Marcos Toti, alcalde de Zalamea: “Es mentira que todos los pequeños ayuntamientos hayan despilfarrado el dinero”

0
Marcos Toti, alcalde de Zalamea, en su despacho.

Marcos Toti, alcalde de Zalamea, en su despacho.

En el ecuador de la legislatura, Marcos Toti, alcalde de Zalamea la Real (IU), analiza en una entrevista distintos aspectos de la gestión municipal, los problemas del día a día del ayuntamiento y la forma en que la política autonómica y nacional afecta a los pequeños ayuntamientos y sus ciudadanos, entre otras cuestiones.

– Un balance rápido de los dos años de legislatura.

– Sin duda estos dos últimos años han sido los más duros desde la restauración de la democracia, para la sociedad española en general y para Zalamea también. A nadie se le escapa la situación por la que atraviesan los ayuntamientos, también el de nuestro pueblo. Llegar a pagar las nóminas, los seguros sociales y el IRPF puntualmente, como lo hacemos en el Ayuntamiento de Zalamea la Real, ya es todo un triunfo, pero para ello hemos tenido que cambiar por completo la política de gasto absurdo y superfluo que tenía el Equipo de Gobierno anterior.

Tenemos un lastre muy importante que nos asfixia, los 14.000´00 € que tenemos que pagar todos los meses y que en 2014 serán 23.000´00 € al mes. Todo este dinero sólo para pagar la deuda a proveedores, en su mayoría autónomos, que dejó el anterior Equipo de Gobierno del Psoe.

De ahí la importancia que tiene la buena política económica que estamos llevando a cabo. Seguramente somos el único municipio donde, a pesar de la que está cayendo, no hemos tomado iniciativas para recortar en el ámbito de lo social. En la inmensa mayoría de los ayuntamientos, así como el resto de administraciones, han suprimido las subvenciones a asociaciones culturales y deportivas, sin embargo, nosotros, el Ayuntamiento de Zalamea, sigue subvencionando las actividades de las asociaciones de Zalamea. La partida de Igualdad y Bienestar social para Ayudas a Familias, se ha multiplicado con el fin de poder atender a más gente. En el empleo, estamos destinando más dinero que nunca para contratación de personas de forma rotativa a través de las bolsas de trabajo, y para situaciones más problemáticas, hemos ideado y puesto en marcha el Programa Municipal de Renta Social Básica. Un programa pionero por el que por cierto, nos ha felicitado el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo.

– ¿Mucha diferencia con respecto a la legislatura 03/07?

– La diferencia es enorme. Perdona que vuelva a la economía pero es lo que marca la posibilidad de hacer cosas o no. En 2003, el Psoe dejó una deuda de unos 200 millones de las antiguas pesetas. Y ahora, la deuda total asciende a cerca de 2 millones de € -más de 300 millones de las antiguas pesetas- (pago a proveedores, reintegros, subvenciones recibidas y no ejecutadas, etc.). Como comprenderás, con este balance económico y la situación de crisis, que sufrimos ahora con respecto a 2003, condiciona cualquier proyecto que se pretenda hacer desde el Ayuntamiento ya que tenemos que hacer “más con menos”. Por lo demás, en el inicio de la legislatura nos ha pasado, igual que entonces, llevamos casi dos años, intentando solventar el “entuerto” que quedó pendiente del anterior equipo de gobierno.

– ¿Cómo se gestiona un gobierno municipal sin mayoría absoluta?

– Creo que en realidad es sencillo, solo hace falta voluntad de diálogo por todas las partes y llegando a acuerdos con los otros grupos representados en el pleno, para sacar adelante las propuestas. En el caso de Zalamea, desgraciadamente, este diálogo no existe entre todos los grupos ya que el Psoe parece que todavía no ha asumido el varapalo de las urnas y se niega a sentarse a hablar. Bueno, en realidad, antes de las elecciones municipales ya se negaba a hablar y cuando quedamos los tres partidos para tratar el tema de la colocación de carteles, pancartas… el Psoe no acudió. La última vez, este mismo mes de mayo, se citó a todos los grupos para llegar a un acuerdo en la creación de un grupo de trabajo que pueda impulsar y ayudar al comercio local, y tampoco acudió. Yo pienso que en realidad con esta actitud, le hacen un flaco favor al pueblo en general y a sus votantes en particular. Estoy seguro que quien vota a un partido no lo hace para que se limite a decir a todo que “no” y no aporte ningún tipo de propuesta. De todos modos espero que algún día cambien de estrategia, estoy convencido que dentro del Psoe, como en todos los partidos, hay gente válida que puede aportar cosas.

– ¿De qué cosas se siente más orgulloso?

– Del cambio en el trato a la ciudadanía, el modo en el que se realizan las contrataciones en el Ayuntamiento. Un ejemplo han sido las bolsas de trabajo, cuyo modo de funcionamiento, se elaboró conjuntamente con los interesados, algo que no se había realizado hasta ahora.

Sé que, a veces, se levantan bulos interesados sobre las contrataciones pero el orden que se está siguiendo es el escrupulosamente establecido por el tribunal, en el que por cierto, no hubo nadie del Equipo de Gobierno. Además, en el tablón de anuncios del Ayuntamiento, cualquier ciudadano o ciudadana puede ver en el orden que están las listas, quien ha trabajado y cuando le toca trabajar. Eso no es muy común, pero estamos convencidos que esa transparencia debe ser así.

Hay que volver a señalar, que la limitación económica nos impide sacar adelante, al menos, con la rapidez que nos hubiera gustado. El ejemplo más claro es la Plaza de la Constitución, pensamos que en septiembre de este año podrá estar licitado un proyecto que ha sufrido un retraso importante debido a esta situación.

– ¿Cuál es la principal demanda de los zalameños al ayuntamiento en la actualidad?

– Se ha multiplicado con respecto a la legislatura anterior, el número de personas que acuden al ayuntamiento solicitando ayuda para cubrir sus necesidades básicas.

Intentar atender esas necesidades, no oculta todo lo demás, pero no quita que nos volquemos en esta situación, de ahí surge el Programa Municipal de Renta Social Básica. Por lo demás, los ciudadanos acuden al ayuntamiento solicitando se realicen reparaciones o limpieza en las calles, algo que valoramos muy positivamente, ya que nos ayuda en la resolución de esas cuestiones y a tener Zalamea más cuidada y limpia que nunca.

– ¿Sigue siendo la financiación el principal problema de un ayuntamiento como el de Zalamea?

– Actualmente sí, algo que se acrecentará si sale adelante la ley de Reforma de la Administración Local, donde además de limitarse la financiación, quedarán reducidas las competencias de los ayuntamientos. En esta locura en la que andan los gobiernos que defienden los postulados de la Troika, se ha intentado hacer ver que los pequeños ayuntamientos han dilapidado el dinero, según los datos del propio Ministerio de Economía, se demuestra que eso no es así. Al contrario, los pequeños municipios, presentan unos números menos deficitarios que otras administraciones, un ejemplo, de la deuda de las tres administraciones: Gobierno Central, Comunidades Autónomas y Administración Local (ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones) la deuda de todas las administraciones locales es el 4,5%. Pero además, resulta que, de toda la deuda de todos los ayuntamientos, solo el de Madrid es el 22´5%. O sea que es mentira que todos los pequeños ayuntamientos han despilfarrado el dinero (salvo las excepciones que todos, lamentablemente, hemos sufrido).

La Reforma de la Administración que quieren hacer puede significar un paso atrás muy grande, despidos de trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento y dejar de prestar servicios que hasta ahora se están haciendo… Confío que el Gobierno entre en razones y no la lleve a cabo tal como hasta ahora la tiene planteada.

Marcos Toti es alcalde de Zalamea por Izquierda Unida.

Marcos Toti es alcalde de Zalamea por Izquierda Unida.

– Uno de los asuntos más polémicos de los últimos años ha sido la remodelación de la Plaza de la Constitución. ¿Habrá una solución definitiva para éste proyecto próximamente?

– En estos momentos se está adecuando el proyecto a los fondos con los que contamos, durante el verano se licitará y esperemos comience su ejecución en el mes de septiembre. Como todo el mundo sabe, el proyecto ha sido consensuado en asambleas abiertas a las que ha acudido toda aquellas persona que ha querido, todo el mundo ha podido dar su opinión sobre el proyecto, opiniones que han sido recogidas el proyecto final por el arquitecto. Aunque ha sido largo y laborioso, yo me siento orgulloso de ese proceso de dialogo y participación ciudadana.

– Durante los últimos años hemos visto la zozobra de la Mancomunidad Cuenca Minera. ¿Cómo se ve desde la alcaldía de Zalamea ésta situación?

– Desde Zalamea hemos sido muy claros con este asunto: la Mancomunidad no se ha gestionado bien, se ha hecho una política de despilfarro, de enchufismo y de manejo de un dinero que ahora hay que pagarlo. Esta mala praxis es algo que viene arrastrando la mancomunidad a lo largo de los diferentes mandatos de los distintos presidentes, por cierto, siempre del Psoe y con mayoría absoluta. Desde el Ayuntamiento de Zalamea y desde el Grupo de Izquierda Unida en la Mancomunidad, siempre hemos apostado por hacer frente a los pagos para saldar la deuda pendiente de la entidad, de hecho en diciembre de 2011 ya reclamamos que se solucionara la situación de los trabajadores, sin embargo, los otros partidos hicieron caso omiso a nuestra propuesta que sin embargo, ha sido la que ha acabado llevándose a cabo.

– ¿Tiene futuro la Mancomunidad?

– Desde Izquierda Unida pensamos que sí, distinto es que tenga el modo de funcionamiento que ha tenido hasta ahora, habría que buscar un nuevo modelo de gestión, para agrupar esfuerzos y encontrar soluciones de manera conjunta entre todos los ayuntamientos, prestarnos cosas unos a otros, realizar trabajos comunes, pedir precios juntos para abaratar costes… hay muchas cosas para lo que es necesaria una Mancomunidad que no tienen nada que ver con los “chiringuitos” a los que nos tienen acostumbrados.

– ¿Puede un ayuntamiento pequeño tomar medidas eficientes para apostar por la creación de empleo?

– De todos es sabido que los Ayuntamientos no tenemos competencias en materia de empleo, además, con las limitaciones financieras, la cosa se complica aún más. Pero eso no quita para que trabajemos todo lo posible para que solucionar en la medida de nuestras posibilidades el problema del paro.

El Ayuntamiento de Zalamea está siendo un ejemplo en todo el país, conmigo contactan alcaldes y concejales de toda España para que les envíe el Programa Municipal de Rentas Social Básica, y aunque esto no se puede llamar creación de empleo, es cierto que lo primero es que nadie en nuestro pueblo pase necesidad, e intentar asegurar unos ingresos mínimos en cada casa. Satisfechos del todo no estamos, pero es hasta donde podemos llegar.

En cuanto a la creación de empleo, estamos haciendo cosas que esperemos que den sus frutos. Estamos manteniendo conversaciones con la Junta de Andalucía, trabajando en un proyecto para el aprovechamiento integral de zonas forestales, que pueden generar empleo, a nivel de cooperativa o de trabajo por cuenta propia. De hecho, aunque insisto que no es nuestra competencia, creo que desde el ayuntamiento debemos volcarnos más que nunca en poner todas las condiciones para que se genere empleo, la situación general no es la mejor, pero estoy convencido que debemos intentarlo.

– El desdoble de la N-435, la Autovía de la Cuenca Minera, el Polígono Industrial Comarcal, son infraestructuras proyectadas por otras administraciones para la comarca. ¿Se harán realidad algún día?

– A corto plazo es difícil, además llegan tarde. El Polígono Industrial Comarcal debería haberse puesto en marcha cuando desde la Junta se tenía que haber atendido a la diversificación una vez que cerraron la mina (una diversificación que por cierto nunca hizo la Junta). Las autovías también llegarán tarde, dudo que en esta década conozcamos el desdoble de la N-435, ya que ni antes el Pp, después el Psoe y ahora de nuevo el Pp, han consignado en los distintos Presupuestos Generales de Estado el dinero suficiente para llevarla a cabo.

– ¿Veremos pronto una salida a la situación de la apertura de la mina de Riotinto?

– Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones. Es imprescindible una resolución inmediata de esta situación. Desde Izquierda Unida hemos exigido a la Junta de Andalucía que sea meridianamente clara con este asunto y que ponga a disposición del proyecto Riotinto, todos los recursos materiales y humanos para que la resolución de la documentación se realice en el menor tiempo posible. Pero también hemos exigido a la empresa que deje de jugar con los sentimientos y esperanzas de toda una comarca. La empresa ha adolecido en muchas ocasiones de falta de seriedad y de intentar conseguir “rebajas” en el proyecto mediante la presión social. La propia empresa ha reconocido que se equivocó de estrategia y ha rectificado. Ahora el dialogo entre empresa y Junta es fluido y yo espero que, finalmente, Emed presente toda la documentación y pronto se pueda abrir.

– ¿Cómo valoras el año de co-gobierno en la Junta de Andalucía?

Demasiado bien a pesar de llevar poco más de un año. La consejera de Izquierda Unida, Elena Cortés, ha demostrado con el Decreto-Ley de la Vivienda que es posible hacer políticas de izquierdas, políticas para la gente y no para los bancos y grandes inmobiliarias.

Hace solo unos días, el Ayuntamiento de Zalamea se ha acogido al Decreto Ley 7/2003 de medidas extraordinarias y urgentes para la lucha contra la exclusión social, mediante el cual, gracias a la participación de Izquierda Unida en el Gobierno de la Junta, los ayuntamientos vamos a percibir dinero para contratar a parados de larga duración.

También se está haciendo un banco de tierras públicas para ponerlas en producción…, este tipo de cosas, este tipo de políticas de izquierdas, antes de la llegada de Izquierda Unida a la Junta no se daban. Por tanto creo que, por ahora, y aunque me consta que con gran esfuerzo por parte de mis compañeros, se hacen cosas que están redundando en la gente de a pie, que es de lo que se trata.

– ¿Tiene un alto coste personal el ser alcalde de pueblo?

Bueno, el coste personal se sabe antes de presentarse. A mí hay dos cosas que son las que más me afectan, por un lado el poco tiempo que se tiene para la familia ya que aquí no se tienen horarios y en cualquier momento y en cualquier lugar, un vecino puede necesitar algo. Y por otro lado, la imposibilidad de poder solucionar todos los problemas que nos plantea la gente, especialmente los que tienen que ver con el empleo. Eso afecta y es imposible olvidarse aunque ya no esté en horario de ayuntamiento.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies