Cerrado al marisqueo la zona de Matalascañas por presencia de DSP

0

La Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha cerrado al marisqueo la zona de producción de Matalascañas a raíz de que los continuos análisis que realiza el Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de Cartaya hayan detectado la presencia de la toxina DSP. De este modo, queda prohibida la captura y comercialización de almeja chocha, busano, coquina, longueirón y navaja-muergo procedente de las aguas de este enclave del litoral de Huelva.

Con esta medida, en estos momentos se encuentra cerrado a la actividad marisquera todo el caladero onubense después de que la pasada semana se tuviera que hacer lo mismo con las zonas de producción de la desembocadura del Piedras (busano, coquina, longueirón y navaja-muergo) Punta Umbría (almeja chocha, clica, coquina, longueirón y navaja-muergo), Mazagón (almeja chocha, busano, coquina, longueirón y navaja-muergo) y el espacio marítimo de Doñana (busano, cañaílla, coquina, longueirón y navaja-muergo) ya sea por la aparición de la toxina DSP o de salmonella.

Estas mismas sustancias permanecen aún en las aguas de la Barra del Terrón, Isla Canela y el río Guadiana. En éstas y en el resto de puntos del litoral onubense se podrán retomar las labores de marisqueo en cuanto los permanentes análisis del Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros ubicado en Cartaya certifiquen la ausencia de peligro para la salud pública.

Estas medidas se enmarcan dentro del Programa de Control y Seguimiento de las Condiciones Sanitarias en las Zonas de Producción de moluscos bivalvos, gasterópodos y equinodermos del litoral andaluz que realiza la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, dirigido a la protección de la salud pública y a garantizar la calidad sanitaria de los productos pesqueros. Un plan que, entre otras cosas, permite la adopción de medidas preventivas cuando se detectan valores superiores a los establecidos legalmente. Para ello, dispone de un complejo sistema de control sanitario que incluye muestreos tanto del agua como de los moluscos para comprobar si su ingestión es nociva para la salud.

Peligro para la salud

La Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente alerta, en este sentido, sobre el peligro que supone para la salud la ingesta de bivalvos de estas zonas y hace un llamamiento a la población a extremar la precaución y no consumir productos que no hayan pasado los controles de calidad. Un punto en el que recuerda también que el marisqueo sin licencia está prohibido y que las sanciones por este incumplimiento pueden oscilar entre los 301 y los 60.000 euros para las personas que capturen bivalvos sin autorización.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies