CSIF teme que el SAS contrate durante el verano hasta un 30 por ciento menos de personal que el año pasado

0
Entrada principal del hospital Juan Ramón Jiménez. (Celia HK)

Entrada principal del hospital Juan Ramón Jiménez. (Celia HK)

A poco más de una semana para que dé comienzo el mes de julio, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha aprobado ni comunicado el Plan de Vacaciones para organizar las plantillas y fijar las contrataciones que están previstas durante la temporada estival, que se prolongará hasta finales de septiembre. Lo más grave de esta situación, según ha podido saber el sindicato CSIF, es que el SAS ha comenzado a contratar personal sin que antes se haya informado sobre el Plan de Vacaciones saltándose, así, la normativa del Acuerdo de Vacaciones, Permisos y Licencias en el que se contempla la previa comunicación a los sindicatos del número de contratos a realizar para acordar la organización del trabajo.

Es “inconcebible”, según la Central Sindical, que el SAS esté contratando personal sin haber presentado el Plan de Vacaciones. Lo único que se sabe, puntualiza, es que se prevé una reducción mínima del 10 por ciento en relación al año pasado (que ya supuso una merma de otro 10 por ciento con respecto al 2011). Este dato se adelantó en la única reunión que se ha convocado de la Comisión de Seguimiento del Plan de Vacaciones, celebrada el pasado mes de marzo, donde se aseguró que “no hay dinero para las sustituciones”.

Desde entonces, asegura CSIF, el SAS no ha facilitado ninguna información “haciendo nuevamente gala del oscurantismo y la falta de transparencia en su gestión”. En este sentido, el sindicato cree que ese 10 por ciento del que se habló en marzo podría quedarse corto y llegar a la cifra del 30 por ciento. “En la práctica, como suele ocurrir cada año, el recorte para cubrir las sustituciones es mucho mayor al que reconoce la propia Administración”.

Cierre de unidades

Por otra parte, el cierre de unidades en los hospitales continúa. Esto forma parte, a juicio de la Central Sindical, de una estrategia del SAS para ahorrar costes; tal y como reconoció la propia Administración, el personal de los servicios que cierren sus puertas durante el verano se dedicarán a cubrir a los compañeros que estén de descanso.

En el caso del hospital Juan Ramón Jiménez, la unidad de Medicina Interna ya ha dejado de funcionar y en julio también dejarán de hacerlo Traumatología y una planta de cirugía. Además, el ambulatorio cerrará por las tardes durante los meses de julio, agosto y septiembre. En el Infanta Elena, Cardiología y Ginecología son algunas de las unidades afectadas.

A esto se suma la previsión de cierres de quirófanos aunque, a día de hoy, se desconoce el número exacto porque el Plan de Vacaciones aún no se ha presentado, insiste CSIF. Finalmente, desde el sindicato se exige al SAS que “cumpla con la normativa y facilite la información sobre contrataciones. Sólo podemos pensar que lo que pretenden realmente es ocultarnos los auténticos recortes que se están aplicando en la sanidad pública onubense”.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies