EL LABERINTO.
El gesto ético.
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioCuando los tres grupos del Parlamento andaluz, PP, PSOE e IU, decidieron subir la cuantía de las dietas del presidente de la cámara y de los portavoces adjuntos de la Mesa, incurrieron en mentiras a los ciudadanos y en una praxis de grave hipocresía política. El PP, grupo mayoritario en el parlamento a pesar de no gobernar, nos cansa y exprime con las políticas de ajuste y austeridad desde el gobierno y parlamento centrales pero, cuando los representantes del partido de Rajoy nos hablan de la necesidad de ese rigor administrativo, nos mienten porque lo predican para el conjunto de los ciudadanos y hacen excepción de ellos mismos, Temo que estos representantes deben considerarse como casta profesionalizada y política al margen de las normas que son comunes al conjunto de los ciudadanos y de sus necesidades y más allá del bien y del mal.

El PSOE, por su parte, vive en la crítica feroz a las políticas económicas y sociales del ejecutivo central y se pronuncia sobree los ciudadanos que pasan necesidad como si se tratase de ellos mismos. La inoperancia de un gobierno andaluz que también recorta y que desatienda sectores como el sanitario choca con la insolencia y el descaro de parlamentarios quienes, como Manuel Gracia, presidente socialista del Parlamento de Andalucía, se suben las dietas porque deben pensar que todavía no ganan suficiente.

¿E IU? ¿Qué podemos decir de la salvífica, limpia y solidaria IU? La organización de izquierdas comunista es todavía más de púlpito que la socialista del PSOE y sus mensajes anti políticas de recortes y austeridad es tal que tiene abierta una campaña pidiendo la dimisión del presidente del gobierno. Cuando IU, miembro también del inútil gobierno andaluz, a la vez que se pronuncia con ira en favor de los más desfavorecidos y contra el gobierno central, se sube el salario de su representante en la Mesa del Parlamento andaluz por medio de las dietas, ¿cómo podrán explicarlo? ¿Cómo podrán contar a los ciudadanos que ellos defienden la claridad y la limpieza en la Administración pública además del reparto equitativo de la riqueza y se contradicen en los hechos?

Pienso que la práctica del gobierno de comunistas de IU y socialistas del PSOE y la del gobierno central del PP, ha venido a testificar que las tres organizaciones son exactamente iguales, grupos de dirigentes sagaces que quieren mejorar sus estatutos económicos más allá de lo razonable por la vía del ejercicio político. Naturalmente, ello no implica que en cada uno de esas agrupaciones políticas no haya personas que estén solo por la razón de servicio público, pero lo que son las tres marcas consideradas como tales, son corros organizados para detentar el poder, comportándose más como delegatarios con poder total que como representantes de los ciudadanos a los que deben lealtad programática, comportamiento ético y explicaciones directas y periódicos.

La marcha atrás del presidente del Parlamento pone de relieve con mayor intensidad esa idea que de ellos mismo tienen nuestros parlamentarios porque, en vez de pedir disculpas por una medida tan extemporánea, insolidaria y desacertada, se justifica diciendo que solo han percibido un mes de subida y que el parlamento andaluz ha realizado un gran esfuerzo en austeridad. PP, PSOE e IU son tres piezas esenciales en el engranaje de la maquinaria consagrada por la constitución del 78 y de las leyes que la desarrollan. Aunque IU quiere diferenciarse a través de la reivindicación de la reedición de una fracasada república del 31, sus actos de gobierno y praxis como la subida de las dietas, la coloca en igualdad de incrustración en el sistema que dicen querer superar que los dos otros partidos más acostumbrados al poder.

En manos de los ciudadanos está comenzar el cambio regenereador desde los ayuntamientos, primero con la creación de nuevas formaciones en cuyas listas no se incluyan cargos públicos anteriores (al menos en Huelva capital), apuesten por la honradez en la gestión municipal, creen mecanismos de control de esa limpieza administrativa y optimicen r el éxito en la gestión superando los conceptos de izquierdas o derechas. Por otra parte, para que esa regeneración alcance a todo el Estado, habrá que pasar por el cambio constitucional puesto que el marco de la Reforma Política del siglo pasado nació, a mi parecer, maltrecho y además, ha sido superado por la realidad política y social del Estado español actual.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies