Satse denuncia la “crispación” que hay entre las enfermeras en el Juan Ramón Jiménez

0

El Sindicato de Enfermería SATSE en Huelva ha instado a la Dirección de Enfermería del hospital J. R. Jiménez a minimizar los efectos de los recortes en las condiciones laborales de los profesionales de enfermería.

La desaparición de unos 100 puestos de trabajo, entre jubilaciones, por incapacidad permanente, comisiones de servicio fuera del centro, mandos intermedios sin sustitutos, enfermeras contratadas eventuales y que no se han renovado, y por último la desaparición de 22 puestos de roting (enfermeros que cubren las incidencias diarias que se producen en un centro con 553 DUE), llevan al límite las condiciones laborales de los enfermeros del centro.

Desde SATSE, se critica con dureza la gestión de la Dirección de Enfermería que observa complaciente la desaparición y amortización de decenas de plazas de enfermería, previamente presupuestadas, y que entendemos, se derivan a otros colectivos del propio hospital. Si a esta situación le añadimos que el colectivo de auxiliares de enfermería, fundamentales para la colaboración en la prestación de los cuidados, se encuentran en condiciones similares en cuanto a perdidas de puestos de trabajo, podemos considerar que la Dirección de Enfermería, prioriza otros temas antes que la prestación de cuidados con un mínimo de garantía y calidad, tanto para el paciente como para los propios profesionales.

A este respecto y a modo de ejemplo basta comenta que durante el mes de Abril, se realizaron un total de 155 contratos de los cuales solo 7 fueron de enfermería, uno de matrona, otro de fisioterapeuta y 6 de auxiliares de enfermería, es decir el 10% de contratos para una plantilla que supone el 50% del total de trabajadores del hospital.

Pero no solo es la falta de contrataciones, según Antonio Botello, secretario provincial de SATSE-Huelva, motiva esta crispación la negativa por parte de la Dirección de Enfermería, a la instauración del turno de 12 horas solicitado por más de 80% de los profesionales en algunos servicios, como UCI, creando aún más agravio con respecto a otras unidades y sus propios profesionales, como Urgencias, donde si se ha instaurado este nuevo turno. Mayor es aún el desconcierto entre el colectivo, cuando el aumento de jornada a 37,5 horas semanales, ha sido mayoritariamente impuesto y realizando jornadas de 12 ó 14 horas consecutivas.

Los contratados eventuales, todos al 75%, son obligados a realizar jornadas diarias de 5,7 horas, dejando el resto hasta completar la jornada sin cubrir y penalizando a los mismos, teniendo que ir al centro en más ocasiones y dificultando la conciliación de la vida familiar. Sin embargo, se permite nombrar Subdirectora de Enfermería con cargo al presupuesto del hospital, a una compañera que previamente había sido nombrada como Directora de la Estrategia de Cuidados de Andalucía por la propia Consejera de Salud, sin cargo para su propio presupuesto, y que permitiría la contratación de enfermeros para el centro. Al mismo tiempo, mantiene en puestos de coordinación a 8 compañeros, sin realizar convocatoria pública para cubrir estos puestos y posibilitar la contratación de sus sustitutos.

Esta situación y la falta de contratación ha obligado al centro a cerrar desde el 1 de Junio la unidad de Neumología-Respiratorio, con 32 camas, que se añadirán a las habitualmente cerradas en verano que son dos unidades con 64 camas. Es decir 96 camas menos solo en el Hospital J. R. Jiménez, que provocaran sin duda, situaciones lamentables que sufrirán los usuarios de nuestra provincia y los turistas que nos visiten.

En los últimos meses se está viendo agravada la situación de las enfermeras de este hospital, destacando situaciones tan comprometidas como en el caso de los paritorios donde en el turno de noche han pasado de 3 a 2 matronas, en la UCI donde por diferentes motivos faltan enfermeras superando la ratio enfermeras/pacientes establecidas o en las unidades de hospitalización (Otorrinolaringología, Neurología, Obstetricia, …) donde en las mañanas donde debería haber 3 enfermeras se quedan 2 y en alguna ocasión en las tardes y noches donde debería haber 2 se queda 1 enfermera sola, que está generando un incremento de estrés, saturación y aumento de cargas de trabajo del personal, además de indignación de pacientes y familiares por tener que esperar para ser atendidos en sus necesidades básicas.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies