Cartaya cierra con éxito una romería para la historia

0
Romería de Cartaya.

Romería de Cartaya.

Cartaya está hoy lunes de resaca romera y, como es habitual, toca hacer balance. En eso andan la Hermandad de San Isidro Labrador y el Ayuntamiento de Cartaya que coinciden en señalar el éxito de la edición de este año, especial por cuanto la fiesta cartayera ha celebrado sus bodas de oro y lo ha hecho por todo lo alto, con numerosos actos muy emotivos y vistosos en los que, según Julián Pérez Segura, presidente de la Hermandad, “se ha volcado todo el pueblo dejándonos para el recuerdo momentos inolvidables”.

Pérez Segura ha destacado “la ausencia de incidentes de importancia y la absoluta tranquilidad con la que se ha desarrollado la fiesta romera”, a lo que ha contribuido el buen funcionamiento del dispositivo de seguridad y servicios que han puesto en marcha el Ayuntamiento y la Hermandad, con la colaboración de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, la Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y por primera vez, Cruz Roja. En este sentido, el alcalde, Juan M. Polo ha destacado el éxito organizativo de la romería y ha agradecido “el trabajo de la hermandad, y la colaboración de los romeros y de todas aquellas personas que han trabajado para que todos disfrutemos de una buena romería”, así como la “excelente respuesta ciudadana, puesto que los cartayeros han respaldado con su presencia los actos extraordinarios celebrados con motivo del cincuenta aniversario, tanto en el casco urbano como en la pradera”.

Precisamente en este entorno se vivió en la tarde del domingo uno de los momentos más emotivos de la fiesta romera, el traspaso de la vara de San Isidro a sus nuevos hermanos mayores, la familia Zamorano-García, tras una emocionante puja que se desarrolló en la explanada de la ermita y que se prolongó durante buena parte de la tarde. Finalmente la familia compuesta por Javier Zamorano y Juana María García se hizo con la vara por 7.500 euros, momentos antes de que la comitiva romera iniciara el camino de vuelta al municipio con el estandarte del Patrón de los Agricultores, que llegó al casco urbano al filo de la medianoche.

Concluía así una fiesta romera que con motivo de sus bodas de oro ha dejado imágenes para el recuerdo, entre ellas la histórica procesión de San Isidro el sábado por las calles del Recinto, que se desarrolló tras el rezo del rosario y a la luz de las antorchas que portaban la junta de gobierno de la hermandad, los hermanos mayores y los representantes del resto de hermandades de gloria y penitencia de la localidad.

La recuperación del tradicional Festival Flamenco varias horas más tarde en el escenario central de la pradera, fue otro de los momentos especiales del intenso fin de semana, con la actuación, en el marco del espectáculo ‘Cartaya por Sevillanas’, de Manguara y del grupo local ‘Entre pinos y marismas’.

Y el domingo al mediodía se celebró la concurrida Misa de Romeros en honor a San Isidro, en la explanada de la ermita, oficiada por el cura párroco de la localidad, Manuel Domínguez, cantada por el coro de San Bartolomé de la Torre, y presidida por las autoridades militares y civiles, con el alcalde, Juan M. Polo, a la cabeza, y con la participación del resto de hermandades de la localidad y de otras muchas de los municipios vecinos, que ofrecieron flores al santo.

Fueron los momentos más especiales de cuantos se vivieron en el recinto romero, a los que hay que sumar la multitudinaria ofrenda al Santo que se celebró el jueves 23 en la Plaza Redonda, y la salida de los romeros del municipio hacia la pradera en la tarde del viernes, desarrollándose un vistoso y colorista Camino de Ida, que atravesó el casco urbano de punta a punta el al ritmo de vivas y sevillanas en honor al Patrón de los Agricultores.

Todos estos momentos quedan ya para el recuerdo de una edición romera que ha brillado con luz propia y que se ha cerrado sin incidentes.

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply