Ramadán de Yaghoob Abad a Pedro Abad

0
Mapa de la etapa 6. Arriba a la derecha, trabajadores del campo en el sur de Irán. Abajo, una mujer musulmana pasa junto al cartel que señala el fin del pueblo de Yaghoob Abad. (Celia HK)

Mapa de la etapa 6. Arriba a la derecha, trabajadores del campo en el sur de Irán. Abajo, una mujer musulmana pasa junto al cartel que señala el fin del pueblo de Yaghoob Abad. (Celia HK)

La última jornada en Irán de los integrantes de la expedición Huelva-Dubái ha coincidido con la primera del Ramadán. Y menos mal, porque a partir de ahora todo se complicará aún más en esta República Islámica donde el régimen teocrático impone un rígido código de conducta y vestido, en especial para las mujeres, que no solo en esta época sino también durante el resto del año están obligadas a ir con la cabeza, brazos y piernas cubiertos, incluidas turistas y extranjeras. No cumplir la norma significa problemas. Ha quedado claro para las mujeres de la expedición en numerosas ocasiones durante el periplo por Irán.

El Ramadán significa abstinencia. Nada de comer, beber, fumar o mantener relaciones sexuales durante las horas del día. Y eso se nota y marca el carácter. Lo saben en Yaghoob Abad, Gharan Abad, Karam Abad, Haji Abad o Ronk Abad, pueblos que se encuentran en la ruta de Esfahan a Shiraz, y también en Pedro Abad, la localidad cordobesa que, además de compartir apellido con todos estos lugares del Irán más profundo, acoge la primera mezquita que se abrió al culto en España después de 750 años.

¿Casualidad? Es probable. El nombre de Pedro Abad proviene del campamento convertido en hospital que se instaló en el lugar allá por el siglo XIII y en el que ofrecía auxilio espiritual el abad Pedro de Meneses. Y en persa, en su acepción más amplia, abad significa ciudad. Encontrar un mínimo común denominador no resultaría complicado. Menos aún en unos tiempos en los que la mezquita Basharat, que es como se llama el templo consagrado a Alá y a su profeta, Mahoma, en la provincia de Córdoba, es el centro de la comunidad musulmana en España.

Son historias que se entremezclan a ocho mil kilómetros de distancia en una jornada de preparativos para tomar el barco que, tras navegar durante diez horas por las aguas del Golfo Pérsico, arribará al puerto de Sharjah, situado en un emirato al norte de Dubái. Impresos y más impresos, sellos y mil vueltas a los pasaportes, a los visados y a la documentación del coche preceden a la operación de embarque. Lo de cruzar el Estrecho de Gibraltar es una operación sin importancia si se compara con la ingente cantidad de trámites que hay que realizar para salvar por mar el Estrecho de Ormuz.

Pero los protagonistas de la ruta Huelva-Dubái no son los primeros andaluces que han puesto a esa tierra en su punto mira. De hecho, la mención escrita más antigua que se tiene en Occidente sobre Dubái viene de la mano de Abu Ubayd Al Bakri, un andaluz hispanoárabe nacido en el Siglo XI en Huelva y formado en Córdoba que citó a la actual ciudad emiratí en su obra ‘Libro de Geografía’. Su referencia ha quedado para la historia.

Cruzar Irán de norte a sur permite tomar conciencia del sentir del pueblo persa y de sus inabarcables y bulliciosas ciudades. También comprobar que el Ejército está presente en grandes cuarteles repartidos por todo el territorio nacional y observar como los agricultores trabajan con rigor los campos de arroz en las proximidades del Golfo. Y algo más: pone en bandeja su espectacular geografía y sus duros paisajes. Si emprender un viaje de Europa a Oriente Medio en coche no chocara contra los muros de las fronteras sería la mejor forma de promover el entendimiento de pueblos que, incluso por carretera, se encuentran a sólo unos días de distancia.

Dubái aguarda ya la llegada de la expedición. Sumado el recorrido en coche y las millas marítimas del Golfo Pérsico cubiertas en barco son más de nueve mil kilómetros de camino, 2.500 más de los que hizo Cristóbal Colón junto a sus tripulaciones en su viaje descubridor.

Escrito por Rafael P. Unquiles el 8 de julio de 2013 en el puerto iraní de Bandaar Abbas, situado en el Golfo Pérsico. Publicado en www.abcdesevilla.es

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies