Inauguran el museo al aire libre ‘Platero Es-cultura’ con una verbena ambientada en 1900

0

Este sábado por la tarde será una realidad el museo al aire libre denominado ‘Platero Es-cultura‘, dedicado a la figura del burrillo ‘Platero’ y que albergará la Plaza del Cabildo de Moguer (Huelva), con motivo de la celebración del ‘Año de Platero’ en 2014 por el centenario de la obra más universal del poeta moguereño Juan Ramón Jiménez.

La primera obra que formará parte de este museo se trata de una escultura de ‘Platero’ a tamaño real realizada en bronce con la que el artista sevillano Álvaro Flores ganó el concurso internacional de ideas convocado al efecto, y todo ello en el marco de una verbena popular al estilo de las que se celebraban en la localidad a principios del pasado siglo, fechas en las que Juan Ramón escribió este libro, según han informado a Europa Press desde el Ayuntamiento de la localidad.

Se trata de una de las numerosas actividades y propuestas que promueve y coordina la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, con la colaboración del Consistorio, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía.

Así, para crear ese ambiente, alumnos y alumnas de los centros escolares moguereños vestirán prendas y pondrán a la venta productos gastronómicos típicos del Moguer de la época, mientras que una banda de música ambientará el pueblo al modo en el que se celebraban estas fiestas populares. Asimismo el coro de la Asociación de Mujeres de Moguer ‘Zenobia’, con sus integrantes ataviadas también a la moda de los primeros años del pasado siglo, interpretarán varios temas musicados a partir de poemas originales de Juan Ramón.

El acto inaugural de la primera de las piezas de ‘Platero Es-Cultura’ tendrá lugar este sábado a las 17,30 horas, desarrollándose a continuación la verbena popular en la misma plaza del Cabildo, junto a la estatua de Juan Ramón que preside el espacio.

MÁS DATOS DE LA PRIMERA ESCULTURA

La obra ganadora, del escultor imaginero sevillano Álvaro Flores, representa a ‘Platero’ como un burro joven, alegre y libre, con un leve gesto en su cabeza que, según el artista, “lo dota también de humildad, docilidad y mansedumbre, condiciones todas ellas inseparables de la bondad”.

El realismo de la figura, que acentúa la fragilidad de sus patas o el cuidado del artista en el tratamiento de la expresión de la cara y del pelaje del burrillo, ha resultado esencial para la elección final del jurado, que ha destacado también la recreación del perfil del poeta que el autor consigue utilizando la cola del animal o la incorporación de elementos claramente juanramonianos como son una rama de naranjo y una mariposa.

Compartir.

Leave A Reply