Debaten en Huelva sobre los cuidados al final de la vida y el respeto a la voluntad del paciente

0
Inauguración de las jornadas de Enfermería.

Inauguración de las jornadas de Enfermería.

Más de un centenar de profesionales de Enfermería de toda la provincia se han dado cita esta mañana, dentro de la XV Jornadas de Enfermería del Hospital Infanta Elena y las III de carácter provincial, para debatir, analizar e intercambiar experiencias sobre los nuevos retos que la profesión enfermera tiene que abordar en estos tiempos para atender mejor al paciente y, de manera más destacada en esta edición, ofrecer una mejor respuesta y, sobre todo, más coordinada, en el final de la vida de la persona, atendiendo a la voluntad que ésta ha expresado de forma anticipada.

Con este cometido y con el compromiso de situarse siempre al lado del paciente, se ha iniciado esta mañana en el salón de actos del Infanta Elena la decimoquinta edición de este encuentro, ya veterano en la provincia y que recibe siempre una gran respuesta por parte del colectivo enfermero. El encuentro ha sido inaugurado por la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Lourdes Martín, y nace con el fin de actualizar los conocimientos de los profesionales sobre la Planificación Anticipada de Decisiones, la PAD, dirigida sobre todo a aquellas personas que se encuentran incluidas en los programas de cuidados paliativos o que sufren patologías de carácter irreversible.

Esta edición en particular está dedicada a la memoria de la primera directora de Enfermería del Hospital Infanta Elena, María Isabel Garrido, posteriormente directora gerente del Distrito Sanitario Huelva-Costa durante muchos años, cuando se cumple en estos días el primer aniversario de su muerte. El colectivo ha querido rendirle un sentido homenaje por su fuerte compromiso con la enfermería y su lucha incansable para que se visibilizara la importancia de la profesión, abogando por la cercanía constante que debía mantener siempre con el paciente.

Siguiendo su legado, se han organizado este año las jornadas con el fin de implicar a los enfermeros y enfermeras como parte de este proceso de toma de decisiones en la fase final, reafirmando sus responsabilidades y el inestimable papel que debe jugar el colectivo en ese momento preciso de la vida de la persona y en la toma de esas decisiones. Se trata de una línea de trabajo fundamental que guiará las numerosas ponencias que se irán sucediendo a lo largo de la mañana y que pretenden ofrecer una panorámica completa y compleja de los problemas y situaciones a los que tendrán que enfrentarse pacientes y profesionales en esta fase final. La finalidad es actuar de forma coordinada entre todos los niveles asistenciales para evitar sufrimientos a sus familias o al propio paciente, garantizando así la transferencia de información y la eficacia en la toma de decisiones clínicas.

Así, las jornadas se inician con la presentación del programa de Planificación Anticipada de Decisiones, la PAD, que corre a cargo de Isabel Tamayo, psicóloga de la Escuela Andaluza de Salud Pública y creadora también de esta herramienta destinada a reflejar la voluntad del paciente. La ponencia se centrará, fundamentalmente, en describir este plan, que nace de un proceso voluntario de comunicación entre la persona que se encuentra capaz de tomar decisiones y los profesionales sanitarios que la están atendiendo, acerca de los deseos y las preferencias que quiere que se tengan en cuenta respecto a la atención sanitaria que recibirá al final de su vida.

Unos deseos que deberán ser registrados y revisados periódicamente, con una especial atención cuando cambien sus condiciones de salud y, sobre todo, comunicados a las personas implicadas en la atención sanitaria y a sus familiares y representantes, para que todos puedan saber con antelación cuáles son sus decisiones y que éstas sean respetadas en todo momento.

Al fin y al cabo, garantizar la dignidad del proceso de la muerte es una obligación jurídica y ética de los profesionales en general, que se encuentra recogida en la propia legislación andaluza con la Ley 2/2010, en la que se regulan los Derechos y Garantías de la Dignidad de la persona en el Proceso de la Muerte, y que supone la base jurídica para el desarrollo de este programa de voluntades vitales.

Las jornadas han contado también con diferentes intervenciones a cargo de profesionales enfermeros que prestan servicio en diferentes centros hospitalarios y de la red de atención primaria de la provincia, en las que ha profundizado en otros aspectos de esta misma temática como el proceso de registro de esa voluntad de forma clara y coordinada o su abordaje imprescindible en una unidad de cuidados paliativos. Además, las jornadas invitan también a la reflexión con la creación de un espacio de debate y encuentro que ha versado sobre la necesaria presencia de la bioética en las voluntades anticipadas.

Este encuentro, que está organizado por las direcciones de Enfermería tanto de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena como del Área Sanitaria Norte de Huelva y los Distritos Sanitarios Huelva-Costa y Condado-Campiña, supone toda una declaración de intenciones del colectivo acerca de su compromiso y actitud con los pacientes en todos los procesos de la vida y la muerte.

 

Compartir.

Leave A Reply