EL ESTERO.
Juan Ortiz en el recuerdo.
[J. J. Conde]

0

El EsteroNo creas, amigo Juan Ortiz, que te tengo en el olvido. Ni por asomo. Como creo que tampoco te apartó de sus pensamientos esa buena gente que por nuestra Huelva todavía queda. Y es que metidos en los últimos días de julio, no tengo más remedio que ejercitar la memoria y pasear por la historia –que sin duda es también la tuya- del Real Club Marítimo de Huelva. Una entidad que, como nadie, supiste elevar a la categoría de señera no sólo dentro del panorama nacional sino allende las fronteras. Una entidad que indiscutiblemente es parte impresa de esta ciudad blanca y azul, a la que tanto resta aún para que pueda despegar como dios manda. Pero qué te voy a contar a ti, Juan, que tú no sepas. Con la de veces que tuviste que tocar a las puertas de quienes tenían los cuartos para que el Real Club Marítimo reluciera y se convirtiera en el orgullo de todos los onubenses, de dentro y de fuera. (Que hasta el lucero del alba corría a esconderse cuando Juan asomaba su alma y su llaneza)

Desde aquella 1ª Semana Náutica Colombina del 73, y ya como presidente en el 76, ¡cuánta ilusión, cuánta perseverancia y cuánto trabajo por el Real Club Marítimo, Juan! Reparo ahora en la fotografía de tu primera junta directiva, en la que mi padre figuraba como vocal de prensa, y trago saliva para no derramar la lágrima; porque fue a través del articulista Jesús Conde Delgado como yo me introduje en el mundo de los deportes náutico-pesqueros y como llegué –para mí lo más importante- al talante cabal de tu persona. Yo ya sabía que eras doctor honoris causa por la Universidad de la Vida. Y por la manera en que aplicabas tu sapiencia algunos terminaron llamándote “Ciclón Ortiz”. ¡Qué pedazo de corvina la que capturasteis, tú y tu hijo, en el 84, en la boya del petrolero con “choquito bien vivito como carná”! ¡Y cuántas anchovas troceaba mi madre por las tardes, gracias a tu generosidad! ¡Qué gran logro el del muelle de atraque en el 86! La Escuela de Vela, el piragüismo, el remo…

No creas, amigo Juan Ortiz, que te tengo en el olvido. ¿Cómo puede uno olvidar a quien hace de su patria chica la razón de su existencia? ¿Cómo puede uno olvidar a quien con espíritu emprendedor, nobleza y una voluntad de hierro supo bregar ante todas las dificultades que se le iban poniendo por delante en su andadura blanquiazul? ¿Cómo puede uno olvidar a quien luchó por derecho y con todas sus fuerzas para intentar que Huelva fuera más marinera? ¿Cómo puede uno olvidar a quien arriesgando hasta la vida trató en todo momento de lograr que Huelva fuera más Huelva? No, no te tengo en el olvido, Juan Ortiz García. Ni mucho menos. Y es por ello, que de nuevo te traigo hoy a los medios, para mantenerte vivo en el recuerdo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies