La crisis deja muy tocados a los equipos femeninos de baloncesto

0
Joanna Walich, jugadora del CB Conquero.

Joanna Walich, jugadora del CB Conquero, ante Obenasa de Navarra.

La medalla de oro que logró la selección femenina de baloncesto el domingo en el Eurobasket de Francia es el único foco de luz de un deporte lleno de sombras. El triunfo de las jugadoras de Lucas Mondelo no ha podido frenar el crítico estado del baloncesto femenino nacional, que, en los tres días que han transcurrido desde el triunfo, ha visto cómo la economía ahoga sin remedio a dos de sus equipos, mientras que otros hacen equilibrios en la cuerda roja sin ningún colchón que vaya a frenar la caída.

La Unión Navarra de Baloncesto desaparece tras seis años de historia, los tres últimos en la máxima categoría del baloncesto femenino. Así lo anunció el club el pasado martes en su página web. Tras casi un mes buscando un nuevo patrocinador con el que proseguir su aventura en la LF, (donde quedó en sexta posición la pasada temporada), la situación se ha vuelto insostenible. La economía ha echado por tierra los méritos conseguidos en el parquet. “Ante la imposibilidad de encontrar nuevos patrocinios, y debido a la falta total de garantías del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona en relación a las subvenciones a percibir la próxima temporada, unido además al recorte de las subvenciones (…) nos vemos en la obligación de poner punto y final a nuestro ilusionante proyecto”.

Otro que se ha visto incapaz de afrontar el desembolso económico, ente caso de la segunda categoría, es el histórico Real Canoe, equipo en el que la capitana de la selección Amaya Valdemoro jugó parte de la temporada pasada en la Liga Femenina 2. El conjunto madrileño se ha inscrito en la Primera División Nacional Femenina (la tercera categoría), según anunció por Twitter el director deportivo del club, Juan Díniz.

No es la primera vez que en los despachos se esfuma todo el esfuerzo de las canchas: en 2010, el Canoe descendió de la máxima categoría a segunda por problemas económicos. Entonces intercambió su plaza en la LF con el descendido Puig d’en Valls de Ibiza. “No fue fácil renunciar a LF ni ahora esto, pero lo cierto es que como está montado el circo no puede haber función”, tuiteó Díniz. En su palmarés, el Canoe cuenta con tres títulos de Liga y una Copa de la Reina.

Y todo indica que puede que estos dos equipos no sean los únicos a la hora de tener problemas para poder competir la próxima temporada, sobre todo en Liga Femenina 1, ya que Unigirona tiene muy difícil poder afrontar el presupueto y avales para poder competir, al igual que alguno de los recién ascendidos.

El CB Conquero, por su parte, si llegará a tiempo en un primer plazo que termina este viernes día 5 de julio para presentar toda la documentación y los avales necesarios que exige la Federación Española de Baloncesto.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies