Plantan 4.000 castaños para impulsar el sector en la Sierra

0

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha plantado un total de 4.000 ejemplares de distintas variedades para impulsar la productividad y la rentabilidad del castañar en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Los injertos, realizados en la finca experimental La Dehesa, en el término municipal de Galaroza, se iniciaron en mayo de 2012 con árboles procedentes de Galicia, Francia, Italia o Alemania. El objetivo, como ha ex-puesto la delegada territorial, Carmen Lloret, es “salvaguardar un sector económico muy necesario para la comarca, porque mantener la actividad es generar posibilidades de empleo, y también para el medio ambiente, porque ese empleo, al mismo tiempo, protege el medio natural”.

Carmen Lloret, que ha visitado la finca en la que se realizan los ensayos en el marco de una jornada técnica promovida por la Consejería de Agricultu-ra, Pesca y Medio Ambiente en las instalaciones del Centro de Defensa Forestal (Cedefo) de Galaroza bajo el nombre ‘El Castañar en el Parque Natural’, ha incidido, en este sentido, en que “apostar por el castañar es hacerlo por la sostenibilidad, económica y ambiental”. Un punto en el que se ha mostrado convencida de que este proyecto, en la medida en que frenará el abandono de estas explotaciones, “nos ayudará a la conservación del ecosistema que mejor evidencia que desarrollo económico y naturaleza son compatibles, la dehesa”.

En esta línea, la experiencia, para la que se ha seleccionado una serie de variedades que destacan por la calidad de su fruto, persigue hallar la especie que mejor se adapte a los suelos de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche mediante el estudio de parámetros como el sabor, el tamaño, la temporalidad o la facilidad de pelado, entre otros. El siguiente paso, como ha puesto de manifiesto Carmen Lloret, es su implantación en el castañar tradicional serrano. Algo para lo que se pondrán las plantas madres de las variedades que resulten más productivas a disposición de los propietarios para que las injerten en sus explotaciones.

Prevención contra el chancro

La jornada técnica también ha abordado el problema del chancro y los métodos de prevención de la enfermedad con el fin de que los propietarios de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche eviten la incidencia de la misma en sus explotaciones. “Adelantarnos a esta patología es vital, tanto para evitar su aparición como para atajarla con la máxima rapidez posible”, ha recordado la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Carmen Lloret. “La vamos a estudiar y la vamos a vigilar de cerca, una tarea en la que conta-mos con la colaboración de los propios agricultores”.

La meta es, en palabras de Lloret, estar alertas y frenar un hipotético avance de esta enfermedad que afecta, en especial, al castañar gallego por la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En la actualidad, el control de esta pato-logía fúngica causada por la Cryphonectria parasitica, un hongo que penetra en el árbol a través de heridas de distinta naturaleza (podas, grietas, cicatri-ces…), se orientan hacia la lucha biológica con cepas hipovirulentas. Este método, que provoca la cicatrización espontánea de los chancros activos, ha sido ya utilizado con éxito en diversas zonas de Italia y está en fase de expe-rimentación en nuestra comunidad autónoma.

La prevención de la enfermedad, por su parte, pasa por la desinfección de las herramientas de poda antes, durante y al término de la misma; la reali-zación de cortes limpios y oblicuos, con el fin de favorecer la cicatrización e impedir la acumulación de agua; o la eliminación de las ramas ya afectadas, siempre desde un palmo por debajo de la herida. Asimismo, es importante sellar las heridas de poda con pasta cicatrizante y funguicida, quemar los restos de la corta amontonados y lejos de los castaños y no injertar los árboles con púas de otras zonas. Tampoco es recomendable aplicar estiércol sobre las heridas o las zonas dañadas, ya que esto atrae insectos que pueden contribuir a la transmisión de la enfermedad.

 

Compartir.

Leave A Reply