Homenaje en Moguer al maestro Paco Díaz

0
Foto de familia de los asistentes al acto.

Foto de familia de los asistentes al acto.

Medio centenar de antiguos alumnos de la EGB que cursaron sus estudios teniendo como maestro a Paco Díaz Olivares, se reunieron el pasado sábado para celebrar una jornada de convivencia y rendir homenaje a un hombre cuya labor resultó decisiva tanto en su formación académica como personal.

El encuentro se organizó por iniciativa de un grupo de moguereños pertenecientes a los cursos 1970-72 que pretendían reunirse después de más de 40 años para recordar vivencias y anécdotas, y reforzar los lazos de amistad que nacieron en las aulas del colegio Pedro Alonso Niño.

Con este objetivo se dieron cita en un conocido restaurante de la localidad un nutrido grupo de antiguos alumnos de este centro escolar que cursaron sus estudios de Educación General Básica teniendo como maestro a Francisco Díaz Olivares, quien también fue invitado al acto de convivencia.

Tras degustar unos aperitivos, tomó la palabra en nombre de todos los ex-alumnos asistentes Manuel Rebollo González, quien dio lectura a un texto ensalzando la figura de Paco Díaz no solo desde su perspectiva académica, sino también desde su responsabilidad como Alcalde de Moguer, cargo que desempeñó desde 1983 hasta 1991.

En sus palabras Rebollo destacó especialmente ‘su extraordinaria labor didáctica y pedagógica, que se vio siempre reflejada en los buenos resultados de todos sus alumnos, ya que como buen maestro exigente y responsable, hizo que el mal estudiante se convirtiera en bueno, y el bueno en superior’. Durante su intervención el orador ensalzó también sus logros como Alcalde, ‘que marcaron un antes y un después en nuestro pueblo, manteniendo en su gestión política la misma entrega y la misma exigencia que en su etapa académica’, y concluyó deseando que ‘ojalá alguna vez hayamos transmitido en nuestras vidas a quienes nos rodean los valores que aprendimos de nuestra gran maestro’.

Díaz Olivares, que acudió al encuentro sin saber que iba a ser objeto de este homenaje por parte de sus antiguos alumnos, se mostró sorprendido y visiblemente emocionado por el calor y el cariño que le transmitieron todos los asistentes, y por las emotivas palabras pronunciadas por Manuel Rebollo, tras las cuales se le hizo entrega también al antiguo profesor de una placa conmemorativa en recuerdo de este acto de convivencia.

A continuación tomó la palabra Paco Díaz quien en primer lugar felicitó a los promotores del encuentro y agradeció a todos los asistentes sus muestras de afecto, teniendo también palabras de recuerdo tanto para algunos alumnos ‘que desgraciadamente ya no están entre nosotros’, así como para otros que no pudieron acudir a la cita. El antiguo maestro rememoró junto a los que fueron sus alumnos divertidas anécdotas que compartieron en el colegio Pedro Alonso Niño, donde aquellos chavales comenzaron a estudiar la nueva Enseñanza General Básica, que según el homenajeado ‘venía marcada por un componente mucho más reflexivo y creativo en las materias a impartir, frente a la educación estrictamente memorística que existía hasta entonces’.

Díaz Olivares analizó también la frase del humanista francés Montaigne, ‘es mejor una cabeza bien hecha que una cabeza bien llena’, afirmando que siempre será mejor ‘formar hombres y mujeres capaces de organizar sus conocimientos en lugar de limitarnos a que intenten almacenar un cúmulo de saberes’.

Por último el homenajeado agradeció de nuevo a todos los asistentes sus muestras de cariño y finalizó recordando la reflexión atribuida a Homero: ‘las palabras conmueven pero el ejemplo arrastra’, un pensamiento que debería guiar siempre la labor de los educadores.

El éxito de esta iniciativa, que permitió a los asistentes disfrutar de unas horas de grata convivencia y amistad, ha llevado a los organizadores a plantearse repetirla en años sucesivos.

 

Compartir.

Leave A Reply