La Custodia visitó numerosos altares en su recorrido por Moguer

0
Niños de primera comunión en Moguer.

Niños de primera comunión en Moguer.

La procesión del Corpus recorrió las calles del centro de Moguer, escoltando el solemne recorrido de la Sagrada Custodia que visitó los numerosos altares instalados en distintos puntos del casco histórico por hermandades y cofradías, vecinos y vecinas y el propio Ayuntamiento de la ciudad del Tinto.

Tras la misa oficiada en la iglesia parroquial, se inició el brillante recorrido de la Custodia que portó bajo palio el párroco José Manuel Raposo. Como es tradicional, la comitiva la encabezaban las niñas y niños que han realizado este año su primera comunión, a los que seguían miembros de distintos grupos parroquiales, representaciones de todas las hermandades de la localidad, y por fin la Custodia, tras cuyo dosel desfiló una amplia representación de la corporación municipal que encabezaba el Alcalde Gustavo Cuéllar.

Este año desde el Consejo de Hermandades se había convocado un concurso para revitalizar el montaje de los tradicionales altares que jalonan el paso del Santísimo por las calles de Moguer, lo que se ha traducido en un mayor cuidado en el exorno de estos monumentos, que recibieron la visita de la Custodia en el transcurso de una procesión que se dilató por espacio de más de dos horas.

En primer lugar la comitiva visitó los altares instalados en la sede de la Hdad del Rocío por la propia filial, y el montado en la vivienda contigua por la Hermandad de Padre Jesús. Ya en la calle Juan Ramón Jiménez el Santísimo se detuvo ante los dos altares que montan tradicionalmente los vecinos y vecinas, continuando su recorrido por los dos monumentos que habían levantado también los fieles en la calle Alonso Niño, uno de los cuales recibió el premio al mejor altar montado por el vecindario.

A su paso por una Plaza de las Monjas abarrotada de gente, la Custodia visitó el altar instalado por la Matriz de Montemayor en la iglesia de Santa Clara, continuando el recorrido por la capilla del Corpus, donde la Vera-Cruz montó su monumento al Santísimo, y por el acceso al núcleo de La Esperanza, lugar donde la Borriquita dio forma a uno de los altares más hermosos de la jornada, junto al ya citado de la Hermandad del Rocío que se llevó finalmente el reconocimiento del Consejo de Hermandades como el mejor de su categoría.

Acompañada por los sones de la magnífica Banda del Liceo Municipal de la Música, la Custodia regresó a la iglesia parroquial con las últimas luces de la tarde, después de haber visitado el último de los altares de su recorrido, que la Fundación Municipal de Cultura levanta cada año en los soportales del edificio consistorial.

En relación con la procesión del Corpus y el hecho de que este año no se hayan alfombrado las calles con hojas y matas de las plantas autóctonas para el paso del Santísimo, el Alcalde Gustavo Cuéllar insistía en que «dada la complicada situación económica por la que atravesamos, hemos decidido prescindir de un exorno que supone un gasto para el Ayuntamiento de unos 6.000 euros, y destinar ese importe a atender proyectos de ayuda a los más necesitados como es el caso del banco de alimentos, por lo que consideramos que los moguereños y moguereñas entenderán perfectamente esta decisión que deja claro el compromiso del equipo de gobierno con la atención a los que menos tienen».

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies