Almonte acuerda su incorporación a Comunidad de Regantes ‘El Fresno’

0
De la Torre visita la obras.

De la Torre visita la obras.

El Ayuntamiento de Almonte ha ratificado su intención de formar parte de la Comunidad de Regantes de “El Fresno” y su apuesta por la ampliación de las redes de distribución de agua hasta la localidad, tras el voto unánime de los grupos municipales en el pleno del mes de enero. El concejal del Agricultura, José Joaquín de la Torre (PP) dio lectura al dictamen en el que expresó “la necesidad de ordenar el uso sostenible del agua por parte de la agricultura de regadío en el Espacio Natural de Doñana”.

Se aprobó la solicitud de incorporación a la Comunidad de Regantes; a que esta inicie los trámites oportunos para la ampliación territorial de su perímetro de riego en lo que al uso de agua superficial se refiere, hasta incluir las zonas agrícolas de regadío del término municipal de Almonte; así como facultar al alcalde para que inicie las gestiones oportunas a tal fin.

El alcalde de la localidad, José Antonio Domínguez Iglesias (PP), felicitó a la amplia representación del sector asistente al pleno, “que ha padecido durante dos décadas las consecuencias de la falta de ordenación en sus explotaciones, y escuchado de los políticos que gobernaban buenas palabras pero sin resultado alguno. Y mientras, invirtiendo en vuestros productos hasta conseguir ser una referencia a nivel mundial, y asegurando miles de puestos de trabajo en la zona”.

El primer edil recordó que el dictamen de la Comisión de Expertos (1992), ya citaba la agricultura como un sector esencial para el desarrollo económico en Doñana, y citaba “la necesidad de traer agua superficial, para lo cual el primer PDS adjuntaba una memoria de inversiones hídricas que jamás se ejecutaron”.

Añadió que, “con la decisión adoptada hoy, sin duda, la Comunidad de Regantes ‘El Fresno’ es más fuerte gracias a Almonte. Y en la misma medida, Almonte es mucho más fuerte gracias a su incorporación al Fresno. No puede olvidarse que las inversiones que se vayan a acometer se hacen por Doñana. Y el epicentro de la agricultura en Doñana está en Almonte, por lo que estaremos donde estén las infraestructuras”.

En esta línea, argumentó que “Almonte ha liderado la ordenación de los regadíos, hasta lograr que el Ministerio haya aprobado obras por 22 millones de euros para acercar los cinco hectómetros cúbicos hasta el Condado, y que la declaración de impacto ambiental se haya hecho con la celeridad que se precisaba. Todo ello tras obtener el acuerdo del resto de ayuntamientos”.

Por otra parte y según citó De la Torre, “este consenso alcanzado hoy no es para brindar con champán –en referencia al infructuoso brindis capitaneado por el ex alcalde Francisco Bella y efectuado el 25 de noviembre de 2010 en la reunión del Grupo de Trabajo de Desarrollo Sostenible del Consejo de Participación de Doñana-. Ahora iniciamos un largo camino por el que queremos dotar a Almonte de infraestructuras hidráulicas que lleguen hasta Matalagrana, con el fin de asegurar esta actividad económica y que los regadíos no continúen en precario”. El Ayuntamiento ya ha propuesto a la Junta la cesión de esta finca, tal y como está haciendo en otros puntos de la provincia, caso de Moguer.

“El agua no tiene color político y resulta fundamental en este territorio como sostén económico para miles de familias. Por esta razón hemos alcanzado este quórum a nivel local y con ayuntamientos de diferente signo político, defendiendo por encima de todo el interés de los ciudadanos”.

Plan de Regadíos

A tal efecto, De la Torre recordó cómo en 2007 tres consejerías de la Junta -Agricultura, Medio Ambiente y Obras Públicas- se comprometieron a elaborar el Plan Especial de Ordenación de la Zona de Regadíos ubicados al norte de la Corona Forestal de Doñana, documento que aún espera su aprobación definitiva. Por él, se regularía esta práctica agrícola en Almonte, Moguer, Lucena del Puerto, Bonares y Rociana del Condado.

En este sentido, el concejal se dirigió a los agricultores para recordar que “van a pelear por cada hectárea que se pueda incluir dentro del Plan”. Este recogería el uso del agua subterránea y superficial. En este último, es de vital importancia la Comunidad de Regantes “El Fresno”, que abarca en la actualidad 4.179 hectáreas de regadío dedicadas en su mayoría al fresón, en las que trabajan agricultores de los municipios de Moguer, Lucena y Bonares.

Ayuntamiento y Comunidad de Regantes tienen como objetivo común la consolidación de los regadíos en su zona de actuación. Esta ha solicitado a la Agencia Andaluza del Agua la ampliación del perímetro de riego a los términos de Lucena, Bonares y Rociana. La modernización de los regadíos supondrá un alivio para la demanda de agua subterránea, con consecuencias positivas para los humedales de Doñana.

 

Compartir.

Leave A Reply