Trigueros vibra con la copla

0
Un momento del espactáculo que se ha desarrollado en Trigueros.

Un momento del espactáculo que se ha desarrollado en Trigueros.

Por usar una de las consabidas frases hechas para estos casos, bien se podría decir que, en la noche del sábado, en el Teatro Municipal de Trigueros no cabía un alfiler, ni una sóla localidad libre para disfrutar de un espectáculo inédito, no por el contenido, sino por los protagonistas que poblaron el escenario: vecinos y vecinas de Trigueros que, por una noche, se convirtieron en astros de la copla en una gala cuyos beneficios han ido a parar a la Hermandad de San José Obrero y a la Asociación Músico Cultural José del Toro, asociación que puso su archi galardonada Banda de Música a merced de los ocasionales artistas para arroparlos con dedicación, mimo y talento, dejando patente por qué son una de las mejores bandas de la geografía española.

Discurren tiempos muy complicados para poder conseguir fondos con los que poder seguir con el día a día de asociaciones y colectivos, tiempos donde, más que nunca, hay que elevar los niveles de esfuerzo y, sobre todo de imaginación, y estos vecinos y vecinas de Trigueros lo han conseguido, sacando tiempo de su descanso para ensayar y poner sobre las tablas un espectáculo que resultó tan digno que hizo que el respetable pasara practicamente más tiempo de pie, aplaudiendo y jaleando, que sentados. Pocos artistas profesionales pueden gozar de esa experiencia.

Vecinos aficionados a la copla, hombres y mujeres que han tarareado desde la niñez las zambras y las tonadillas de siempre, sitiéndose centellas copleras mientras se atrincheraban tras una tabla de planchar, frente a los fogones domésticos o mientras cumplían su jornada laboral como proyectos anónimos de las estrellas de la copla en que se conviertieron por una noche demostrando, sin lugar a dudas, que este género musical no puede salir de la garganta si antes no ha transitado por el corazón y sus historias, de amor, de desamor, de tragedia o de quebranto, no se han enraizado en las venas de sus intérpretes. Cinco farolas, María la Portuguesa, Ojos verdes, Tengo miedo… Las coplas de toda la vida en la voz de quienes, tal vez, en algún momento fantasearon con brillar bajo los focos de una gloria que, ahora sí, por una noche, que ya han anunciado con repetir en breve, se hizo realidad .

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies