Asaja-Huelva califica de ridícula la dotación para ayudas forestales de la Junta

0

La organización agraria Asaja-Huelva lamenta, tras conocer la resolución definitiva de las Subvenciones para la Gestión Sostenible del Medio Natural en su convocatoria de 2012, su insuficiencia y su total falta de utilidad teniendo en cuenta cómo están diseñadas y cómo han sido distribuidas en esta convocatoria. En este sentido, reclama un replanteamiento en su adjudicación dado que, por el desigual sistema de puntuación y la insuficiente verificación de las actuaciones objeto de la ayuda, ha quedado acreditado que, como sucedió con la convocatoria de 2008, no ha resultado efectiva.

Pero además, Asaja-Huelva considera una falta de respeto hacia el sector y hacia el conjunto de los solicitantes andaluces que la Junta convoque unas ayudas sin una dotación presupuestaria consecuente y real. En Huelva, de los 1.599 expedientes presentados, resulta desalentador que sólo 251 hayan recibido la aprobación de alguna o de todas las actuaciones incluidas en la convocatoria, lo que representa un escaso 16% del total de solicitudes. Pero más sangrante es que más de un millar restante, casi el 75% de las solicitudes tramitadas, hayan sido denegadas “por falta de disponibilidad presupuestaria”, según la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

¿Con cuánto presupuesto contaba realmente la convocatoria? ¿Para qué ofertan las ayudas si en realidad la administración no cuenta con dinero para responder? Asaja cree que la administración no debería emprender este tipo de actuaciones, que conllevan una gran inversión por parte de los propietarios forestales y un gran esfuerzo a la hora de tramitar el papeleo con la única finalidad de obtener réditos a nivel de imagen. Es sin duda, a su juicio, una terrible falta de consideración y una utilización mezquina de las expectativas de sus administrados.

Por otro lado, la tramitación de las ayudas se rige por el procedimiento de concurrencia competitiva, mediante el cual la concesión de las ayudas se realiza mediante la comparación de las solicitudes presentadas, y, de acuerdo con los criterios de valoración fijados, se adjudican aquellas que hayan obtenido mayor valoración en aplicación de los citados criterios mediante la asignación de puntos de priorización. En este sentido, Asaja-Huelva denuncia que, además de insuficientes y después de aguardar cuatro largos años hasta que se abriera de nuevo esta línea de ayudas, se vuelven a repetir los mismos errores de 2008, el último año en que se publicó la convocatoria, ya que, concebidas de esta forma, no cumplen con el espíritu y fin para el que son convocadas.

Asaja-Huelva considera que la Consejería del ramo no piensa en la gente que realmente hace los deberes, en los propietarios que sí invierten y cuidan sus fincas, pero que, paradójicamente, no son recompensados con las ayudas. En este sentido, denuncia que, a diferencia de la convocatoria de ayudas de 2008, en la de 2012 los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente no han visitado todas las fincas que han pedido acogerse a las mismas, lo que supone claramente un agravio comparativo que pone en tela de juicio si llegan a los propietarios que realmente más las necesitan. Si, según las bases reguladoras, varios de los criterios de puntuación dependen de las actuaciones propuestas por los solicitantes, Asaja-Huelva no entiende cómo es posible que se asignen sin ni siquiera comprobarlo in situ en las propias fincas. ¿Cómo se pueden asignar puntos de priorización dentro del proceso de instrucción de las ayudas sin visitar las fincas que las solicitan ni verificar si las actuaciones propuestas son viables o no?

La organización agraria cree, además, que con esta arbitrariedad en las concesiones de ayudas se pierde una gran oportunidad de generación de empleo para amortiguar la crisis en zonas de la provincia especialmente necesitadas, sobre todo en el medio rural, por la gran cantidad de mano de obra local que se hubiera podido contratar durante al menos, el plazo máximo de ejecución de las actuaciones subvencionables, sobre todo, teniendo en cuenta que es precisamente la administración autonómica la que pretende priorizar la creación de empleo en la tramitación de estas subvenciones.

Por todo ello, Asaja-Huelva desea transmitir su más completa contrariedad ante la actitud de la administración autonómica y su falta de rigor en la asignación de las mismas, y pide un replanteamiento de la concesión dado que, por la escasa concesión y desigual distribución de las mismas, ha quedado acreditado que no son efectivas. La Junta debería observar que, dado que el número de expedientes solicitados en la provincia de Huelva ha aumentado en Huelva respecto a 2008, se demuestra y confirma la necesidad de una inversión real y proporcionada en el sector forestal onubense.

Aun así Asaja reconoce que uno de los mayores porcentajes de presupuesto destinados para estas ayudas ha recaído sobre Huelva, pero esto se debe a que es la provincia de Andalucía con mayor superficie forestal y por tanto en la que más expedientes se presentan.

 

 

Compartir.

Leave A Reply