El Club Rotario distingue a José Luis García Palacios como ‘Sevillano del año’

0
Entrega del galardón por el alcalde de Sevilla.

Entrega del galardón por el alcalde de Sevilla.

El presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, ha recibido el Premio ‘Sevillano del Año 2013’, concedido por el Club Rotario de Sevilla, y entregado en una cena benéfica cuyos fondos irán destinados a la Hermandad del Buen Fin. Durante su discurso, García Palacios ha hecho una defensa del concepto de solidaridad y ha apuntado a la agricultura intensiva y al turismo como motores de la recuperación económica.

El galardón se entregó en una cena benéfica que se celebró en el hotel Meliá Sevilla y cuyos beneficios irán destinados íntegramente al Centro de Estimulación Precoz Cristo del Buen Fin, por su larga trayectoria en la atención y tratamiento a menores con discapacidad intelectual. A esta cena benéfica, a la que asistieron cerca de 400 personas, ha acudido el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

El Club Rotario de Sevilla ha querido así homenajear a García Palacios por su reconocida trayectoria profesional en la política, en instituciones y organizaciones agrarias, en su presidencia de Caja Rural del Sur, del Grupo Cooperativo Ibéricos y del Banco Cooperativo Español y por “su constante y desinteresada labor a favor de innumerables proyectos de la sociedad”.

El ‘Sevillano del año’ es el galardón más importante que concede el Rotary Club de Sevilla. Fue instaurado en 1981 para reconocer a personas o instituciones que destacan por sus méritos profesionales, así como su labor en beneficio y promoción de la sociedad.

En su intervención, García Palacios reconoce que esta distinción es “una sorpresa, un honor y una responsabilidad”, tras lo que ha recordado su relación y su admiración hacia Sevilla y el estrechamiento de esa relación, a raíz de la fusión de las cajas rurales de Huelva y Sevilla

Asimismo, ha expresado su “respeto y admiración por la familia rotaria”, ya que asegura identificarse con los ideales de su fundador Paul Harris, “que me parecen concordantes con mis convicciones de cristiano practicante, en lo que se refiere a las normas éticas que determina para las actividades personales y empresariales, con la puesta en práctica del ideal de servicio a la sociedad”, tras lo que ha recordado que es miembro del Club Rotario de Huelva.

García Palacios dedicó unas palabras a la actual situación económica, apostando por “un horizonte de recuperación y esperanza”, ante lo que considera que “para volver a la senda del desarrollo positivo”, es “razonable” apoyarse en los sectores económicos “en los que somos más competitivos”, como son, a su juicio, la agricultura intensiva y el sector turístico”.

Así, ha apuntado las posibilidades de los cultivos de regadío, especialmente los llamados de primor, donde “hay posibilidades en su promoción y comercialización”. Asimismo, ha destacado la importancia del “fomento de los movimientos asociativos, estimulando la concentración de las cooperativas de comercialización”, así como la convocatoria de un Congreso Nacional de Comunidades de Regantes.

Sobre el turismo, García Palacios cree que “es el momento de consolidar cimientos firmes que aseguren el futuro del sector a medio y largo plazo”, para lo cual aboga por “dar a los que nos visitan servicios de máxima calidad a precios competitivos”.

También ha citado la importancia del I+D+i, citando ejemplos como la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA); y de la educación, sobre lo que reconoce que “nuestro sistema educativo no es eficaz” y ante lo que lamenta la “absoluta falta de interés de los partidos políticos, que se traduce en incapacidad para dialogar y promulgar una Ley consensuada al menos por los dos grandes partidos nacionales”.

“Es necesario encontrar una fórmula que proporcione a la infancia y la juventud preparación y formación que les permita labrarse un porvenir aceptable, a la par que resulten útiles a la comunidad”, asevera García Palacios, quien lamenta que “nuestro sistema continúa adoleciendo de graves defectos, lejos de la excelencia educativa que vemos en otros países que podrían servirnos de ejemplo y que afectan negativamente a la preparación humana y profesional de nuestros educandos”.

CRISIS DE VALORES

En ese punto, hizo mención especial a la importancia de la educación en valores, ante lo que lamenta la “permisividad” de las corporaciones locales acerca de hechos, como el ‘botellón’, y considera que, en este caso “la fórmula está totalmente equivocada y no es habitual en otros países de nuestro entorno europeo”.

 

Considera que para combatir esta crisis de valores, “hay que recuperar el valor del esfuerzo, frente a la llamada ‘cultura del pelotazo’; reivindicar el concepto ‘respeto’ en los distintos aspectos; y exaltar la solidaridad”.

Ha resaltado que el acto de entrega de la distinción es “un ejemplo de solidaridad por partida doble, esto es, la solidaridad que muestran los rotarios de Sevilla con la Hermandad del Buen Fin con la organización de esta cena benéfica; y la que la hermandad muestra, con su Centro de Estimulación Precoz, cuya razón de ser es detectar y tratar lo antes posible enfermedades que producen retrasos y discapacidades en los niños”.

En ese sentido, García Palacios, que citó en su discurso a Marguerite Yourcenar o el Dalai Lama, lamentó la “enorme insensibilidad” de la sociedad actual y pide que “las acciones de todos estén guiadas por la compasión y la solidaridad que para los cristianos se identifica con la caridad”.

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply