Protesta del CSIF contra la unificación de los hospitales Infanta Elena y Juan Ramón

0

El proceso de unificación de los hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez de la capital sigue su curso en plena vorágine de recortes en el sector sanitario. Dos circunstancias que se han unido en el tiempo y que desde hace meses están repercutiendo negativamente tanto en la atención al paciente como en las condiciones laborales de los trabajadores.

Tal y como denuncia el sindicato CSIF, se están cerrando unidades en los hospitales prescindiendo de puestos de trabajo y reduciendo la cartera de servicios de cara a la fusión. En este sentido, asegura que los ajustes derivados de los recortes en las inversiones y, más recientemente, de los planes de verano “están sirviendo de puente para preparar el terreno eliminando prestaciones que no se van a volver a recuperar”.

Desde que se anunciara la unión de los dos complejos hospitalarios, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha venido advirtiendo de las repercusiones de esta decisión que se tomó sin contar con los representantes de los trabajadores a los que, por otra parte, se les sigue sin facilitar información sobre el proceso. A pesar de las quejas y las protestas que se han llevado a cabo durante el último año, no parece que se vaya a dar marcha atrás en el proyecto.

Por esta razón, CSIF ha iniciado una recogida de firmas a través de su página Web (www.csi-f.es/ambito/andalucia/huelva) para recabar apoyos contra la unificación de los centros. Tras concluir esta campaña on-line, que permanecerá activa hasta mediados del próximo mes de junio, el sindicato entregará las firmas a la Dirección Gerente del ya denominado Complejo Hospitalario Huelva.

Por ello, desde la organización se hace un llamamiento a la participación no sólo a los trabajadores del sector sino a los propios usuarios y a la ciudadanía en general puesto que “todo estaremos afectados por la integración de los hospitales. Aumentarán las listas de espera puesto que se reducen unidades y se pierde personal; disminuirá el tiempo dedicado a cada paciente y, por supuesto, se demorarán las pruebas de diagnóstico, los tratamientos o las intervenciones quirúrgicas”, apunta César Cercadillo, responsable del sector provincial de Sanidad de CSIF.

En esta misma línea, Cercadillo explica que “no se trata únicamente de un problema de la plantilla sino del funcionamiento general del sistema público sanitario” al tiempo que recuerda cómo los hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez se han visto afectados, en primer lugar, por los recortes y ahora por este proceso de unificación en el que supuestamente se busca mejorar la eficiencia pero que, en la realidad, “está suponiendo una pérdida irreparable de servicios al usuario”.

En cuanto a los trabajadores, “se ven abocados a aceptar unas condiciones de trabajo indignas, con menos salario, más horas de trabajo y una pérdida de derechos sociales por temor a perder sus empleos”, asegura César Cercadillo.

Ante la actitud “déspota y autoritaria” de los altos cargos implicados en la fusión, CSIF ha decidido iniciar la recogida de firmas para mostrar el rechazo masivo a esta unión y frenar una decisión que “sólo obedece a criterios económicos, sin tener en cuenta el servicio público, para tener fondos suficientes con los que mantener los sueldos de gerentes, directores y mandos intermedios mientras que recortan a los trabajadores y se gastan millones de euros en reformas innecesarias”, sentencia Cercadillo.

 

 

Compartir.

Leave A Reply