El pleno de Cartaya aprueba la adjudicación del agua a Aqualia por 8,4 millones de euros

0
Pleno del Ayuntamiento de Cartaya.

Pleno del Ayuntamiento de Cartaya.

El pleno del Ayuntamiento de Cartaya ha dado luz verde, con el voto favorable del Equipo de Gobierno (ICAR, PP y PA) y del grupo municipal de UPyD, y en contra de PSOE e IU, a la adjudicación definitiva de los servicios de abastecimiento de agua potable, alcantarillado y depuración de aguas y al de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos y Gestión del Punto Limpio en la localidad.

En el primer caso, la adjudicataria ha sido la empresa AquaCartaya, perteneciente al grupo Aqualia, por un periodo de 25 años y un importe de 8,4 millones de euros, de los que la empresa realizará un primer pago al Consistorio de 5.000.000 de euros a la firma del contrato, y un segundo pago en 2.014. De la cantidad total, la empresa destinará al menos 1,1 millones de euros a inversiones en las redes de abastecimiento, suministro y saneamiento de agua, a ejecutar en los próximos dos años.

Entre las condiciones que se han exigido a la adjudicataria se encuentran, además de nuevas inversiones, el que mantenga tarifas al menos un 10% por debajo de las de Giahsa durante los próximos dos años, lo que, según destacó el portavoz del Equipo de Gobierno, Gabriel Maestre, “garantiza que respetamos el compromiso adquirido con los ciudadanos de que a partir de enero de 2014 en Cartaya se va a pagar el agua un 10% más barata que los usuarios de la empresa pública, y que en 2015 se congelarán las tarifas”. En esta línea aportó el informe realizado por los servicios técnicos y el secretario municipal certificando este aspecto.

En el caso de la basura, se ha adjudicado el servicio de recogida y transporte de residuos, contenerización y gestión del Punto Limpio, por un periodo de 12 años y un precio de 1,2 millones de euros, a la empresa RECOLTE. El precio del recibo de basuras también experimentará una rebaja del 10% con respecto al de los usuarios de Giahsa por este concepto, debido a su cobro por parte del Servicio de Gestión Tributaria. Además, entre las condiciones que se han exigido a la adjudicataria se encuentra la adquisición de una nueva flota de 13 vehículos que supongan una mejora del servicio.

Para el primer teniente de alcalde, Carlos Pérez, que presidió el pleno ante la ausencia del primer edil, por motivos estrictamente familiares, “son condiciones sumamente ventajosas, ya que supone en total unos ingresos netos para este Ayuntamiento de casi 10 millones de euros, si le unimos los 1,3 millones de la adjudicación que por vía de emergencia se realizó el pasado mes de febrero, frente a los 6 millones de euros que se supone iba a obtener Cartaya de Giahsa por la capitalización del famoso canon que la empresa pública se comprometió a abonar por el alquiler de las redes durante los primeros 15 años, operación cuyo incumplimiento por parte de la empresa pública motivó la salida de Cartaya de la MAS”.

Este dinero, aseguró, “se destinará, sobre todo, a atender las necesidades de los ciudadanos y a acometer algunas inversiones que estos demandan y que no se han podido poner en marcha por la gravísima situación económica de las arcas municipales”. Además, “el Ayuntamiento podrá aliviar su elevadísima carga financiera y hacer frente, también, a la nómina de los trabajadores municipales, que será actualizada de inmediato”.

Señaló el portavoz del Equipo de Gobierno que otra de las ventajas de la adjudicación de estos servicios es que “a partir de ahora el precio de los mismos estará sujeto a lo que decida el pleno, que vela por los intereses de los cartayeros, no a lo que se decida en el seno de una mancomunidad de municipios en la que priman los intereses de los partidos políticos a nivel provincial”.

Para Maestre, se culmina de esta forma un procedimiento que desde el Equipo de Gobierno se considera “pulcro y ejemplar”, como demuestra, a su juicio, “el hecho de que la mancomunidad no ha podido paralizarlo por la vía judicial, a pesar de los intentos jurídicos realizados”.

La operación, en cambio, fue duramente criticada por los grupos municipales de PSOE e IU, que criticaron tanto el proceso, que calificaron de “pantomima” como el hecho de que no se haya atendido a las peticiones de la Plataforma Ciudadana “Cartaya Pública”, cuyos integrantes asistieron a la sesión plenaria, que solicitaba un referéndum al respecto y era partidaria de la municipalización de estos servicios. Ambos grupos hicieron hincapié en el coste que han supuesto las mesas de contratación del proceso de adjudicación, aspecto ante el que el portavoz municipal aseguró que “estas mesas no le han costado un céntimo al Ayuntamiento de Cartaya, puesto que ya iba recogido expresamente en el pliego de condiciones, que el coste de las mismas lo asumirían las empresas adjudicatarias, y así ha sido en todo momento”.

 

Compartir.

Leave A Reply