La ausencia de una edil socialista marca el pleno de mayo en Almonte

0

El alcalde se dirige al grupo socialista durante el pleno.

La renuncia al cargo de concejal del Ayuntamiento de la edil socialista Pepi Raso Martín por motivos personales, marcó decisivamente el pleno de mayo, al quedar el PSOE y el trásfuga Alberto Mondaca en minoría. En esta sesión, el equipo de gobierno tuvo la ocasión de aprobar puntos que han sido sistemáticamente rechazados durante un año por la mayoría que conforman socialistas y trásfuga.

El voto de calidad del alcalde y el apoyo de Izquierda Unida resultaron decisivos para sacar adelante propuestas en materia de ordenación urbanística, limpieza viaria, bajada de impuestos y generación de empleo forestal, entre otros asuntos. De este modo, según señaló el alcalde José Antonio Domínguez Iglesias (PP), “se ha venido abajo un año de la estrategia común ideada por el PSOE y su alianza con el trásfuga”. En esta oportunidad, se abstuvieron e incluso apoyaron puntos hacia los que en pasados plenos mostraron un contundente rechazo.

En su discurso de despedida, Pepi Raso solicitó que nadie instrumentalizase su renuncia, ya que la decisión partía de un ejercicio de “responsabilidad conmigo misma”, según confesó. Tras citar que ha sido un honor representar a los ciudadanos como concejala, puso a disposición de su partido el acta. Por último, agradeció al alcalde, José Antonio Domínguez Iglesias (PP) “la preocupación y el respeto demostrados”, así como a todos los trabajadores municipales.

A lo largo del pleno, Domínguez Iglesias le agradeció la coherencia política demostrada, que permitió que –al menos por este pleno- “Almonte recuperara su soberanía y escapara del chantaje de Paco Bella y Alberto Mondaca”. Por ello, alabó a la gente honrada y honesta que forma parte de su entorno, y las procedentes de las filas socialistas “que han decidido no seguir encadenadas”.

Al tiempo, el alcalde destacó la valentía de una persona “que no se ha plegado a los intereses de nadie y ha resistido presiones”. Se refirió a las coacciones recibidas a la hora de tomar su decisión, hasta el punto de tener que brindarle los servicios de la Policía Local “para evitar que la abordasen por la calle”.

Uno de los puntos aprobados fue el inicio de la resolución del contrato del servicio de colaboración para la gestión de los expedientes sancionadores por infracción de las normas de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial del Ayuntamiento, del que es concesionaria la empresa Iddiam Sistemas. El alcalde manifestó textualmente que no ha prestado el servicio “con la diligencia debida”, según el informe del secretario.

Por otra parte, el pleno dio su aprobación a la modificación del contrato de recogida de basura y limpieza viaria. La empresa Urbaser –concesionaria del servicio- podrá renovar su maquinaria. Igualmente, salió adelante la ordenanza reguladora del procedimiento de declaración de la situación de Asimilados Fuera de Ordenación (AFO), así como la ordenanza fiscal 2-39 reguladora de la tasa por la expedición de resolución administrativa que acuerda la declaración de situación legal de AFO de construcciones, edificaciones e instalaciones.

Así, Almonte se acoge –al igual que un gran número de municipios- a una posibilidad contemplada en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. Las construcciones no sancionadas por la Administración podrán legalizarse, siempre que abonen el 3,6% del valor de lo edificado.

Del mismo modo, se aprobó un importante paquete de modificaciones relacionadas con las ordenanzas fiscales. Se trata, según explicó el alcalde, “de la primera bajada de impuestos en más de veinte años, época en la que los socialistas los subieron un 456 por ciento y alguno, hasta un 1500 por ciento”.

Finalmente, se dio luz verde a la propuesta presentada por el grupo municipal del Partido Popular sobre la recuperación del derecho sobre los montes de propios de propiedad municipal, hasta ahora conveniados con la Junta de Andalucía. La recuperación de la masa forestal se contempla como un importante yacimiento de empleo verde para el municipio, ante las trabas puestas por la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la concesión de permisos para la limpieza del pinar y la generación de biomasa.

Según trasladó el alcalde en su discurso final, “gracias a la situación que se ha dado en el pleno se ha dicho sí a la limpieza de las calles, la generación de empleo, la bajada de los impuestos, y los AFO, tras un año de bloqueo del que son responsables los que todavía se sientan en los escaños socialistas y el tránsfuga”.

“Yo eché a uno para mantener a todos, y ustedes van a irse todos para poder mantener a uno”, sentenció, en referencia clara al ex alcalde, Francisco Bella y al tránsfuga Mondaca. “Por nuestra parte, este equipo de gobierno mantiene la ilusión intacta para trabajar por el conjunto de los ciudadanos, que están sacando conclusiones muy claras sobre quienes están construyendo desde el diálogo y quienes están por destruir”, concluyó.

 

Compartir.

Leave A Reply