Los temporeros búlgaros que no cobraban llegan a un acuerdo con el empresario

1

El centenar de temporeros de nacionalidad búlgara que permanecen acampados en una finca de Cartaya (Huelva) a cuenta de los problemas que han tenido con el empresario para el que trabajaban, quien les adeuda “más de 180.000 euros”, llegaron a un acuerdo este viernes por el cual la empresa asume el importe total de la deuda y el desplazamiento de los trabajadores a su país de origen, adonde regresarán entre este domingo y este lunes.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del sindicato Fitag, Luciano Gómez, ha expresado que en reuniones anteriores “aunque el empresario no movía su posición, sí mostraba un diálogo positivo y su intención de buscar recursos económicos para sacar la finca adelante, valorada en tres millones de euros, y acabar con la situación de extrema necesidad en la que se encuentran los trabajadores”.

Así, este viernes se llevó a cabo una negociación entre el empresario y los representantes de los trabajadores en la que finalmente la empresa asumió el importe total de la deuda contraída con los temporeros así como el coste del viaje a su país de origen y la comida, valorado en un total de 150 euros por persona. Cabe recordar que estos trabajadores han cobrado desde octubre una media de 499 euros y actualmente “carecen de recursos para seguir adelante”, ya que la empresa “les debe más de 180.000 euros”, ha afirmado.

Según Gómez, al inicio de la negociación el empresario mostraba discrepancias en torno a los cálculos de “las peonadas y el alta en la Seguridad Social de los días que habían trabajado los temporeros en cuestión, lo que suponía una disminución considerable de la deuda acordada inicialmente”. Finalmente, continúa, “el empresario cedió y se ha conseguido que la empresa asuma el importe total de la deuda inicial”.

Asimismo, Gómez ha anunciado que el empresario ha firmado un reconocimiento de la deuda individualizada con los temporeros y que la empresa ha entrado en un proceso de concurso de acreedores para “hacer frente al pago de la deuda con la venta de activos u otros procedimientos lo antes posible”.

Así las cosas, este mismo domingo parte hacia Bulgaria el primer autobús con la mitad de los trabajadores que aún se encuentran en la finca de Cartaya. El resto viajará el lunes por la tarde, ha asegurado Gómez.

 

Compartir.

1 comentario

  1. y ya está?? deja de pagar, los manda a su casa y nadie denuncia a ese empresario? para eso tanta foto de luciano y tanta reunión con visita incluida de un embajador o un cónsul o un técnico o el de la moto?? al final, lo de siempre, paga el desgraciado de aquí o de allí

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies