EL LABERINTO.
Triunfo del neoliberalismo.
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioUna cosa es racionalizar el sistema de pensiones y otra amenazar gravemente el poder adquisitivo de los perceptores por medio de la rueda rusa de aumentos o disminuciones en las cuantías. A la larga, podemos sospechar con consistencia, que la práctica será la bajada o congelación, ya que sabemos cómo las gastan los poderes públicos en estos asuntos. Y pos si faltase algo, está la crisis para tener argumento al que agarrarse. La verdad es que detrás de todo lo que está sucediendo se esconde un cambio radical en la forma de vida que habíamos conocido hacia el triunfo de un capitalismo mucho más deshumanizado y así, el triunfo de las tesis neoliberales de Milton Friedman entre otros.

Jamás he visto mal que el Estado se despoje de tantas parcelas de poder y control como la sociedad libremente organizada pueda asumir, pero sí critico la tendencia a que desaparezca el Estado social. La mayor desregularización del campo laboral –en eso consiste en la práctica la reforma Báñez-, o el techo constitucional al déficit público están en la misma línea que el anunciado nuevo sistema en el cálculo y pago de las pensiones. Todo ello, sumado a la presente obsesión por el control del déficit hasta su práctica desaparición y la reducción extrema del gasto público, constituye el grueso de la política neoliberal del gobierno Rajoy que va desmontando paulatinamente los rasgos de +/- igualdad entre los ciudadanos.

La enorme vuelta de tuerca que va a suponer el nuevo reglamento de las prestaciones a los jubilados es además consecuencia del fracaso de las políticas de empleo de los gobiernos Zapatero y del actual de Mariano Rajoy. No negaré que las últimas cifras de empleo no puedan ser interpretadas con un cierto respiro a pesar de la estacionalidad que ocultan, pero la precariedad de esa ocupación más las condiciones que se van imponiendo dibujan un panorama que nos retrotrae a otros momentos históricos y sociales. Lamentablemente, ese modelo que se impone, que castiga al grueso de la sociedad en favor de los mercados –el carácter internacional más corporativo de las nuevas normas- y de los sectores mejor colocados, no encuentra unas vías filosóficas ni económicas creíbles en otros lugares políticos del panorama español. Creo que tampoco en el europeo. Ni desde el liberalismo clásico ni desde la socialdemocracia se es capaz de articular una respuesta a un órdago tan esencial y militante como el actual. Por supuesto, la democracia cristiana ha asumido los postulados neoliberales e igualmente los partidos conservadores. Ese es el caso del PP, que tras su pretendida conversión al centrismo ha experimentado un viraje radical hacia las posiciones más ultramontanas de los postulados y prácticas thatcherianos y merkelianos.

El futuro de las pensiones es tan crítico como el de todo el Estado del bienestar, si es que alguna vez existió. En cualquier caso, el descenso en la protección social está siendo notable y todo ello es consecuencia de la imposición de unas estrategias claramente clasistas e ideologizadas en la idea de que la sociedad se regulará libre y automáticamente. Pero eso no es cierto, porque ni se acaba con los privilegios ni se impone la igualdad de oportunidades; se reduce la cohesión social y la necesaria asistencia a los elementos más indefensos y, por si fuera poco, se ha renunciado a la regeneración política.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies