El dueño de la finca donde se ahogó el niño marroquí sufraga los gastos de la repatriación

0

El empresario moguereño Paco Fernández Vélez, propietario de la finca en cuya balsa de riego desgraciadamente falleció hace unos días el pequeño Mohammed Er Rafiy, se ha hecho cargo de todos los gastos relacionados con la repatriación del cadáver del niño hasta Marruecos.

El empresario de la conocida finca El Tempranillo, donde se encuentra la balsa en la que lamentablemente se ahogó el pequeño Mohammed Er Rafiy, ha querido mostrar su solidaridad con la familia del fallecido, haciéndose cargo de todos los gastos de la repatriación del cadáver hasta Marruecos, país de origen de su familia.

Francisco Fernández Vélez, que ha mostrado su profundo pesar a la familia por el triste accidente, ha querido colaborar con los padres del niño, que residían en una finca cercana, donándoles 4.000 euros que permitirán agilizar las gestiones del traslado del cuerpo hasta el país norteafricano.

Hay que recordar que la balsa de riego en la que perdió la vida Mohammed cumple con todas las normas de seguridad, por lo que la consternación es aún mayor para este empresario que no se explica cómo pudo suceder el fatal accidente, aunque en cualquier caso, Fernández Vélez está «dispuesto a responder ante cualquier responsabilidad que pudiéramos tener, aunque vuelvo a repetir que la balsa estaba debidamente protegida y sólo la mala suerte pudo hacer que el pequeño cayese a ella».

En cuanto al dinero recaudado en la cuenta bancaria abierta para ayudar a la familia, también será entregado a los padres del niño fallecido para que puedan asumir los gastos del viaje y el entierro en Marruecos así como la estancia en el país alahuita.

 

Compartir.

Leave A Reply