Cientos de almonteños acuden a la concentración en apoyo de las familias del padre y la niña asesinados

4

La madre, rota por el dolor, es ayudada a entrar en un coche tras el funeral. (Julián Pérez)

La presencia de almonteños en la concentración ha sido masiva.

La corporación municipal, encabezada por el alcalde, en las puertas del Ayuntamiento de Almonte.

Los concentrados ha roto en aplausos tras el minuto de silencio.

Si en la jornada del miércoles eran más de medio millar los almonteños que acudían a decir el último adiós al padre y a la niña asesinados, este jueves han sido muchos más los que se han dirigido hasta el centro de la localidad, junto al Ayuntamiento, para estar presentes en la concentración convocada para mostrar la repulsa por lo sucedido y, al mismo tiempo, volver a dar el máximo apoyo y cariño a las familias de las víctimas, que viven unos dolorosísimos momentos.

La concentración ha tenido lugar frente al Ayuntamiento de Almonte, donde alrededor de mil personas se reunieron a las doce del mediodía a la cita propuesta por el pleno de la corporación. Se guardó un respetuoso minuto de silencio, roto finalmente por los aplausos que testimoniaban el respaldo a unos vecinos que están soportando un enorme dolor a causa de una pérdida tan inesperada como irreparable.

A la finalización del acto, el alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, ha recalcado ante los medios de comunicación que “el pueblo se ha sumado mayoritariamente a esta convocatoria, como modo de manifestar su pésame y sentimiento hacia unas familias muy conocidas y queridas”. Acto seguido, ha comunicado que aún no se ha levantado el secreto del sumario, “por lo que resulta oportuno dejar que las fuerzas del orden público sigan cumpliendo con su labor”. Hay que recordar que la corporación decretó dos días de luto por el suceso, que se cumplieron en las jornadas del martes y miércoles.

“Ahora tenemos que seguir pidiendo a los vecinos que hagamos esfuerzos por restituir la normalidad, por el bien del conjunto de los ciudadanos”. Añadió que “hay que dejar tranquilas a las familias afectadas y no alimentar especulaciones que no ayudan a la resolución del caso”.

EL FUNERAL

Más de medio millar de personas han arropado a las familias del padre y la niña asesinados en Almonte en el funeral y entierro de las dos víctimas, que ha tenido lugar esta mañana del miércoles, a las 12.00 horas, en el tanatorio de la localidad.

Muchos almonteños han querido estar junto a las familias. (Julián Pérez)

Estupor, conmoción y preocupación entre los almoteños por lo ocurrido. (Julián Pérez)

El coche fúnebre sale del tanatorio hacia cementerio de Almonte. (Julián Pérez)

Concentración en Almonte en apoyo a las víctimas y a sus familiares.

Este se ha quedado pequeño para albergar a todas las personas que quierían mostrar su solidaridad con dos familias hundidas y sumidas en el dolor y la perplejidad.

El alcalde de Almonte, que ha estado presente junto a otros miembros de su equipo de gobierno, ha explicado a diversos medios de comunicación la enorme conmoción que ha provocado el suceso y también el clima de preocupación existente entre la población después de saberse que padre e hija han sido asesinados.

SIN DETENCIONES AÚN

El vuelco en la investigación del ‘caso de Almonte’  se ha confirmado. Canal Sur ha informado que las autopsias realizadas al hombre de 39 años de Almonte y a su hija de ocho han confirmado que ambos fueron asesinados. No hubo por tanto parricido y M.A.D. no mató a su hija y después se suicidó, como se barajó en un principio.

El vuelco en la investigación ha sido espectacular. (Julián Pérez)

Efectivos de las fuerzas de seguridad conversan en la puerta del domicilio donde ocurrieron los asesinatos. (Julián Pérez)

Lo que en un principio parecía un caso de parricidio, en el que un hombre de 39 años habría matado a su hija de ocho y después se habría suicidado, se ha convertido en un doble asesinato. El hecho de que ambos aparecieran con heridas de arma blanca fue un primer indicio, después corroborado por otros que apuntan a una dirección que no era la inicial. De hecho en el pueblo los vecinos comentaban este pasado lunes que la niña tenía pasión por su padre y que no creían que este fuera capaz de cometer una locura como la de matarla y después suicidarse.

El hombre, según Canal Sur, presentaba heridas de arma blanca incluso en la espalda, lo que hacía  imposible que él mismo se hubiera atacado.

Sin embargo, el hecho de que estuviera en trámites de separación había conducido a pensar en que se estaba ante un caso de parricidio y un posterior suicidio.

Ahora serán los investigadores llegados de Madrid los que tendrán que dar con la clave de un caso que ha conmocionado no sólo a todo el pueblo de Almonte sino a toda la provincia de Huelva. Por el momento no hay detenidos y el juzgado de La Palma ha decretado el secreto de sumario.

LOS HECHOS

La niña de ocho años y su padre fueron encontrados muertos este lunes en Almonte, según información facilitada por el servicio de Emergencias 112.

Efectivos de la Guardia Civil desplazados a la avenida de los Reyes en Almonte. (Julián Pérez)

Según las primeras informaciones, toda apuntaba a que el hombre había acabado con la vida de su hija y posteriormente se había quitado la vida, aunque la investigación estaba abierta e incluso se retrasó el levantamiento de los dos cádaveres porque se estaba a la espera de la llegada de un equipo especializado de la Policía Judicial de Madrid, que debía llegar de madrugada a Almonte. Las autopsias han confirmado que no hubo parricidio y sí un doble asesinato.

El hombre (M.A.D.) estaba casado, aunque en trámites de separación y era trabajador del Mercadona, al igual que su mujer. Se trata de una persona muy conocida en la localidad, ya que fue jugador del Almonte C.F.

El suceso ha tenido lugar en la calle Ballestares, en la zona del Centro de Salud, según ha informado la Policía Local de Almonte, aunque desde el servicio de Emergencias 112 se indicó que la tragedia había ocurrido en la avenida de Los Reyes.

El servicio de Emergencias 112 indicó también en su aviso inicial de que la muerte se había producido por arma blanca. Lo que sí ha trascendido de manera no oficial es que la sangre estaba bastante coagulada, lo que indicaría que el trágico suceso pudo haberse producido el sábado o el domingo, sin que se haya descubierto hasta este lunes.

El dramático suceso tuvo lugar en el domicilio familiar y fue el abuelo materno, que se dirigió a la casa para recoger a la niña (María) al mediodía (sobre las 14.30 horas), el que se encontró a la pequeña y al hombre muertos, dando aviso inmediatamente a la Policía Local de lo ocurrido.

La niña había pasado el fin de semana con su padre y la madre fue a recogerla al colegio ‘El Lince’ este lunes, en la idea de que había acudido al centro escolar con normalidad. Sin embargo, en el colegio se le comunicó que no había ido a clase, por lo que acto seguido se dirigió a la casa de su ex pareja. Allí encontró a su padre y junto a él descubrió lo que había pasado, sufriendo un desmayo y teniendo que ser atendida por los servicios médicos.

El Ayuntamiento de Almonte ha decretado dos días de luto, ha lamentado lo ocurrido y el alcalde ha expresado la conmoción en la que está toda la localidad, impactada por un drama que nadie pensaba pudiera llegar a ocurrir.

El Ayuntamiento ha puesto a disposición de los familiares presentes el equipo de psicólogos del Centro de Servicios Sociales María Zambrano. A lo largo de la tarde, han realizado su labor miembros adscritos a la Policía Judicial, la jueza del Juzgado número 1 de La Palma del Condado y secretaria, el forense del guardia y el equipo de laboratorio de la Guardia Civil, con el fin de esclarecer los hechos. Tras realizar el levantamiento de los cadáveres, estos serán trasladados al Instituto Anatómico Forense de Huelva para practicarles la autopsia.

Por otra parte, el Ayuntamiento suspendió el pleno extraordinario que tenía previsto para este lunes a las siete de la tarde y ha decretado dos días de luto oficial para las jornadas del martes 1 y miércoles 2 de mayo. Las banderas ondearán a media asta. En el decreto de Alcaldía publicado, se manifiesta el dolor por los hechos acaecidos, la solidaridad para con las familias, la disposición a atender las necesidades propias de su ámbito, la solidaridad del pueblo y su confianza en las fuerzas de seguridad para esclarecer los hechos.

El colegio público El Lince, en el que recibía clases la menor, ha decidido suspender las clases este martes a partir de las 12 de la mañana, en señal de duelo por los hechos.

 

Compartir.

4 comentarios

  1. qué bien viene el presunto en estos casos… las autoridades que están investigando ahora apuntan a que no es un parricidio, pero como lo que nos gusta a todos es lanzar juicios paralelos, pues eso

  2. Pobrecita la madre y el abuelito, los han enterrado en vida.que deleznable la raza humana, vamos involucionando.

Leave A Reply