La Junta sanciona a tres empresas por vertidos contaminantes en Riotinto

2

El Consejo de Gobierno ha impuesto una sanción de 450.000 euros a las empresas EMED Tartessus, SLU, Construcciones Zeitung, SL, y Rumbo-5 Cero, SL, como responsables de un vertido no autorizado de aguas residuales en el dominio público hidráulico del río Odiel, en el término municipal de Minas de Riotinto.

El hecho, constatado a partir de las comprobaciones y análisis de los laboratorios de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en los primeros meses de 2010, ocasionó unos daños que han sido finalmente evaluados en 1,41 millones de euros, lo que supone una infracción tipificada como muy grave de acuerdo con la Ley de Aguas. Además de la sanción económica, impuesta de forma solidaria, el Gobierno andaluz también ha obligado a las tres empresas a indemnizar estos daños por la cantidad señalada, así como a adoptar todas las medidas necesarias para evitar nuevos vertidos y proteger la calidad de las aguas y bienes hidráulicos.

Las entidades sancionadas son propietarias de los terrenos sobre los que se asienta el embalse de residuos mineros de las antiguas explotaciones de Riotinto. El vertido se produjo por una acumulación de agua debido a las fuertes lluvias, que fue aliviada al río Agrio (afluente del Odiel) para evitar daños en la estructura de la presa sin tener en cuenta su contaminación por el contacto con residuos.

Tras constatar estos hechos, la Junta abrió un expediente sancionador que tuvo que paralizarse a finales de 2010, cuando el Juzgado de Instancia e Instrucción Nº 1 de Valverde del Camino inició una causa penal. Una vez archivada ésta en julio de 2012, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente acordó levantar la suspensión del procedimiento administrativo sancionador y reiniciar su instrucción.

 

Compartir.

2 comentarios

  1. señor eco-legista, supongo y digo supongo porque como usted escribe en tono irónico y suponiendo y no afirmando, que sino es de la empresa es usted uno más de los mandados por tara wells o harry, y que escribe para sin decirlo atacar a lo que es legal. Yo solo se una cosa y es que esta empresa no es capaz de presentar ni un solo informe en condiciones, y que solo se dedica a marear la perdiz y engañar a sus accionistas y así una vez que reciban los permisos de explotación, mineros y medioambientales, vender al mejor postor la mina y si te he visto no me acuerdo. Son unos falsos, no saben nada de mina, pero si saben mucho de dinero y éste lo ganan a mansalva.Desde hace años emed se ha dedicado a mandar noticias a periódicos, engañar y entusiasmar a las poblaciones mineras, y ultimamente amenazar al sindicato mayoritario en la mina

  2. Ya se me hace raro ver a la Junta sancionando con casi medio millón de euros a EMED Tartessus cuando siempre se ha caracterizado por su apoyo a esa empresa, viendo las facilidades que le está dando, en estos cinco años, para que inicien sus actividades.
    Parece ser que, debido a las fuertes lluvias, había peligro de rotura de la presa y debieron optar por el mal menor que fue aliviarla. Supongo, como profano en la materia, que en caso de rotura de la presa las consecuencias podrían haber supuesto un desastre ecológico de bastante mayor calibre que el vertido consignado. Supongo también que la presa es anterior a la llegada de la empresa minera y me pregunto si en caso de fuertes aportaciones hubo vertidos anteriores, que se tradujeran en sanciones a los responsables de entonces. O si, el contrario, hasta la llegada de la empresa se hizo una gestión eficaz de las avenidas, en este río. Me congratula el empeño y tesón que pone la Junta en la protección de los recursos hídricos y su interés por las aguas teñidas que le dan nombre al río.

Leave A Reply