Gran ambiente en el ciclo Tabernas Flamencas de Moguer

0
Actuación en la bodega.

Actuación en la bodega.

La popular bodeguita de Los Raposo acogió anoche la segunda sesión del ciclo ‘Tabernas Flamencas’ que promueve la Peña de Cante Jondo de Moguer. Los nuevos caldos del año elaborados por la casa y el mejor flamenco en directo fueron los ingredientes de una velada en la que también estuvo presente el espíritu del ‘Año Platero’.

Como cada año llegado el otoño la Peña de Cante Jondo organiza su ya consolidado ciclo de Tabernas Flamencas que se inició la semana pasada con una gran fiesta en la bodega en la que tiene su sede la entidad. En esta edición la Peña ha querido sumarse a la próxima conmemoración en 2014 del ‘Año Platero’, y por ello el ciclo de tabernas está impregnado de referencias a esa efeméride.

Así, en la gala inaugural muchos de los asistentes y de los artistas participantes acudieron ataviados con trajes típicos de la época en la que Juan Ramón Jiménez escribió ‘Platero y Yo’, mientras que en la sesión celebrada anoche, además de disfrutarse de la magia del flamenco, se dio lectura a uno de los capítulos de la obra más universal del poeta moguereño. El capítulo elegido fue La Sanguijuela, precisamente aquél en el que aparece como personaje real del Moguer de principios del siglo XX, «Raposo el aperador», abuelo del actual propietario de la bodeguita, Manolo Raposo.

Los asistentes a la segunda sesión de las tabernas flamencas fueron recibidos a la entrada del establecimiento por la entrañable imagen de un «platero» de carne y hueso que contribuyó a que el recuerdo de Juan Ramón, su obra y su burrillo estuviesen presentes en la velada.

Con la bodeguita prácticamente colapsada de público, y con la presencia del Alcalde Gustavo Cuéllar junto a otros miembros de la corporación, se sucedieron las actuaciones flamencas de Nieves Garrido, Ignacio Díaz y María Rodríguez, tres jóvenes cantaores locales que demostraron sobre el escenario un gran conocimiento de los cantes que estuvieron acompañados por las guitarras de Antonio Rodríguez y Francis Gómez. La velada resultó todo un éxito y los asistentes aplaudieron con fuerza las actuaciones que llenaron de contenido esta segunda con los nuevos vinos y el flamenco.

Las Tabernas Flamencas tendrán su continuación el jueves próximo en la antigua bodega del Diezmo Nuevo, una de las pocas que permanecen activas desde la época de esplendor de la viticultura moguereña, conocida también como la bodega Sáenz por ser ésta la denominación de unos productos, entre los que se encuentra su famoso vermut -que es la primera marca nacional- o el tradicional y popular vino de naranja, además de otros muchos vinos y licores.

El extraordinario marco de la bodega Sáenz, que se conserva exactamente igual que hace cien años, será de nuevo el pretexto para que desde la Peña se invite a todos los espectadores y también a los artistas, a recrear de nuevo con sus atuendos el ambiente del Moguer de principios del siglo en el que se inspiró Juan Ramón para escribir Platero.

 

Compartir.

Leave A Reply