Diputación atendió en 2013 a 13.000 onubenses en situación de emergencia social

1

La Diputación Provincial de Huelva, tras aprobar el pasado año un programa de emergencia social para ofrecer ayudas a familias en situación de vulnerabilidad social, ha atendido, a través de los servicios sociales comunitarios, a más de 13.000 personas de manera individual o familiar.

Según los datos facilitados a Europa Press desde la institución onubense, de estas 13.000 personas, más de 5.000 familias han acudido al economato Resurgir, ente con el que la Diputación colabora con una donación de 350.000 euros anuales. De igual forma, más de 300 familias han recibido ayuda económica familiar o de emergencia social.

En cuanto al servicio de Ayuda al Domicilio se han atendido a 3.476 personas, 838 de estas a través del decreto contra la exclusión social. En total se han generado 1.144 empleos de auxiliares y se han gestionado un millar de contratos por del programa de contratación del citado decreto.

A su vez, la Diputación está gestionando todas las ayudas para comedores de centros educativos y las ayudas de garantía alimentaria de manera directa para los municipios menores de 1.000 habitantes y también la institución está colaborando con los mayores para la gestión de este programa.

La finalidad de este programa extraordinario de emergencia social es facilitar recursos a familias con problemas socioeconómicos para evitar situaciones de exclusión social a través de un programa de cobertura de necesidades básicas que incluye la atención a las necesidades básicas de alimentación; las ayudas económicas familiares; el acceso al Economato Resurgir para las familias en situación de necesidad; la puesta en marcha del Plan Extraordinario de Empleo, para el que la Diputación va a destinar un millón de euros con carácter extraordinario, y la accesibilidad al Plan Andaluz en defensa de la Vivienda, ofreciendo asesoramiento técnico y legal y mediación ante las entidades financieras a aquellas personas que no puedan hacer frente al pago de sus hipotecas.

De igual modo, desde el área de Bienestar Social se están desarrollando programas y proyectos de prevención, promoción y desarrollo personal, identificando a los colectivos de población en situación de riesgo social, poniendo una especial incidencia en la población infantil y juvenil.

Para ello, se han puesto en marcha varios programas preventivos como talleres infantiles de educación en valores, talleres de coeducación, talleres formativos en materia de igualdad o campañas de sensibilización en servicios sociales, entre otros. Por último, el ente provincial está impulsando el desarrollo de la comunidad, siendo estas últimas actuaciones de solidaridad y crecimiento comunitario que se desarrollan a través de voluntariado, asociaciones y redes locales.

PLAN DE ACCIÓN SOCIAL

Por otro lado, cabe recordar que este programa de emergencia social forma parte del Plan de Acción Social de la Diputación, que fue presentado el pasado mes de junio y que estará vigente en el periodo de 2013-2015, organizado en cuatro ejes estratégicos como son la prevención, la atención y tratamiento, la inserción social y el citado programa de emergencia, y un quinto eje trasversal referido al fomento del asociacionismo, el voluntariado y la participación social.

Al completo, este plan beneficiará a más de 41.500 personas –distribuidas entre Servicios Sociales Comunitarios, Atención individual y grupal, Proyectos grupales, Drogodependencias e Igualdad–, y creará 2.971 empleos anuales directos e indirectos.

Durante la presentación, el presidente del ente provincial, Ignacio Caraballo, aseguró que nace con el objetivo de dar respuesta desde la institución provincial a las demandas y necesidades planteadas en la provincia en materia social y que tiene como punto de partida el estudio de pobreza realizado por el área de Bienestar Social presentado por la diputada del Área, Rocío Cárdenas, el cual determinó que “una cuarta parte de la población de Huelva está en situación de pobreza y exclusión social”.

Por ello, se puso en marcha este programa extraordinario desarrollado para paliar “este efecto demoledor” de la crisis económica actual, que “está creando un empobrecimiento de las familias hasta cotas que no son asumibles por la sociedad y que afecta, en términos de pobreza o riesgo de exclusión social, a un 25 por ciento de la población onubense”.

La inversión realizada para la puesta en funcionamiento del Plan de Acción Social supondrá un total de 33 millones de euros que se distribuyen en aportaciones por parte de las administraciones públicas de un 0,6 por ciento del Estado, un 68 por ciento de la Junta de Andalucía y un 31,4 por ciento de la Diputación de Huelva, cifras que, en palabras de Caraballo, son “muy elocuentes y hablan por sí solas de la implicación y de las prioridades que tiene cada una de las administraciones”, ya que suponen “una cuarta parte del presupuesto de la Diputación”.

Compartir.

1 comentario

  1. Lo facil, lo comodo, lo que no da problemas, lo que os mola, hacer de buenos samaritanos. Las carreteras de vuestra competencia , un desastre; abandonadas e infernales, y asi con todo lo que de verdad tendríais que hacer. Dar las subvenciones que carrespondan a quien correspondan y salir a la prensa con lo que de verdad os atañe.

Leave A Reply