El comercio ambulante califica 2013 como “un año fatídico”

0

El comercio ambulante de la provincia de Huelva va a cerrar el año 2013 como “un año fatídico” debido al escaso nivel de ventas y tiene “pocas esperanzas” en que la situación mejore con la campaña navideña.

Así lo ha asegurado a Europa Press el presidente de la Asociación Provincial de Profesionales del Comercio Ambulante de Huelva, José Juan Ayora, quien ha destacado que, aunque las condiciones meteorológicas de estos días están siendo favorables, en los mercadillos “se compra poco y lo justo”.

Convencido de que 2013 ha sido “bastante peor” que el ejercicio anterior, ha remarcado que los comerciantes “salen a trabajar porque no les queda otra, pero apenas hay beneficios”.

El pago de las tasas municipales, a los proveedores, o el alto precio del combustible son algunas de las dificultades a las que se enfrenta el sector, que desde el comienzo de la crisis económica, intenta “mantenerse” y poder seguir con su actividad.

“Las ventas están por los suelos”, ha enfatizado el presidente de la Asociación Provincial de Profesionales del Comercio Ambulante de Huelva, el cual ha incidido en que las ventas siguen en una línea descendente y por tanto, la crisis ‘se asienta’ en el mercadillo debido al descenso del consumo.

Ante esto, ha señalado que incluso algunos comerciantes se plantean dejar la actividad porque “las pocas ventas no dan para tantos gastos”, a lo que ha añadido que en estas fechas, cercanas a la Navidad, muchas personas, sobre todo mujeres mayores, se acercaban para comprar algunos regalos.

 

No obstante, Ayora ha hecho hincapié en que son precisamente las personas mayores, pensionistas, quienes están ayudando a salir adelante a sus familias y “compran lo justo” cuando años anteriores “compraban para sus hijos o nietos”.

En esta misma línea, ha subrayado que esta caída de ventas se da en todos los mercadillos de Andalucía, ya que hasta en Málaga, afamada por la calidad y la afluencia a los mercados ambulantes, se notan los efectos de la crisis.

“Hay días que apenas se vende o que incluso no se vende nada”, según ha enfatizado Ayora, que ha recordado que el sector no cuenta con ningún tipo de subvención para el mantenimiento de su negocio.

Finalmente, cuestionado por si el sector plantea la realización de alguna campaña de dinamización de los ventas, ha dejado claro que es “imposible” invertir en el negocio cuando “estamos cargados de género que no se vende”, ha concluido.

Compartir.

Leave A Reply