Encuentro en Huelva sobre el Plan de Vivienda de la Junta

0

La secretaria general de Vivienda, Rehabilitación y Arquitectura, Amanda Meyer, ha animado al más de medio centenar de ayuntamientos, agentes sociales y económicos y a asociaciones representantes de la ciudadanía a presentar sus propuestas y sugerencias al Plan Marco de Vivienda y Rehabilitación, elaborado por la Junta para planificar la política autonómica en estas materias en los próximos años. Meyer, que ha sido la encargada de presidir la jornada, ha destacado “la importancia de que cualquier medida o iniciativa de la Administración en un campo tan relevante para la mayoría social como es la vivienda cuente con la colaboración y participación de todos los agentes intervinientes, representantes municipales, empresarios, sindicatos o asociaciones de consumidores, para culminar un plan que sea fruto del consenso”. “El objetivo es que el documento responda a las demandas reales de la sociedad”, ha añadido

El encuentro de Huelva, en el que Meyer ha estado acompañada por la delegada territorial de Fomento y Vivienda, María Villaverde, se suma a la ronda de contactos que está realizando la Consejería de Fomento y Vivienda en el conjunto de las ocho provincias andaluzas. En su intervención, la secretaria general ha detallado que el pasado 16 de octubre la Consejería que dirige Elena Cortés presentó al Consejo de Participación el documento marco a partir del cual se concretará el próximo Plan de Vivienda y Rehabilitación, que tendrá sus principales rasgos distintivos en la promoción del alquiler asequible y la regeneración urbana. En el Consejo de Participación están representados los sindicatos, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, las asociaciones de consumidores y de vecinos, los colegios profesionales, empresarios del sector de la construcción y las entidades de crédito, entre otros colectivos.

“Ese paso se está complementando con estos debates provinciales, donde el tejido social y empresarial y también la propia ciudadanía pueden expresar sus demandas y necesidades sobre el contenido del Plan”, ha añadido Amanda Meyer, que ha comentado que hasta hoy, viernes 22 de noviembre, también se pueden hacer aportaciones, observaciones o sugerencias a través del correo coordinacionprogramavivienda.cfv@juntadeandalucia.es, accesible desde la web de la Consejería de Fomento y Vivienda.

En las mesas de trabajo en las que se han organizado los asistentes para realizar sus aportaciones se han recogido diversas preguntas y sugerencias, la mayoría relacionadas con la rehabilitación del parque residencial existente, los programas de renovación urbana y la financiación de cada uno de ellos; así como las iniciativas encaminadas a fomentar el alquiler de los inmuebles desocupados. Debido a la elevada asistencia de técnicos municipales, la exigencia de los denominados planes municipales de vivienda, que han de contener una radiografía real y ajustada a las necesidades reales de cada municipio, ha centrado parte de las intervenciones.

Borrador del Plan

El Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía persigue un cambio en el modelo productivo basado en la rehabilitación, el fomento del alquiler y la regeneración urbana. En materia de rehabilitación, el documento incorpora la figura de la autorreparación, destinada a la implicación de los inquilinos de viviendas públicas en las labores de recuperación de los inmuebles, lo que repercutirá en una bajada del coste de arrendamiento. Para el conjunto del parque residencial existente, las ayudas recogidas irán dirigidas, fundamentalmente, a subvencionar actuaciones de mejora de las zonas comunes y la accesibilidad.

Asimismo, el Plan comprometerá a la Consejería de Fomento y Vivienda a la elaboración de un mapa de la infravivienda en Andalucía. También exige por primera vez a los ayuntamientos la aprobación de planes municipales de vivienda para poder acogerse a los distintos programas de rehabilitación ofertados por la Junta.

En el ámbito del arrendamiento, otra de las líneas de actuación prioritarias pivotará sobre el cambio de calificación de inmuebles protegidos, pasando de venta a alquiler asequible con el fin de facilitar su adjudicación.

En el contexto urbano, las actuaciones encaminadas a la regeneración de la ciudad consolidada se impulsarán mediante medidas de eficiencia energética y la creación de espacios sostenibles.

En materia de construcción de vivienda protegida, el documento marco establece el fomento de esta tipología residencial en régimen de alquiler sobre suelos de titularidad pública e incorpora dos figuras novedosas: la autoconstrucción y el cooperativismo.

 

Compartir.

Leave A Reply