos tiempos Huelva ha sufrido dramáticas desapariciones de niñas que han tenido un desenlace faltal. Son los casos de Mari Carmen Carretero en Punta Umbría, de Ana María Jerez Cano y Mariluz Cortés de Huelva capital y de los hermanos Bretón en Córdoba.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply