El ayuntamiento de Huelva reconoce el valor de la Plaza de Toros

1

El Ayuntamiento de Huelva está tramitando un documento para reconocer el valor de la Plaza de Toros estableciendo las condiciones para asegurar su protección. Se trata de un edificio catalogado por el Plan General de Ordenación Urbana de Huelva cuyo contenido quedó sin embargo pendiente, para completarlo en el proyecto de rehabilitación urbanística del entorno. El objetivo ahora es especificar los parámetros de manera precisa para garantizar su conservación como edificio, independientemente del espacio donde se ubica.

De esta forma, la elaboración del nuevo documento ha servido para sacar a la luz detalles de un conjunto arquitectónico de gran belleza en el que destaca la original fusión de dos estilos tan dispares como el regionalismo y el postmoderno.

Obra del arquitecto provincial Trinidad Gallego, la denominada Plaza de Toros de Las Colonias se inaugura en 1902 con un diseño que imitaba la disposición de huecos y la fachada de la Plaza de Toros de Goya de Madrid. Sin embargo, el uso de arcos de medio punto, la decoración del ladrillo y el azulejo, le atribuyeron un carácter arabizante o sencillamente regionalista, propios de la época.

Tras seis décadas en funcionamiento, el cierre definitivo se produce a finales de los años 60 hasta que el 1982, el empresario onubense José Luis Pereda solicita la colaboración del Ayuntamiento de Huelva para su restauración. El arquitecto Luis Marquínez es el encargado de un proyecto que supuso la rehabilitación y ampliación del edificio que vuelve a abrir sus puertas el 29 de julio de 1984. Destaca entonces el marcado criterio de diferenciación en el estilo compositivo respecto a los elementos originales de la plaza, en palabras de su autor, “respetuosos toques de cirugía” resultando una original mezcla visible hoy día entre regionalismo neo-mudéjar y estilo postmoderno. El resultado es un conjunto arquitectónico de gran belleza que fusiona a la perfección la presencia de los dos estilos, que ha sido conservado muy acertadamente por la propiedad.

Catalogado con grado de Protección Integral no Monumental, se especifica el mantenimiento obligatorio del uso actual, aunque se mantiene la posibilidad de admitir usos terciarios, más comerciales, previa tramitación y visto bueno de los técnicos municipales. En cuanto a la cartelería, toldos, rótulos y luminosos de los distintos locales y usos deberán adaptarse a condiciones homogéneas, previa presentación en el Ayuntamiento de un proyecto conjunto.

En cuanto a las condiciones de catalogación, el documento deberá pasar por Pleno para su aprobación inicial, para a continuación superar un periodo de información pública en el que se incluye la solicitud de distintos informes sectoriales de competencia autonómica para finalmente ratificar su visto bueno definitivo en el Pleno Municipal.

 

Compartir.

1 comentario

  1. Benardo Garcia on

    Esta bien mientras en ella se celebre toda clase de actos culturales,menos toros.LOS TOROS NO SON NI ARTE NI CULTURA

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies