CSIF teme “las verdaderas intenciones” de la Junta en la Escuela de Hostelería al no abonar la deuda pendiente

0
Imagen de archivo de una Visita del consejero a las cocinas de la Escuela de Hostelería de Islantilla.

Imagen de archivo de una Visita del consejero a las cocinas de la Escuela de Hostelería de Islantilla.

Hace más de un mes y medio, el sindicato CSIF denunciaba los impagos en la Escuela de Hostelería de Islantilla por problemas de liquidez. Después de este tiempo, la Junta de Andalucía -de la que depende este consorcio- continúa sin afrontar la deuda con los trabajadores, que ya asciende a cuatro nóminas, y sin aprobar la subvención de este año para dotar la Escuela de fondos suficientes.

Ante esta inoperancia de la Administración andaluza el sindicato teme cuáles sean sus “verdaderas intenciones” ya que actualmente siguen sin noticias sobre el futuro del complejo y “no muestran el más mínimo interés en los problemas de fondos y recursos por los que está atravesando el centro de formación”.

A pesar de la denuncia pública que realizó CSIF la empresa sigue engrosando el montante de la deuda; en concreto, recuerda la organización, desde enero de este año ni la plantilla ni los proveedores han cobrado los atrasos. Una situación que, por otra parte, no es nueva para los trabajadores porque ya en 2012 sufrieron retrasos de uno y dos meses.

Otra situación que también está provocando intranquilidad entre alumnos, profesores y proveedores es el permanente retraso de los plazos establecidos para autorizar los pagos pendientes así como la aprobación del total de las subvenciones de este curso y el 25 por ciento de la anterior.

Situación límite

Por otra parte, CSIF no entiende cómo puede seguir abierto el restaurante si los proveedores no están cobrando y, al mismo tiempo, se pregunta a qué se destinan los ingresos obtenidos ya que la plantilla “no está viendo ni un solo euro”. En este sentido, la Central Sindical subraya que “no se está teniendo en cuenta la terrible situación de algunos trabajadores que no pueden hacer frente a los gastos más básicos de alimentación, luz y vivienda” al tiempo que remarca cómo “están pasando por auténticas penurias al no tener recursos ni para comprar comida”.

Finalmente, el sindicato lamenta que un centro que ha obtenido inserciones laborales de hasta el 95 por ciento y con una bolsa de trabajo a la que acuden empresarios del sector a contratar profesionales (incluso para ocupar cargos de responsabilidad) se encuentre en un situación de abandono por parte de las autoridades que “no se han molestado en conocer la situación del centro ni valorar el esfuerzo del equipo humano durante los últimos meses para mantener la calidad de la formación”.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies