La abogada de la madre califica de “malvado” a Bretón y la defensa pide al jurado que no lo “miren como si fuera un ser satánico”

0
Bretón observa la intervención de su abogado. (Madero Cubero)

Bretón observa la intervención de su abogado. (Madero Cubero)

La abogada de la madre de los niños, Reposo Carrero, ha abierto su intervención ante el jurado diciendo que los hechos que se juzgan son una “atrocidad” y que Bretón es una persona “malvada”. “Cuesta trabajo pensar que una persona sea capaz e hacer lo que ha hecho este señor”, ha dicho.

Reposo Carrero describe el carácter de José Bretón para advertir al jurado popular. Asegura que puede pasar por una persona normal pero que es “el monstruo de las Quemadas”. Que no está loco y que incluso “dirige a su abogado”.

La abogada sospecha que la pira funeraria en la que se quemó a los niños podría haber estado preparada también para quemar a Ruth Ortiz, ya que ese día la llamó tres veces. Está convencida de que podrá demostar que Bretón diseñó un plan para matar a “quien no puede defenderse”. “Sus hijos no le querían, le temían. Sus hijos no veían en él a alguien cariñoso sino que le temían”, asegura, e insiste en que si Bretón les decía que se tomaran unas pastillas ellos se las tomaban.

Además, no ha dudado en decir que que la familia de José Bretón “sabía que algo gordo iba a pasar”, a la vez que ha recordado cómo Bretón se dirigía a los policías que lo custodiaban durante los primeros días de la desaparición como “la gran puta esa” para definir a Ruth Ortiz.

Reposo Carrero ha descrito cómo conoció al forense Etxeberria, que la llamó por teléfono y le dijo que sospechaba que los huesos y los dientes podían ser de niños. La abogada asegura que ese mismo día fue a su dentista en Huelva, le enseñó las fotos y éste le dijo que se trataba de dientes de niños pequeños. Asimismo, ha lamentado el error de Josefina Lamas y que sin él “este señor no había tenido el protagonismo que tuvo”.

Por último, ha dicho que el error de Bretón fue pensar que en una incineración como la que hizo no quedaría ningún rastro.

LA DEFENSA

Por su parte, el abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, ha iniciado su intervención denunciando las graves acusaciones que se han dirigido contra él. “No es tan malo como lo han puesto, se lo aseguro yo”.

La defensa ha avanzado cuál será su caballo de batalla en el juicio: “los huesos que ve Etxeberria no son los mismos que se recogieron en la candela de Las Quemadillas en octubre de 2011?, ha enfatizado, para añadir: “Ustedes tendrán que valorar si en algún momento no ha habido la vigilancia debida de los huesos”.

En este momento se ha producido una importante tensión, ya que el juez le llama la atención a Sánchez de Puerta y le recuerda que el TSJA ya ha dicho que no se rompió la cadena de custodia.

Además no ha dudado en descalificar a la familia de Ruth Ortiz, diciendo que  tiene una hermana que ha estado en prisión en Portugal y otro familiar que le echó sal al biberón de uno de los pequeños. “Esta es la familia de Ruth Ortiz”, asegura.

Para la defensa, Bretón es incapaz de hacer daño a sus hijos.  “Desde un primer momento José Bretón ha sido crucificado y ha habido un juicio paralelo”, asegura el abogado, que pide al jurado popular que sea “lo más ecuánime posible”.

Sánchez de Puerta concluye diciéndole al jurado popular que “no miren a José Bretón como si fuera un ser satánico” y que “no seamos como la gente de la calle y los medios de comunicación que condenó a Bretón antes de tiempo”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies