Salud da cobertura sanitaria a los 189 niños extranjeros acogidos por familias de Huelva

0

La Consejería de Salud y Bienestar Social atenderá las necesidades sanitarias de los 189 niños que, procedentes del Sáhara, Bielorrusia y Ucrania, pasarán los próximos meses en la provincia de Huelva en programas de estancia temporal con familias. La atención a estos menores, queda contemplada en el convenio de colaboración suscrito entre la Junta de Andalucía y las doce entidades y organizaciones no gubernamentales que desarrollan estos programas en el conjunto de la comunidad.

En virtud de este convenio, la Junta de Andalucía se compromete a atender las necesidades sanitarias de estos menores, poniendo a su disposición todos los medios humanos, sanitarios, curativos y preventivos necesarios, en las mismas condiciones que se ofrecen al resto de los andaluces. Así, además de disfrutar de la misma oferta asistencial, se incluye también la posibilidad de beneficiarse de programas preventivos, como el de vacunaciones, y de actividades para la promoción de la salud.

El documento suscrito entre la administración sanitaria y las organizaciones no gubernamentales renueva la colaboración iniciada en años anteriores para prestar atención sanitaria al colectivo de menores extranjeros acogidos en la comunidad.

Asimismo, la Junta de Andalucía desea manifestar su agradecimiento a las numerosas familias que cada año acogen a estos menores, por su solidaridad y generosidad. La Consejería de Salud y Bienestar Social firma este convenio desde el año 2000, y desde entonces se ha prestado atención sanitaria a un total de 46.091 personas, a los que se suman los 2.213 de este año.

Entidades colaboradoras

En el caso de Huelva, las organizaciones que han suscrito el convenio son la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (FANDAS), que promueve la acogida de los menores procedentes de esta zona; la Asociación ‘Miguel Vacas’ y la Asociación Obras Cristianas de Gibraleón, que son las encargadas de organizar la acogida de niños ucranianos, así como la Federación Andalucía Solidaria FEANSOL, que se ocupa de los niños que se desplazan desde Bielorrusia.

La variedad de lugares de procedencia de los menores determina que también sean muy variadas las necesidades que presentan y, por tanto, la atención específica que reciben. De hecho, como es habitual, además de los reconocimientos médicos, el año pasado se llevaron a cabo otras actuaciones adaptadas a sus situaciones concretas.

Exploraciones

En el caso de los niños saharauis, durante la estancia temporal 2012, se les realizó un primer screening sanitario en el momento de la llegada y reconocimientos por pediatras de atención primaria a lo largo del período vacacional. Además, se hicieron pruebas para detectar patologías no susceptibles de tratamiento en los campamentos y que pudieran suponer un grave riesgo para la salud de los menores. Tras los análisis correspondientes, sólo en diez casos se valoró la necesidad de prolongar la acogida.

Los análisis efectuados a los menores bielorrusos incluyeron, además del reconocimiento general, asistencia oftalmológica y odontológica, así como pruebas complementarias a aquellos niños con enfermedades detectadas en los reconocimientos. Los menores presentaron un estado de salud bueno y a su regreso se constató la disminución del índice de radiación en los niños. A los que presentaron mayor índice de radiactividad se les financió un medicamento para el consumo de un año. Los menores vienen de orfanatos o familias con escasos recursos económicos y residen en zonas afectadas por la catástrofe de Chernóbil.

Mientras que a los procedentes de Ucrania se les practicó una exploración médica general, con detección de casos de desnutrición y talla baja. Además, se detectaron otitis, amigdalitis, dermatitis, anemia, papilomas en pies y traumatismos leves por golpes, así como alto índice de caries que requirieron tratamiento y empastes. A varios niños, además, se les realizaron analíticas y recibieron asistencia oftalmológica y algunos casos de enuresis nocturna se resolvieron sin problemas, así como alguna cardiopatía y otomastoiditis aguda. A la partida fue notable la mejora del estado de salud con aumento de estatura y peso, así como la mejora de la salud psíquica y emocional.

La atención pormenorizada que la Consejería de Salud y Bienestar Social ofrece a los menores extranjeros acogidos en Andalucía se inscribe dentro de las acciones que la Junta de Andalucía dirige a la población inmigrante en materia de salud pública. Estas iniciativas facilitan la captación de este colectivo para mejorar su acceso a los servicios sanitarios, pero además permiten promover la formación de los profesionales para ofrecer a estas personas una atención adaptada a sus necesidades.

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies