El equipo de gobierno municipal exigirá a la Mesa de la Ría que deje de crear alarma con los vertidos de Repsol

0
Imagen del pleno de abril en el Ayuntamiento de Huelva.

Sesión plenaria del mes de abril.

El primer teniente de alcalde y portavoz del Equipo de Gobierno, Francisco Moro, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento de Huelva va a exigir al Grupo Municipal Mesa de la Ría en el próximo Pleno Municipal “que deje de crear alarma social y de mentir respecto a los vertidos de Repsol que depura Aguas de Huelva”. Después de cuatro mociones consecutivas, en las que el Grupo Municipal Mesa de la Ría, según el portavoz “ha ido incrementando sus elucubraciones hasta relacionar esta cuestión con temas de índole medioambiental a escala mundial que nada tienen que ver con la ciudad, es preciso frenar esta espiral de despropósitos que sólo persiguen ensuciar la imagen de Huelva”.

A pesar de las continuas manifestaciones tanto de Aguas de Huelva, como de Repsol, hasta del Seprona, con todo tipo de documentación acreditativa que demuestra que se trata de un vertido autorizado, que cumple estrictamente con la legalidad vigente y que no existe ningún tipo de riesgo para la salud, Francisco Moro ha denunciado que “el Grupo Municipal Mesa de la Ría, insiste en mantener una postura que a estas alturas y dada la línea que están siguiendo sus argumentos sólo puede calificarse de disparate”. Por ello, el portavoz municipal, ha asegurado que “el Equipo de Gobierno pretende poner fin definitivamente a esta sinrazón en el próximo Pleno”.

Francisco Moro ha asegurado que la depuración de los vertidos de Repsol por parte de Aguas de Huelva responde a una cuestión de responsabilidad medioambiental, que cuenta con todas las garantías legales y que realiza Aguas de Huelva porque es la única empresa con capacidad para hacerlo en toda la provincia. “Resulta grotesco que un Grupo como Mesa de la Ría, nos critique precisamente por esforzarnos en limpiar las aguas antes de devolverlas al mar”, ha dicho Moro.

La EDAR de Aguas de Huelva dispone de la correspondiente Autorización de Vertido concedida en 2003 por la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que garantiza la calidad analítica del agua depurada y vertida a la ría del Tinto. Los vertidos no se pueden hacer en la depuradora de Mazagón, porque no tiene capacidad suficiente para tratar con garantías unas aguas que si no fuera por Aguas de Huelva, se estarían devolviendo al mar sin depurar.

Por su parte, Repsol cuenta con la autorización ambiental unificada necesaria para la realización de todas sus actividades, concedida por la Junta de Andalucía. Pero a pesar de ello, ante la alarma social suscitada sobre esta cuestión, ha dirigido consulta a la Consejería de Agricultura, Pesa y Medio Ambiente que ha dictaminado, en contestación de 5 de abril de 2013 que “no resulta preceptivo someter las instalaciones objeto de consulta a ninguno de los procedimientos de prevención ambiental regulados en la Ley”.

Además, y a pesar de no ser preceptivo, Aguas de Huelva antes de comenzar a tratar las aguas salinas procedentes de los vertidos de Repsol en la EDAR, se lo comunicó a la Junta de Andalucía el 1 de febrero de 2012, incluyendo tanto la fecha de inicio de la actuación del tratamiento, como la firma del convenio, sin que ello haya provocado ninguna alteración y mucho menos la paralización o simplemente el cuestionamiento de la labor de Aguas de Huelva por parte de las autoridades competentes.

“Aguas de Huelva tiene sus permisos, Repsol cuenta con todas las autorizaciones y se ha informado a la autoridad ambiental con exquisitez, por transparencia y responsabilidad ambiental” afirma Francisco Moro apuntando que “la realidad es que Aguas de Huelva está realizando un servicio medioambiental a la comunidad, que más allá de un riesgo, supone una garantía de protección del medioambiente para Huelva”

Así de contundente se ha mostrado Francisco Moro con la intención de zanjar un asunto que “por la sinrazón del Grupo Municipal Mesa de la Ría ha derivado por derroteros disparatados, como el de traer al Pleno una moción sobre una técnica llamada fracturación hidráulica o fracking, mezclando todo tipo de datos dispares, inciertos, irrelevantes e incorrectos, ya que se trata de una técnica que no se aplica en el mar y no ya en Huelva, sino que en todo el mundo no hay ninguna explotación a día de hoy que utilice esta técnica en el mar, porque no es geológica, ni técnica ni económicamente viable”. Más allá de disparates, apunta Francisco Moro, la realidad es que “no hay riesgo alguno, no hacemos nada ilegal, estamos actuando con total transparencia y lo hacemos porque tenemos un alto compromiso y responsabilidad medioambiental”

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies